Renault EZ-GO: el “coche robot” para las ciudades del futuro

Si en el futuro la movilidad urbana para por disfrutar de coches como el Renault EZ-GO, estamos de enhorabuena: autónomo, eléctrico, conectado, inteligente… y según la marca, asequible.

Se llama Renault EZ-GO, y es uno de los prototipos más espectaculares que se han presentado este año en el Salón de Ginebra. Y no por su diseño, tampoco por sus prestaciones. Más bien por lo que supone. Más que un coche, el Renault EZ-GO es todo un concepto en sí. Es la forma en la que Renault entiende la movilidad del futuro en las grandes ciudades, aplicando toda la tecnología a su alcance.

Eléctrico y autónomo

El Renault EZ-GO no tiene volante. Ni puesto de conducción. No lo necesitas. No se trata de un coche que puedas comprar, sino de un sistema de transporte que compartirás con otros usuarios. Mide 5,20 metros de longitud, 2,20 metros de anchura y 1,60 metros de altura, con una distancia entre ejes de 3,80 metros. Su peso total es de 1.700 kg, de los cuales 300 corresponden a las baterías alojadas en el piso, que alimentan el motor eléctrico que mueve las ruedas posteriores.

renault ez go

Con un diseño que no desentonaría en cualquier película de ciencia ficción, el EZ-GO está fabricado sobre una plataforma específica pensada para la propulsión eléctrica. Renault adelanta que el EZ-GO es el primer concept-car de una nueva familia de prototipos que se presentará a lo largo del año 2018, utilizando esta misma base.

Tiene sistema 4CONTROL con cuatro ruedas directrices para maniobrar por la ciudad como su tuviera un par de metros menos. La suspensión activa está preparada para “tragarse” hasta los ralentizadores de velocidad más pronunciados sin que los pasajeros acusen el más mínimo traqueteo en el interior. Y, cómo no, está preparado para la conducción autónoma.

 

 

Hasta seis pasajeros, máxima conectividad

El diseño de su luminosa carrocería aporta muchas novedades interesantes en un coche pensado para un uso compartido. Así, el Renault EZ-GO carece de puertas convencionales. El acceso al amplio habitáculo con espacio para seis ocupantes ubicados en plazas tipo sofá en forma de U se realiza por la parte frontal. El vehículo se detiene en la estación correspondiente, y la plataforma se sitúa al nivel del piso. Esto facilita el acceso, por ejemplo, de personas con movilidad reducida.

renault ez go

Ten en cuenta que el Renault EZ-GO no es un coche pensado para ser vendido a particulares, sino una solución de movilidad bajo demanda. En otras palabras: lo que conocemos como car-sharing, o servicio de coche compartido. Coches como el EZ-GO podrían reservarse desde una aplicación móvil o directamente en las estaciones repartidas por la ciudad, como parte de un servicio que podrían prestar tanto empresas privadas como públicas.

renault ez go

Otro aspecto que contempla Renault con el EZ-GO es el de la seguridad. Con un nivel 4 de conducción autónoma, el EZ-GO puede desplazarse por la ciudad a una velocidad máxima autolimitada de 50 km/h, manteniendo la distancia con el resto de vehículos, cambiando de carril si es necesario, girando solo en las intersecciones o incluso reaccionando ante posibles imprevistos gracias a su conectividad con un centro de supervisión que proporciona información constante.

renault ez go

¿Y la convivencia con los peatones? Pues Renault la asegura con los habituales sistemas de frenado autónomo de emergencia, además de contar con mensajes en las bandas luminosas del vehículo capaces de indicar a los peatones si pueden cruzar la calle. El EZ-GO también emite sonidos para alertar a peatones o ciclistas de su presencia.

renault ez go

Los pasajeros, que pueden incluso elegir su plaza en el EZ-GO a la hora de formalizar su reserva, cuentan con conectividad wifi a bordo, y con sistemas de recarga por inducción para sus dispositivos móviles. El servicio contempla incluso la posibilidad de ofrecer vehículos distintos según la tipología de los pasajeros. Esto permite, por ejemplo, utilizar “lanzaderas” EZ-GO sólo para turistas de visita por la ciudad, o de forma exclusiva una reserva para un grupo de pasajeros (familia o amigos) que se dirige a un destino común.