Madrid cuenta con un ojo que todo lo ve: el nuevo radar en la Avenida de la Ilustración abarca mayor radio de acción que el que sustituye

Desde ayer, Madrid cuenta con un nuevo radar instalado en la la concurrida Avenida de la Ilustración y que forma parte del trazado de la autopista de circunvalación M-30 Avenida.

Un cinemómetro que controla y sanciona a los vehículos que circulan por encima de la velocidad máxima establecida para la zona de 90 kilómetros por hora, independientemente del carril por donde transite el coche.

Tras haber estado funcionando en modo de pruebas durante los últimos dos meses, enviando a título informativo las infracciones detectadas en los meses de agosto y septiembre, la Dirección General de Gestión y Vigilancia de la Circulación del Ayuntamiento de Madrid ha dado por finalizado esta fase y desde este pasado lunes 7 de octubre han empezado a gestionarse la multas de tráfico detectadas por exceso velocidad.

El radar que abarca hasta cuatro carriles

La particularidad de este radar es que monitoriza todo el espacio transitado de la calzada principal, habiendo hasta cuatro carriles regulados con una velocidad máxima de 90 km/h.

Está ubicado en el mismo punto kilométrico que el que sustituye, el pk.27 en sentido A5, A42, M40 dirección A6, y que estuvo en funcionamiento hasta 2018 cuando, debido a un siniestro, quedó inoperativo.

El anterior solo analizaba uno de los carriles y solo podía detectar una infracción en dicho carril.

El nuevo radar de la Avenida de la Ilustración es más complejo y activo que su antecesor gracias a disponer de la tecnología suficiente para controlar el tráfico y la velocidad de los coches que circulan por cualquiera de los cuatro carriles principales.

Un dispositivo que viene a aumentar la vigilancia y estrechar el cerco a quienes circulan por encima de la velocidad máxima en cualquiera de las vías de Madrid.

Los nuevos radares de Madrid

En los últimos meses vivimos una actualización de la lista de radares activos en Madrid.

De hecho, en abril, se sustituía el radar fijo de pórtico en la Autovía de Extremadura por el un cinemómetro de tramo.

Un radar, el de la A5 que, solo entre los meses de abril a julio, denunció 23.293 vehículos por superar la velocidad media permitida de 70 km/h ya que, a diferencia del radar de la Avenida de la Ilustricación, el del Barrio de Batán, el tiempo invertido en recorrer los 1.750 metros monitorizados estableciendo así la velocidad media y que, por ello, se ha convertido en uno de los radares que más multan en toda España.