Prueba SEAT Ibiza FR: mucho más de lo que piensas

Nos ponemos al volante del SEAT Ibiza FR en su versión 1.6 TDI de 115 CV. Un diésel muy convincente que ayuda al Ibiza a seguir siendo el rey de su segmento.

Ponerse al volante de un SEAT Ibiza es sinónimo de garantía. Uno de los superventas del mercado, líder de su segmento, sigue siendo referencia gracias a una reciente renovación que le ha sentado como un guante. El Ibiza ha tenido, tiene y estamos seguros de que seguirá teniendo, todo aquello que debe ser el utilitario perfecto: práctico, ágil, cómodo, eficiente y estéticamente bonito. Además, si en cuestión de diseño le añadimos el punto extra de nuestro SEAT Ibiza FR, ya podemos decir que lo tiene todo.

A continuación os contamos qué nos ha parecido el SEAT Ibiza FR 1.6 TDI de 115 CV que hemos puesto a prueba durante los últimos días.

seat ibiza fr

SEAT Ibiza FR (1.6 TDI 115 CV)

Nuestra unidad de prueba es la versión 1.6 TDI de 115 CV con el acabado FR. En definitiva, un SEAT Ibiza FR con un motor que podríamos llamar “doméstico”, pero al que no le falta nada de carácter. Una unidad que aúna la potencia necesaria para un coche de sus características con un equilibrio espléndido en consumo y que, en combinación con uno de los mejores chasis de su segmento, le permite ser capaz de brindar momentos más que divertidos al volante.

Pero empecemos por el principio. Porque, aunque sobra decirlo, la nueva generación del Ibiza se consolida como la mejor de su historia. La nueva plataforma MQB A0 del Grupo VAG sobre la que se ha construido el nuevo Ibiza (al igual que el VW Polo, el SEAT Arona y dentro de poco el Audi A1) ha traído consigo este nuevo motor 1.6 TDI de cuatro cilindros, que supera en mucho al anterior 1.4 tricilíndrico y que es una gran alternativa dentro de la gama Ibiza por solidez, dinámica y consumo. Un argumento de peso en contra de la actual campaña “anti-diésel” que vivimos y que se acerca mucho a la finura de los actuales gasolina de SEAT.

seat ibiza fr

Al volante

La unidad que monta este SEAT Ibiza FR sorprende gratamente desde el principio. Como buen diésel, empuja desde abajo con fuerza, no es para nada perezoso a la hora de ganar en agilidad y una vez llegas a las 1.500 rpm, notas una gran sensación de solidez en cualquier situación. Parece que lo tiene todo bajo control y en ningún momento nos pedía revolucionar el régimen de giro en exceso, sin necesidad casi de superar las 2.500 vueltas. Un rango (1.500 a 2.500) que ofrece todo lo necesario en carretera con un consumo muy contenido. Y es que resulta realmente fácil alcanzar medias en torno a los 4 l/100km con situaciones favorables de tráfico, sin perder dinámica en la conducción.

Gracias a estas condiciones, el SEAT Ibiza FR nos ha regalado un día a día maravilloso tanto  por sensaciones de conducción como por eficiencia de consumo. Después de más de 500 kilómetros recorridos, combinando todo tipo de situaciones al volante, nuestra media de consumo ha sido de tan solo 5,2 litros a los 100. Una genialidad de eficiencia teniendo en cuenta los atascos de la capital madrileña típicos de la jornada laboral… y los ratos de diversión al volante durante el fin de semana.

seat ibiza fr

Y es que este nuevo Ibiza sale airoso en todo tipo de situaciones. El equilibrio de su motor es un motivo de peso para decantarnos por este diésel de 116 CV. Y en combinación con los ajustes de chasis que aportan las siglas FR, hemos experimentado situaciones muy divertidas al volante. No parece que estamos llevando un diésel cuando damos rienda suelta al pie derecho y superamos las 4.500 vueltas antes de llegar al corte. Aunque raramente vas a necesitar, en situaciones normales, unas revoluciones tan elevadas. Y no lo vas a necesitar porque el cambio manual de 6 velocidades está realmente bien afinado y te va a permitir  jugar con las marchas según lo que te pida la carretera sin volverte loco subiendo y bajando.

Acento deportivo con siglas FR

Hablábamos antes de lo que aportan las siglas FR al factor dinámico de nuestro coche. Empezamos por donde duele, el bolsillo. Comparando el Ibiza 1.6 TDI de 115 CV en acabado Style con la misma unidad, pero acento FR, vemos una diferencia de 1.700 €. De partida, la opción más económica está disponible desde los 17.150 €, mientras que el SEAT Ibiza FR tiene un precio de salida de 18.850 €. ¿Merece la pena la diferencia? Sinceramente, yo apuesto por el sí. En cierto punto por cuestión estética, un puntito deportivo muy agradable a la vista, pero especialmente por el plus a nivel dinámico que aporta la versión FR.

seat ibiza fr

La auténtica razón de gastarse algo más al comprar un Ibiza y apostar por la versión FR la encontramos en su equipamiento. Estos ajustes específicos hacen que el SEAT Ibiza FR lleve una suspensión más dura y 15 mm más baja respecto al suelo, aportando un tacto más directo a la dirección. Es decir, con el FR vas a disfrutar más al volante sin que ese acento deportivo te haga perder confort de marcha. Además, los modos de conducción disponibles (Normal, Eco, Sport e Individual) adaptan la respuesta del coche (motor y dirección) a lo que te pida el cuerpo.

Si nos decantamos por la opción Sport vamos a tener la sensación de conducir un coche de un segmento superior. Puedes ser más generoso de la cuenta con el pie derecho, porque la estabilidad del Ibiza no se va a ver comprometida. La dirección es muy precisa, no hay balanceos de un chasis que casi podría hacerte pensar que conduces un SEAT León y el paso por curva es excelente. Parece que vamos sobre raíles y puedes pisar el acelerador sin miedo a salirte de la trazada. No estamos hablando de un deportivo y no nos acercamos a los anteriores ni a los próximos Cupra, pero sí podemos disfrutar de un nivel de conducción al alcance de muy pocos modelos de su segmento.

seat ibiza fr

Además, el nivel de acabados y equipamiento interior aporta su granito de arena para rematar el pack de este SEAT Ibiza FR. Empezando por el interior, con asientos más deportivos que recogen y sujetan lateralmente mucho mejor que los básicos de otros Ibiza y los detalles y costuras en rojo para volante, tapicería y asientos. Por fuera, la carrocería del Ibiza incluye una parrilla delantera especial, con los grupos ópticos delanteros y traseros más afilados y unos difusores traseros en cromado para una zaga más deportiva. Un completo envoltorio que hace del FR un producto excelente por fuera y por dentro.

¿Qué Ibiza me compro?

Si eres alguien interesado o interesada en comprase un SEAT Ibiza, vamos a intentar ayudarte en tu elección. A día de hoy, el Ibiza es uno de los superventas del mercado. Siempre ha tenido argumentos de sobra, pero la nueva generación le ha dado un nuevo impulso gracias a una actualización que le ha sentado de maravilla. Hablamos de un utilitario con una gama de motores para todos los gustos, ofreciendo un buen precio de salida (sin ser el más económico del segmento), y con una estética que siempre ha triunfado entre el público joven y no tan joven. Además, la nueva plataforma del Grupo VAG ha conseguido aumentar notablemente el espacio de las plazas traseras y cuenta con un maletero de 355 litros que le convierten en el utilitario más espacioso (empatado a capacidad de maletero con el Suzuki Baleno).

seat ibiza fr

El nivel de equipamiento se divide en Reference Plus, Style, Xcellence y FR. El primero de ellos, el más económico, nos deja un precio de salida bastante competitivo y tendríamos un SEAT Ibiza 1.0 de 75 CV con cambio manual de 5 velocidades y Start/Stop por 11.860 €. Una opción suficiente, con una mecánica sencilla pero con la garantía del motor gasolina tricilíndrico de SEAT que funciona de maravilla. Entre este importe de salida y los 22.950 € de nuestro SEAT Ibiza FR (18.200 € de salida más el paquete FR Plus, llantas de aleación de 18”, faros SEAT Full LED, pack de sensores de parking y cámara de visión trasera, equipo Beats Audio y varios extras más) hay muchas opciones para dar con tu Ibiza perfecto.

Empezando por los TSI, el nuevo Ibiza cuenta con la versión gasolina de su motor tricilíndrico con en tres rangos de potencia (75, 90 y 115 CV); además de la cilindrada superior de 1.5 litros que desarrolla 150 CV de potencia máxima. Pasando al diésel nos encontramos con la versión 1.6 TDI, que está disponible en potencias de 80, 95 y 115 CV. Por último, y como gran novedad de esta generación del Ibiza, están las versiones GNC; una opción muy a tener en cuenta que ya os explicamos en su día y que incorpora un tanque de gas natural comprimido para una propulsión “eco” en combinación de la unidad tricilíndrica gasolina (1.0 TGI) de 90 CV.

seat ibiza fr

¿Con cuál nos quedamos? La actual tendencia del mercado nos aconseja mirar con recelo al diésel y, aunque la versión 1.6 TDI de 115 CV que hemos puesto a prueba nos ha parecido una opción muy seria, tenemos a tiro una mecánica muy similar en versión gasolina. Por eso, nuestra recomendación para presupuestos más ajustados es fijarse en el 1.0 TSI de 95 CV. Una gran mecánica con un precio de salida convincente que te va a responder de manera satisfactoria en todas las facetas del día a día. Si piensas en cotas mayores, tienes dos opciones más potentes a consultar.

Pero con los 95 CV del TSI no te va a faltar de nada. Con unos consumos muy equilibrados y a partir de los 12.500 € en su versión Reference Plus con cambio manual de 5 velocidades. Eso sí, puedes optar por el equipamiento más tecnológico de la versión Xcellence para tener un Ibiza más completo a partir de 15.300 €. Mientras que la versión FR solo está disponible para los gasolina 115 CV con diferentes combinaciones de caja de cambios y empezamos a hablar a partir de los 15.910 € con caja de cambios manual de 6 velocidades que también es una opción muy recomendable.