Prueba Skoda Spaceback: una compra inteligente

Ponemos a prueba el Skoda Spaceback para analizar uno de los compactos más interesantes que hay en el mercado. Una opción sencilla, pero con muchos recursos para sobresalir.

Adentrarse en el segmento de compactos es tener en el subconsciente auténticos “cocos” del mercado automovilístico. Los Golf, Focus, León, Megane, 308, Astra y Auris copan las ventas de un segmento que ronda el 20% de la cuota de mercado en España. Es por eso que la competencia debe buscarse las habichuelas para encontrar su espacio y captar al público en base a precio atractivo, diseño diferenciador, utilidad y amplitud de gama.

No vamos a decir que todo ello se acumula en el Skoda Spaceback, la propuesta de la marca para aquellos a los que un Fabia se les queda pequeño, sin llegar a ser el Spaceback un compacto “al uso”. Pero sí os adelantamos que la gama del compacto checo tiene opciones a tener en cuenta antes de decidirnos a comparar coche nuevo. Entre ellas destaca nuestra unidad de pruebas, un Spaceback 1.0 TSI de 95 CV con cambio automático DSG de 7 velocidades que nos ha sorprendido gratamente. Veamos porqué.

skoda spaceback

Skoda Spaceback Ambition 1.0 TSI 95 CV DSG 7 vel.

La versión del Skoda Spaceback que hemos utilizados en nuestra prueba es el 1.0 TSI de 95 CV con cambio automático de 7 velocidades y acabado Ambition. Una unidad que está en el mercado, sin absolutamente ningún extra, a partir de 14.430€. Una cifra nada desorbitada para un tricilíndrico gasolina que consume de forma moderada, tiene un aspecto sobrio y se comporta de maravilla para el uso cotidiano.

Una vez dentro del Spaceback descubrimos un habitáculo sencillo pero inteligente, quizá el apelativo con el que mejor podemos describir al compacto de Skoda. Cabe reconocer que nuestro coche tenía como equipamiento extra elementos como el techo panorámico, volante de cuero multifunción, equipo de navegación o compartimentos para objetos que suben el precio final hasta 19.615€ (incluidos 7.030€ del descuento promocional de Skoda). Pero, en líneas generales, nos encontramos ante un coche bien resuelto, con un interior cómodo y buenos acabados que, a pesar de abusar de los plásticos duros, no te van a disgustar a primera vista y tampoco al tacto.

skoda spaceback

La habitabilidad y utilidad del vehículo también se merece un notable alto. Hablamos de un compacto con “asterisco”, puesto que a diferencia de los compactos del grupo VAG no utiliza la plataforma MQB. Es, en esencia, un Rapid con carrocería 5 puertas que comparte muchos elementos con la plataforma que utilizaba la anterior generación del Volkswagen Polo, con unos centímetros de más.  En definitiva, un poco más que el Fabia y un bastante menos que el Octavia. Y esto, ¿qué quiere decir? Pues que tenemos unas plazas traseras con generosidad de espacio, aunque un pelo cortas respecto a la competencia a nivel de anchura. Eso sí, contamos con un maletero sobresaliente que se va hasta los 415 litros y que lleva rueda de repuesto incorporada.

Mención aparte para los huecos inteligentes que Skoda ha incluido por todo el Spaceback. Módulo para monedas, llaves y tarjeta bajo la pantalla de la consola central, hueco con paraguas bajo el asiento del copiloto, apoyabrazos trasero con huecos para bebidas, mini-papelera en la puerta del copiloto o los espacios independientes en el maletero para los objetos más pequeños.

skoda spaceback

Al volante del Skoda Spaceback

Al volante, el comportamiento del Skoda Spaceback demuestra que es una opción muy seria dentro de su categoría. No a nivel dinámico, donde compite con coches con bastidores más sofisticados y un tacto podemos decir más “sólido”, de coche más grande. Pero sí gracias a una relación calidad precio destacada que cubre las necesidades del día a día y aporta un consumo contenido.

Los 95 CV de nuestra unidad de pruebas son suficientes para el Spaceback. El cambio DSG de 7 velocidades puede ser su complemento más acertado… si lo manejas de forma adecuada. Y es que hay veces que deja la sensación de abusar de desarrollos excesivamente cortos, y si le dejamos hacer en modo ‘D’ nos encontramos en cuarta o quinta con demasiada rapidez, dando sensación de ahogo en ciertas situaciones y penalizando el consumo final.

skoda spaceback

Sin embargo, poniendo la palanca de cambios en modo ‘S’ la distribución de potencia se hace más dinámica. De esta forma, los cambios de marcha se producen de una manera que permite al coche ganar soltura y capacidad de reacción para recuperar. Igual sucede poniendo la palanca de cambios en modo manual. El cambio secuencial funciona a la perfección y manejando el cambio de forma manual puedes mantener el motor a un mayor régimen de vueltas para adelantamientos y otros momentos puntuales.

Con todo, el Spaceback no nos ha disgustado en absoluto moviéndonos tanto en ciudad como en carretera. No es un coche especialmente dinámico pero sí fácil de conducir, cómodo, sin apenas ruidos y con un motor que ha respondido con agilidad en todas las situaciones. Además, el consumo de esta unidad de tres cilindros gasolina, se ha quedado en poco más de 6 litros dentro de ciudad y rondando los 5 en carretera. Eso sí, con llantas de 17”. No es un mechero cuando toca sacar partido a toda su potencia, pero tiene un consumo contenido y muy razonable para un gasolina automático de 95 CV.

¿Datos suficientes para posicionarse entre todos los compactos del mercado? Veamos…

skoda spaceback

Los rivales del Skoda Spaceback

Por nivel de ventas, los compactos que reinan en el mercado son inalcanzables para el Skoda Spaceback. Hablamos de los Golf, Megane, Focus, León, Astra, 308, Auris, etc. etc. etc. pero su cuota de mercado es interesante para Skoda y ya roza las 1.000 unidades matriculadas en el arranque de año, con 757 a 1 de abril. Siendo el cuarto vehículo en ventas de la marca, por detrás de Fabia, Octavia y Superb.

Es por eso que Skoda mantiene unos generosos descuentos para hacer más atractivo este Spaceback. Como ya hemos dicho, esta versión de 95 CV gasolina con cambio DSG la tenemos, sin extras, a partir de los 14.430€. Un precio que incluye la campaña de descuentos de Skoda y un descuento extra sujeto a la financiación del vehículo. Campaña recomendable, puesto que el precio oficial, sin descuentos, es de 21.460€.

skoda spaceback

Para nuestra comparativa vamos a utilizar la versión TSI de 95 CV, pero con cambio manual de 5 velocidades. De esta forma, partimos de un precio base más bajo (12.790€) y nos guardamos esos 1.700€ de ahorro para algunos extras más que interesantes para redondear el Spaceback. Nosotros nos decantamos por el Pack Emotion de techo panorámico y su sistema de navegación, el Front Assist con frenada automática de emergencia y los sensores de aparcamiento traseros que en total suman 1.965€ y dejan nuestro Skoda Spaceback Ambition TSI de 95CV a un precio, sumamente competitivo, de 14.755€.

Elegido nuestro Spaceback de referencia, vamos a redondear la horquilla de precios hasta los 15.000€. Y, ¿qué nos podemos encontrar por ese precio en el mercado? Os dejamos una pequeña comparativa con pros y contras respecto a otros compactos.

skoda spaceback

Ford Focus, Renault Megane, Seat León, etc. – Por precio, el Spaceback no tiene rival entre los ‘jefazos’ del sector compacto. Su precio de salida es inigualable y el equipamiento que hemos elegido le hace ser muy competitivo y permite ahorrarse unos miles de euros a cambio de tener un vehículo tan inteligente como el compacto checo.

Citroen C4 Cactus – El atrevido diseño del compacto francés es un factor clave, para bien o para mal. Además, para alcanzar al Spaceback nos tenemos que ir a la versión de acceso a la gama, un C4 Cactus PureTech en acabado Live con 82 CV, por 14.900€. Es decir, menos equipamiento y menos potencia con un precio más elevado.

Fiat Tipo – El compacto del grupo Fiat ofrece una versión gasolina de 95 CV que se mantiene a la par que el Sapceback en cuanto a prestaciones. ¿El problema? Que partimos de los 15.710€ y si queremos algún extra, se nos va el presupuesto.

KIA C’eed – Nos encontramos con un rival de categoría. Y es que la versión 1.4 CVVT 6MT con el acabado Tech nos ofrece mucho a buen precio. Tenemos 101 CV a nuestra disposición y el tercer nivel de acabados de KIA ofrece una serie de extras a un ajustado precio de 15.045€, incluidos 6.030€ de descuentos que tiene KIA en la actualidad. A cambio, tenemos 35 litros menos de maletero y unos consumos superiores al Spaceback.

skoda spaceback

Bonus Track: Skoda Spaceback Vs Seat Ibiza

Ya hemos dicho que el Skoda Spaceback no era un compacto al uso. Por eso le vamos a comparar con uno de los superventas de VAG: el Seat Ibiza. Y es que hay que tener en cuenta que antes de renovarse recientemente, utilizaba casi la misma plataforma de la que sale el actual Sapceback.

Ahora, conveniente y convincentemente actualizado, el Seat Ibiza sigue siendo una de las referencias del mercado. Y por precio, puede rivalizar con el Spacebak. Un utilitario recién salido del horno, estéticamente muy afianzado y con una amplísima variedad de versiones. Para la comparativa hemos configurado un Seat Ibiza TSI de 95 CV con acabado Style, equipado con navegador y un Pack Plus que Seat tiene en promoción para dejar nuestro Ibiza muy bien equipado por 15.200€ finales, siempre sujetos a la promoción vigente de financiación de la marca.

Un rival complicado para el Skoda Spaceback. Y es que, según lo que estemos buscando, el Ibiza nos va a aportar un plus en dinámica de conducción y diseño en una plataforma totalmente nueva, la MQB A0 que estrenó el propio Ibiza en 2017. Sin embargo, si queremos algo más que un utilitario y buscamos ajustar presupuesto, el Spaceback juega con ventaja y, a buen seguro, no te decepcionará.