Capacidad de carga, facilidad de conducción, buena habitabilidad y una practicidad para todo tipo de situaciones. El Opel Combo Life ofrece un paquete de ventajas muy a tener en cuenta a la hora de buscar un coche amplio con un precio contenido.

La practicidad, en toda su extensión, es la palabra que mejor describe al nuevo Opel Combo Life. Un vehículo comercial que Opel, con gran acierto, ha reconvertido en un monovolumen de categoría. Junto con el Peugeot Rifter y el Citroën Berlingo, conforma una familia de “furgos” familiares en la que el modelo de Opel destaca a nivel de precio y una sencillez bien entendida. Esto es, no tener muchos lujos para ganar en practicidad, comodidad y buen rendimiento, todo ello desde 16.851 € de partida.

Opel Combo Life: «made in Spain»

El Opel Combo Life es uno de esos modelos más importantes de lo que parece a simple vista. Y es que se trata del primer modelo de la marca producido en la fábrica que el Grupo PSA tiene en Vigo. Es decir, el primer Opel producido en España fuera de la icónica fábrica de Opel de Zaragoza. Además de utilizar la plataforma modular CMP que, con su próxima versión electrificada, garantiza la futura llegada de un Opel Combo eléctrico a partir de 2021.

Con sus 45.000 unidades anuales (el 87% exportadas al resto de Europa), la gama Combo presume de ofrecer las útiles soluciones del comercial ligero que el modelo era en sus inicios, al mismo tiempo que se desenvuelve con sincera habilidad vistiéndose de SUV familiar en esta versión llamada Life.

Y es que, el Opel Combo Life se ofrece en versión estándar y de batalla larga, donde crece hasta los 4,7 metros y alcanza un descomunal maletero de 805 litros de capacidad. En la versión corta el maletero ofrece 597 litros. El máximo volumen de carga es de  2.126 litros en la versión corta y de 2.693 en el modelo XL.

Todo ello, con unos asientos traseros que pueden llegar a ser plegables individualmente en sectores 35/30/35 para maximizar la capacidad de carga. Ambas versiones cuenta con la opción de montar una tercera fila de asientos, a cambio de reducir la inmensidad de volumen de almacenamiento.

Mientras, la gama de motores cuenta con los diésel 1.5 de 75, 100 y 130 CV de potencia y una versión gasolina de 1.2 litros y 110 CV. Existen diferentes cajas de cambios manuales (5 y 6 velocidades) y una opción de cambio automático de 8 marchas para la versión más potente de la gama.

En nuestro caso, nos pusimos al volante del Opel Combo Life 1.5 TD con 130 CV y cambio manual de 6 velocidades. Una motorización versátil para el modelo de batalla corta (4.403 mm de largo) y 5 plazas que, además de permitirnos viajar con la casa a cuestas, nos ha dejado consumos muy ajustados y una dinámica de conducción realmente confortable.

Es decir, un vehículo que, por menos de 20.000 € te ofrece todo lo que se necesita para escapadas o viajes de larga duración: viajar cómodo y con capacidad de equipaje para que las vacaciones no se conviertan en una pesadilla.

Dinámica de conducción

Solo hace falta sentarse en el puesto de conducción del Opel Combo Life para darse cuenta que estamos ante un vehículo realmente cómodo. Todo alrededor del puesto del conductor respira confort, desde la altura, la buena visibilidad y la accesibilidad a todo el equipo de infoentretenimiento, copado por una pantalla táctil que permite conexión para Smartphone a través de Android Auto o Apple CarPlay. Un equipo sencillo, pero que supone un buen salto adelante respecto a la anterior generación y que emparejan al Combo Life con los otros comerciales familiares del Grupo PSA a nivel infoentretenimiento.

Y una vez al volante es cuando el Opel Combo Life ratifica todas sus polivalentes ventajas de uso, con una dinámica de conducción cuidada y eficiente. El motor de la unidad que hemos puesto a prueba, el diésel 1.5 de 130 CV, se mostró como una apuesta segura para mover al Combo con brío, incluso con una importante carga de equipaje en el maletero y cinco adultos en su interior (el máximo de carga autorizado para esta versión es de 2010 kg).

Se mueve a la perfección desde abajo, no muestra síntomas de ahogarse incluso moviéndose en el entorno de las 1.500 vueltas y no necesita subir excesivamente de las 2.500 para situaciones que requieran una mayor aceleración. Mientras que por ciudad, a pesar de su tamaño, también tiene movimientos ágiles y los sensores de aparcamiento, junto a su cámara trasera, son una bendición para controlar sus dimensiones a la hora de maniobrar. Algo más que necesario si pensamos en la versión XL.

Además, la eficiencia de este motor está fuera de dudas, ofreciendo un consumo total de 6,7 durante nuestros kilómetros de prueba. Siendo especialmente eficiente en carretera (5,3 litros como mejor dato) y un poco más alto en ciudad (llegando a los 7,5 litros).

Pero lo que hay que destacar de la conducción que ofrece este Opel Combo Life es su perfecta puesta a punto para realizar viajes en carretera. Muestra un aplomo realmente satisfactorio para engullir kilómetros sin apenas acusar fatiga.

Tanto la dirección como el chasis están pensados en maximizar el confort del viaje y la estabilidad del vehículo en todo tipo de carreteras es digna de elogio. En un vehículo de este tipo debe primar la estabilidad, la buena absorción de irregularidades o un paso por curva limpio y en todas nuestras situaciones de prueba, el Combo ha respondido a la perfección.

Es decir, no solo estamos ante un coche útil, con capacidad de carga y espacio en sus plazas para viajar con total comodidad. El Opel Combo Life es un vehículo que responde a lo que se busca en un vehículo de sus características y, además, el motor diésel le confiere una agilidad y un aplomo sobre el asfalto digno de turismos más afianzados en el mercado.

 Pon un Combo en tu Life

Vistas las garantías de viajar a bordo de un Opel Combo Life, junto con su versatilidad de gama y su polivalente desempeño, la furgo familiar de Opel pasa por ser una de las apuestas más rentables de su segmento. Además,  su precio de partida es otra razón de peso para terminar de convencer a los indecisos.

Con la actual campaña de descuentos de Opel, el Combo Life con la motorización diésel de 130 CV está disponible a partir de los  18.180 € siempre que se financie la compra. Una opción muy suculenta es el acabado Selective que, sin equipar ningún extra, ofrece encendido automático de luces, aire acondicionado, puertas traseras correderas, pantalla táctil a color de 3,5” y sistemas de seguridad básicos como la alerta de cambio involuntario de carril, detector de fatiga o reconocimiento de señales de tráfico.

Con este acabado, aunque a un precio excepcional, es posible que echemos en falta algunos extras como el equipo de infoentretenimiento, los sensores de aparcamiento con cámara trasera o incluso el techo panorámico con compartimentos de almacenaje incluidos.

Todo ellos es posible incorporarlo, con el acabado más alto de la gama, el Innovation, y algún paquete adicional para obtener un Opel Combo Life perfectamente equipado en todos los sentidos en el entorno de los 20.000 €. Y si queremos un Como Life más versátil, Opel pone a disposición de sus clientes el sistema IntelliGrip (asociado a neumáticos All Season 205/60R16) para mejorar la tracción sobre firmes deslizantes por 240 € extra.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Furgón Pequeño, Combi Pequeño3, 4, 5 - 4200
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0 - 5,275 - 120109 - 152

Ver todas las versiones del Opel Combo (20.827€ - 26.452€)