Yae Yong viajó con su scotter de 110cc y 8cv desde Seúl hasta Alemania para pilotar su moto en el mítico circuito de Nurburgring.

Visitar el circuito de Nurburgring es uno de esos planes que todo amante del motor desea hacer antes morir. Y como demuestra este hombre, con determinación y esfuerzo todo se puede conseguir en esta vida. Los más de 18,000 kilómetros que separan a Seúl del circuito de Nurburgring en Alemania y un medio de transporte precario no fueron impedimento para que Jae Jong diese dos vueltas al circuito en su Honda Super Cub Scotter de 100cc y 8 caballos de potencia.

 

Durante los 100 días de viaje, Lee atravesó Asía, Rusia y Europa parando cada 150 kilómetros para rellenar el depósito de 4 litros de su moto.

 

Una vez en Nurburgring tuvo la suerte de dar una vuelta como copiloto a bordo de un Seat León Cupra preparado. No parece posible encontrar a muchos pasajeros más emocionados y agradecidos que él al montar en un coche de carreras a lo largo del “Infierno Verde”.

Para ver más fotos y detalles de este increíble viaje visitad la cuenta de Instagram de Jae Yeong.