Renault EZ-ULTIMO: el futuro de la movilidad premium según Renault

Renault completa su trilogía de prototipos robotizados con el Renault EZ-ULTIMO, una superberlina de lujo eléctrica, conectada y autónoma.

El Renault EZ-ULTIMO es el tercer prototipo de la saga de vehículos robotizados con los que Renault imagina la movilidad del futuro. El primero fue el Renault EZ-GO, un concept pensado para la movilidad urbana compartida. El segundo, el Renault EZ-PRO, todo un especialista para el reparto. Ahora llega el EZ-ULTIMO, la propuesta para cambiar la experiencia en los viajes por carretera.

Como vehículo robotizado, el EZ-ULTIMO es un coche autónomo y conectado. Y tratándose de Renault y de un concept-car de futuro, no podíamos esperar otra cosa que un sistema de propulsión cien por cien eléctrico. Ojo a sus dimensiones, porque es más grande incluso de lo que perece. Su longitud es de 5,7 metros, con 2,20 metros de anchura. Proporcionalmente resulta muy bajo, con apenas 1,35 metros de altura. La distancia entre ejes es descomunal: 3,88 metros.

Renault EZ-ULTIMO

Renault EZ-ULTIMO

Para asegurar la maniobrabilidad y la agilidad de un coche tan grande, el Renault EZ-ULTIMO cuenta con dirección a las cuatro ruedas 4Control, que Renault ya utiliza en algunos modelos de su gama. El peso total se queda en 1800 kg, que no es tanto si tenemos en cuenta su tamaño, y que estamos ante un coche eléctrico, con lo que ello conlleva en cuanto a las baterías. La tracción es a las ruedas delanteras.

La solución ideal para servicios de movilidad premium

Entre las propuestas que Renault tiene en mente para un coche de este tipo se encuentran experiencias premium únicas. Así, el EZ-ULTIMO sería un coche ideal para los servicios que ofrecen empresas especializadas como hoteles de lujo o compañías aéreas. También para operadores de servicios de movilidad como empresas de alquiler de limusinas o VTC.

Renault EZ-ULTIMO

Su condición de coche autónomo de nivel 4, según las categorías de coches autónomos definidas por SAE Internacional, implica que el EZ-ULTIMO puede no solo controlar la distancia con el vehículo que circula delante, sino también cambiar de carril, adelantar e incluso girar en una intersección de forma autónoma. Y puede hacerlo tanto en ciudad como en un trayecto extraurbano, siempre y cuando la zona por la que circule esté cartografiada y el coche pueda conectarse a las infraestructuras de la vía, como semáforos, peajes, etc.

Renault EZ-ULTIMO

Entre las características principales del EZ-ULTIMO merece la pena destacara la forma de apertura de la enorme puerta lateral para facilitar el acceso al habitáculo, sin necesidad de pilar central. Ya en el interior, los pasajeros disfrutan de la libertad de espacio que permite el suelo plano, de la luminosidad que permite el enorme techo panorámico y la amplia superficie acristalada, y de un ambiente de estilo retro (con materiales como el mármol o el terciopelo y la madera de nogal), en homenaje a los 120 años de la marca.

Galería de imágenes Renault EZ-ULTIMO