Casi 50.000 euros menos que un Taycan Turbo es lo que cuesta la nueva versión de acceso a la gama del deportivo eléctrico de Porsche, el Taycan 4S.

El Porsche Taycan ha llegado haciendo mucho ruido con las versiones Turbo y Turbo S (aquí puedes ver sus diferencias), los récords en Nürburgring… y ahora toca ampliar la gama. Para ello, el fabricante alemán presenta ahora el nuevo Porsche Taycan 4S, que se desdobla en dos versiones en función de la batería utilizada: el Performance y el Performance Plus.

Lo primero a tener en cuenta al hablar del nuevo Porsche Taycan 4S es el precio. Porque casi 50.000 euros menos que el Porsche Taycan Turbo es mucho dinero, y abre las puertas al mundo eléctrico de Porsche a clientes que poco podían elegir más allá del Tesla Model S, que sería el rival más directo de esta nueva versión del Taycan.

El precio de salida del Porsche Taycan 4S parte desde 108.337 euros, muy por debajo de los casi 157.000 que cuesta el Taycan Turbo.

Dos baterías, dos niveles de potencia y distinta autonomía

¿Qué te llevas por ese precio? Pues un coche que sigue contando con dos motores eléctricos, uno para mover las ruedas del eje delantero y otro las del trasero. Pero la potencia se queda aquí en “sólo” 390 kW (530 CV) para el 4S Performance, que tiene una batería de 79,2 kWh. Con la misma batería del Taycan Turbo, que alcanza los 93,4 kWh, el 4S Performance Plus llega a los 420 kW (571 CV).

La autonomía en el primer caso es de 407 km, y de 463 km con la batería de mayor capacidad, según el ciclo WLTP. Donde no hay diferencia es en la prestaciones de estas dos versiones: ambas anuncian una aceleración de 0 a 100 km/h en 4 segundos, con la velocidad máxima limitada a 250 km/h.

El Taycan 4S Performance Plus se convierte así en el Porsche Taycan con más autonomía, si lo comparamos con los 450 km que anuncia el todopoderoso Taycan Turbo, con sus 751 CV de potencia y más de 1.000 Nm de par.

Frente al Turbo, el Taycan 4S se diferencia estéticamente por el diseño del paragolpes delantero, el difusor y los estribos laterales, además de contar con unas llantas de aleación de 19 pulgadas específicas de esta versión. En el equipamiento de serie no falta la suspensión neumática adaptativa con amortiguación controlada electrónicamente, o los faros LED con el sistema dinámico Porsche Dynamic Light System.