Prueba Renault Talisman Initiale Paris: 225 CV bajo control

El sistema 4Control del Renault Talisman sublima el arte de conducir y convierte a la berlina francesa en el vehículo perfecto para devorar kilómetros en carretera. Su dinámica y cómodo habitáculo le ponen muy por delante de los tan demandados SUV cuando se trata de viajar.

A pesar de encontrarse en un segmento en declive (ante el empuje de los SUV) como el de las berlinas clásicas de tres volúmenes, el Renault Talisman representa todo lo que un vehículo para viajes largos debería ser. Muy por encima de la gran mayoría de SUV en dinamismo, consumo y comodidad, la berlina francesa es un vehículo sobresaliente en la mayoría de aspectos. Mención aparte merece la tecnología 4Control de Renault, que se complementa a la perfección con el motor TCe de 225 CV que montaba nuestra unidad de pruebas. A continuación te contamos nuestras impresiones al volante.

Renault Talisman Initiale TCe 225 CV

Con exactamente 1.798 cc y 225 CV, el nuevo bloque gasolina del Renault Talisman se estrenó en la gama de la berlina a finales del año pasado, sustituyendo al 1.6 TCe de 200 CV como opción más prestacional. Con ello se respondía al nuevo protocolo de homologación en condiciones reales WLTP. Pero esta motorización es mucho más que eso. En combinación con un cambio automático de doble embrague y 7 velocidades, la dinámica del nuevo Renault Talisman da un paso adelante para posicionarse como una de las referencias de su segmento. Y nosotros podemos dar buena fe de ello.

Durante los días de prueba en los que convivimos con el nuevo Renault Talisman pudimos comprobar que se trata de un vehículo perfecto para viajar. El rendimiento de este nuevo motor TCe nos dejó plenamente satisfechos. Y la dinámica general del vehículo, tanto en ciudad como, sobre todo, en carretera, tiene argumentos de sobra para destacar respecto a la competencia. Empezando por su mejorada agilidad en todo tipo de situaciones hasta llegar a la practicidad y comodidad de su interior, pasando por el plus en calidades del acabado Initiale o unos niveles de consumo relativamente moderados.

Los datos oficiales WTPL del nuevo motor ofrecen unos consumos medios de 7,3 l/100 km, muy próximos a los 7,6 l/100 km que nosotros conseguimos marcar como media en ciclo combinado de ciudad y carretera. Aunque en carretera, y con situaciones favorables de tráfico por autopista, llegamos a dejar el marcador en 5,7 litros de media. Hablamos de un motor muy agradable gracias a la forma en la que entrega su empuje, con 300 Nm de par máximo. Y con una buena capacidad de aceleración: de 0 a 100 en 7,4 segundos.

Placer de conducción

En una berlina de sus características es obvio que no buscamos deportividad, pero lo que sí tenemos es una dinámica ágil, rápida y tremendamente efectiva. La tecnología 4Control del Renault Talisman, con 4 ruedas directrices, hace que el vehículo gane en agilidad dentro del núcleo urbano y precisión en carretera.  A velocidades inferiores a 50 km/h, las ruedas traseras giran en el sentido contrario de la marcha mejorando la maniobrabilidad de un vehículo de 4,84 metros de longitud. En cambio, cuando circulamos a mayor velocidad, las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras llevando “sobre raíles” al coche en los virajes más exigentes. Es decir, el Talisman es mucho más interesante equipando esta tecnología.

Realmente hablamos del complemento perfecto para culminar el dinamismo de un vehículo que ya es sobresaliente en motor y chasis. Los 225 CV de potencia máxima se alcanzan a las 5.000 rpm, mientras que el par máximo está disponible ya desde las 2.000 vueltas. Más allá del amplio rango de vueltas del motor, ofrece una finura sobresaliente y la suavidad con la que trabaja garantiza el confort de marcha, sin ruidos ni vibraciones incómodas. Pero únicamente con un buen motor no se podría alcanzar las cotas dinámicas que ofrece el nuevo Renault Talisman. Tanto el cambio como los diferentes parámetros configurables del chasis (amortiguación, dirección, motor y sonido) se adaptan realmente bien a los 4 diferentes modos de conducción preestablecidos que ofrece el sistema Multi-sense de Renault (Eco, Confort, Neutro y Sport) además de una opción totalmente ajustable.

El modo Sport, sin ser especialmente deportivo, aporta un puntito de picante a la conducción en carreteras más reviradas. Durante nuestra prueba en carreteras de montaña, ante un recorrido más exigente, la respuesta del Renault Talisman siempre fue divertida activando este modo. Lógicamente no hablamos de una conducción deportiva, pero sí tenemos un paso por curva ágil y rápido, además de contar con un conjunto de chasis y 4Control más afinados para sujetar el vehículo, facilitar la trazada y sentir una confianza total en el aplomo del coche. Cierto es que los niveles de consumo van a superar aquí holgadamente los 8,5 l/100, pero a buen seguro que disfrutarás de un rato de diversión al volante. Eso sí, conviene cuidar el pie derecho al acelerar desde baja velocidad o cuando el coche todavía está trazando la curva, pues a pesar del agradable sonido que emite, puedes perder algo de motricidad con toda la potencia que va directa al tren delantero.

Lo que no cambia en función del tipo de conducción que se lleve a cabo es el confort de marcha, más allá de un punto más o menos de dureza en las suspensiones. Tanto los puestos delanteros como las plazas de pasajeros son amplias y realmente confortables, con cierta ventaja los asientos de conductor y copiloto por la posibilidad de masaje que ofrecen durante la marcha. La capacidad de carga también es sobresaliente gracias a los 515 litros del maletero, posicionando al Renault Talisman en lo  alto del segmento, por delante de rivales como los Peugeot 508, Mazda 6 o KIA Stinger.

En resumen, encontramos un conglomerado de cualidades prácticas y dinámicas que nos llevan a hacernos la siguiente pregunta:

¿SUV familiar o berlina?

Si nos movemos por la tendencia del mercado, el debate no existe. Los SUV siguen estando de moda y se mantienen como el único sector que aumenta sus ventas, mientras que las berlinas y compactos familiares tienen mucho trabajo que hacer para recuperar el favor del público. Sin embargo, por sensaciones de conducción, practicidad y datos de consumo, modelos como este Renault Talisman deberían estar en la mente de todo aquel conductor que busque un vehículo agradable de conducir y sumamente versatilidad. Algo en lo que la berlina francesa, a nuestro parecer, está por delante de un SUV del mismo tamaño.

Y es que, simplemente no existe ningún todocamino de casi 5 metros, con 225 CV de potencia, que consuma entre 7,2 y 8 litros a los cien y tenga un maletero con 515 litros de capacidad de carga por menos de 40.000 €. Si a eso le sumamos la dinámica de conducción de un vehículo con el centro de gravedad mucho más bajo, junto con la tecnología 4Control de Renault, la ecuación se decanta claramente a favor del Renault Talisman. No seré yo quien ponga en duda las cualidades de los SUV, pero no todo es un puesto de conducción elevado y poder adentrarse por pistas de tierra.

El Renault Talisman ante la competencia

Dentro del segmento, el Renault Talisman compite con vehículo de mucho calado. Los Volkswagen Arteon, Opel Insignia, Mazda 6 o Peugeot 508 son rivales de nivel ante los que poner en valor todo lo que ofrece un Talisman en acabado Initiale Paris con 225 CV de potencia por un precio inicial de 38.900 € (acogiéndonos a la campaña de financiación actual de Renault).

A nivel prestacional, el Peugeot 508 GT PureTech 225 CV ofrece idénticos niveles de rendimiento y eficiencia que el Renault Talisman, pero su precio de salida es de 41.300 € y la capacidad del maletero se queda en “solo” 487 litros. Las gamas del Volkswagen Arteon y Kia Stinger que superan los 200 CV de potencia también implican gastarse alrededor de 10.000 € más que lo que cuesta el Renault Talisman. Mientras que el Mazda 6 Sedán sí se mantiene en un nivel de precio más competitivo a cambio de perder potencia y versatilidad, puesto que la versión tope de gama en gasolina, el 2.5 SKYACTIV-G de 194 CV, está disponible desde los 36.800 €.

Quienes sí pueden poner en apuros la oferta del Renault Talisman son tanto el Opel Insignia Grand Sport como el Skoda Octavia RS. La berlina de Opel, con su motor 1.6 Turbo de 200 CV pierde algo de potencia y equipamiento tecnológico respecto al Talisman, pero su precio de salida está en 32.400 €. Por su parte la versión más prestacional de la berlina de Skoda, a pesar de ser algo más compacta, ofrece más potencia (245 CV), un maletero más grande (590 litros) y mejor precio (a partir de 32.700 €) a cambio de perder en equipamiento y calidades interiores y asistentes a la conducción. Es decir, una amplia gama de posibilidades entre las que el Renault Talisman puede presumir de ofrecer un pack muy equilibrado a un precio realmente competitivo.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Sedan, Familiar4, 5572 - 608
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
3,6 - 7,3110 - 22595 - 167

Ver todas las versiones del Renault Talisman (25.800€ - 48.210€)