GT-R Track edition vs BMW M5 vs 911 S Turbo

Participar en un Track Day es una de las mejores experiencias para los que disfrutan conduciendo y quieren poner a prueba sus capacidades.

Si eres de los que por las venas tiene gasolina en vez de sangre y el mejor momento de la semana es cuando subes a una carretera de montaña con tu coche, sabrás perfectamente lo que es un Track Day. Como su propio nombre indica, se trata de entrar con un coche a circuito sin necesidad de ser un piloto profesional pagando una tarifa por poder usar el trazado.

Los track days surgieron en Reino Unido para que los entusiastas del mundo del motor pudieran poner a prueba su conducción y los límites de sus propios coches dentro de un lugar seguro y controlado diseñado para circular a altas velocidades.

Meterte en un tandas de circuito es algo perfecto si quieres desfogarte y mejorar tus capacidades de conducción. La carretera no es un circuito, por lo que si quieres correr sin preocupaciones ni miedo a multas, apuntarte a una tanda libre en un circuito es la decisión correcta.

Esta es la oportunidad de sentirte piloto por un día, siendo tú el que pones los límites por unas horas.

Quién organiza un Track Day

Si quieres saber si tienes buenas manos, si conoces tus límites y además quieres comprobar cómo reacciona un coche ante situaciones extremas, el circuito es el lugar indicado.

Puedes estar tranquilos, puesto que tenemos cultura de automovilismo y varios circuitos de España (Jarama, Castellolí, Kotarr, Barcelona, Albacete…) que tienen fechas reservados para Track Days y normalmente en fin de semana.

Suelen ser empresas ajenas a los circuitos, marcas como Audi y su Driving Experience al que Top10Motor estuvo invitado y ya te contamos la experiencia, promotores u organizadores externos, que realizan la reserva de las fechas y se encargan de la organización de las tandas privadas en circuito desde su promoción, inscripción y realización.

Cómo se forman los grupos de participantes de los Track Days

Foto: Divex Motor

Además, una de los grandes puntos positivos que tienen los Track Days es el “buen rollo” que hay en el evento. Como en la mayoría de quedadas de coches, puede que encuentres gente con el mismo coche que tú y la gente suele estar dispuesta a ayudar y ser ayudada.

Pese a que normalmente la mayoría de los participantes son aficionados sí que puede haber grandes diferencias entre los conductores, gente experimentada en circuito o «novatos», algo que se refleja rápidamente en la pista. Además, la organización del evento divide a los participantes en grupos teniendo en cuenta las características de los coches con los que se inscriben con el fin de igualar al máximo posible las prestaciones de los diferentes grupos con el fin de no molestar ni ser molestado.

Con qué coche entro

Foto: Divex Motor

Una vez que hayas escogido el trazado donde quieres rodar, el siguiente paso es elegir con qué lo vas a hacer. No hay nada escrito sobre esto, puesto que puedes meterte prácticamente con cualquier cosa que tenga cuatro ruedas. Sin embargo, hay cuatro opciones diferentes, desde entrar con tu coche de diario hasta preparar tú uno o alquilar vehículos especialmente destinados a estos eventos.

Por lo tanto, un Track Day se puede convertir en un plan de fin de semana inmejorable: te divertirás como un niño, mejorarás tus aptitudes de conducción y conocerás a gente. Por lo tanto, te animamos a que lo hagas y pruebes la experiencia, puesto que no tenemos duda de que te encantará.