El gobierno británico negocia la creación de un modo de “conducción segura” para dispositivos móviles; tendría una aplicación similar al “modo avión”.

El gobierno británico mantendrá reuniones informales con las principales compañías de telefonía móvil para crear un modo de “conducción segura” para los futuros móviles. Además de esta medida, el departamento de transporte anglosajón introducirá un régimen de multas más estricto ante el uso de teléfonos móviles al volante.

El gobierno británico podría plantear un modo de “conducción segura” que fuera menos restrictivo que el “modo avión”, permitiendo llamadas de emergencia pero bloqueando el resto de avisos y notificaciones entrantes. No obstante, el departamento de transporte no ha especificado el contenido que tendría este modo de “conducción segura” en su comunicado.

El ministro de transporte Lord Ahmad ha afirmado que durante las reuniones “se considerarán los modos de conducción segura y otras aplicaciones prácticas que limiten el uso de teléfonos móviles mientras se conduce”

Esto mismo ocurrió hace unos meses en Estados Unidos cuando la Administración Nacional de Seguridad Vial emitía un comunicado muy similar en favor del susodicho modo de conducción segura.

Por otro lado, un portavoz del ministerio de transporte británico ha asegurado que aumentarán el régimen de multas en este apartado.

“Estamos decididos a acabar con el uso de teléfonos móviles al volante. Nuestros planes de duplicar las sanciones ante este grave delito deberían ser un fuerte elemento disuasivo. Continuaremos investigando que más se puede hacer para abordar este delito”.

Por el momento, el gobierno británico no va a prohibir que la señal llegue al teléfono móvil de sus conductores, pero el nuevo régimen de multas ya está en marcha.