Desde la implantación del carné por puntos, la reducción del saldo es una de las preocupaciones de los conductores y, por ello, conviene repasar qué multas quitan más puntos

La infracción de alguna norma o la conducción irregular no siempre implica reducir el saldo de puntos del carné. No todas las sanciones de tráfico van asociadas a la pérdida de puntos, solo algunas infracciones restan puntos.

Además, desde el día 2 de marzo de este año, se recogen nuevos delitos que pueden suponer pena de cárcel con lo que las sanciones se endurecen aún más para las peores multas de tráfico.

Las multas que más puntos restan

Desde 2 a 6, pasando por 3 ó 4 puntos menos son las cantidades que pueden restarse al carné, siendo un máximo de 8 los puntos quitados en un mismo día, salvo que, entre las expedidas, se encuentren una o más descritas como muy graves.

Igualmente, la pérdida de puntos se lleva a cabo cuando la sanción en firme pasa a vía administrativa, entonces se descontarán automáticamente y quedará anotada simultáneamente en el Registro de Conductores e Infractores.

A continuación, recogemos las infracciones que mayor cuantía reducen al saldo de puntos, todas ellas restan seis puntos al carné.

Exceso de velocidad

limite de velocidadCircular por encima de los límites establecidos puede suponer desde una sanción económica sin mayores repercusiones, hasta una multa monetaria junto con la resta de puntos que, dependiendo de la gravedad, puede ir acompañada de una denuncia por cometer un delito recogido y castigado por el Código Penal.

Como se recoge en el siguiente cuadro de excesos de velocidad de la DGT, los excesos de velocidad castigados con el descuento de seis puntos depende de las vías y los límites establecidos.

Conducción bajo los efectos de las drogas o análogos

Los accidentes causados por conductores afectados por el consumo de estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes u otras sustancias de efectos similares suponen una lacra social.

Para evitar que se dé esta desgraciada conducta, la administración persigue y castiga con multas de 1.000 euros y los seis puntos ya citados a quienes conducen habiendo consumido sustancias prohibidas.

Conducción con una tasa de alcohol superior a la reglamentariamente establecida

Se considera superado el valor reglamentario establecido cuando los datos obtenidos en los test suponen más de 0,50 mg/l en aire espirado, y, para el caso de los conductores profesionales o de las personas cuyo permiso fuese expedido con menos de dos años de antigüedad, en más de 0,30 mg/l.

Estas multas conllevan una sanción económica de 500 euros, que ascenderán a 1.000 en el caso de que el conductor haya sido sancionado por los mismos motivos en un periodo inferior a un año o si conduce mostrando una cuantía que supere el doble de la permitida.

Negación a someterse a un test de alcohol, drogras u otras sustancias

controles de alcoholemia y drogasEn caso de que la autoridad competente lo estime, es obligatorio la realización de los test para detectar la presencia de sustancias prohibidas durante la conducción o de conducir superando los niveles máximos permitidos de alcohol.

En el peor de los casos, la sanción judicial podría conllevar una pena de cárcel de entre seis meses y un año y la retirada del carné por un periodo de hasta cuatro años.

Conducción negligente

Ya sea por conducir de forma temeraria, hacerlo en sentido contrario o por formar o participar en carreras ilegales, de cualquiera de estas maneras, se restarán el máximo de puntos sancionable: seis.

Además, según el tipo de delito, podría aplicarse pena de cárcel.

Utilización de dispositivos que avisen o inhabiliten radares de velocidad

Radares fijos que mas multanCircular con instrumentos que permitan la detección o alteración de radares de velocidad está penada con seis puntos del carné. Además se considera una infracción muy grave, la cual se sanciona con 6.000 € para el propietario del coche y de una multa de 1.200 para el taller instalador del dispositivo.

Modificar el tacógrafo o el limitador de la velocidad vehículos de transporte terrestre

Alterar, en cualquiera de sus formas, el registro de la actividad de un vehículo destinado al transporte de mercancías o personas, del cual el encargado es el tacógrafo, o del limitador de velocidad máxima de uno de este tipo de vehículos, es un delito.

La alteración del tacógrafo o del asistente electrónico de limitación de velocidad máxima de un vehículo terrestre de transporte está sancionado con la máxima cuantía de puntos sancionable para el conductor del mismo camión o autobús.