El Renault Kadjar sufre un ligero restyling, complementado con mejores acabados en el interior y una gama de motores más eficiente.

El Renault Kadjar, uno de los SUV más populares del mercado, será renovado de cara al 2019. El todocamino francés recibe un discreto cambio en su diseño, que vendrá acompañado por un habitáculo más cómodo, mejores acabados y, sobre todo, una gama de motores más eficiente.

Interior: mayor calidad percibida

El nuevo Renault kadjar luce un interior con mejores acabados, que se distingue del antiguo kadjar por su mayor calidad percibida. Destaca el uso de materiales acabados en cromo satinado, la retroiluminación en diversos mandos y unos nuevos asientos más ergonómicos (ofrece más espuma, un mayor ajuste longitudinal y unas orejas más firmes) con tapicería de contraste.

Renault Kadjar

Motorizaciones gasolina y diésel más eficientes

Con el objetivo de cumplir con la nueva normativa de homologación WLTP, Renault ha refinado su gama de motores para este nuevo Kadjar. La gama de propulsores del SUV mediano ha mejorado su consumo y nivel de emisiones. Así está conformado la gama de motorizaciones del nuevo Kadjar:

Renault Kadjar

  • Motor 1.3 TCe: este motor de gasolina y cuatro cilindros está disponible en dos versiones de potencia: 140 CV y 160 CV. Ambas opciones ofrecen una caja de cambios manual y otra automática de doble embrague Este propulsor ha sido construido con la colaboración de Daimler (Mercedes-Benz) y ya lo utilizan modelos como los Renault Captur, Scenic y Megane o el Mercedes Clase A.
  • Blue dCi 115 y 150: este propulsor diésel también está disponible con dos opciones de potencia: 115 CV y 150 CV. Ambas variantes han ganado potencia respecto a los motores a los que sustituyen: 5 CV en el caso del primero y 20 CV en el caso del segundo. Además, este motor utiliza una tecnología de reducción catalítica selectiva (SCR), que reduce sus niveles de emisiones contaminantes.

Tracción 4×4: preparado para todos los terrenos

Renault Kadjar

El sistema de tracción integral del nuevo Renault Kadjar está adaptado para todo tipo de terrenos. Está disponible con tres modos de conducción:

  • 2WD (tracción delantera): en este modo de funcionamiento el coche solo manda fuerza a las ruedas delanteras, lo que permite ahorrar combustible. Es el más usado en carretera.
  • Auto: el sistema reparte par motor de forma automática entre los ejes delantero y trasero, pudiendo desviar hasta un 50 % del mismo a las ruedas traseras. Este modo permite que el sistema reaccione ante una posible pérdida de potencia por deslizamiento, de manera que el coche no pierde tracción en ningún momento.
  • Lock: un modo destinado exclusivamente para una conducción off-road. En este caso el reparto de potencia entre las ruedas delanteras y traseras está fijado en una proporción 50:50, siempre y cuando circulemos por debajo de 40 km/h.

Renault Kadjar