El Nissan Juke tiene un diseño rompedor, una dinámica excepcional, una gama de motores muy refinada y ha mejorado su practicidad respecto al modelo original.

El Nissan Juke es un coche veterano con espíritu joven, un coche pasional que nunca deja indiferente a nadie y que se ha adaptado con gran éxito a las exigencias de un segmento del que fue creador y que está en pleno auge, el de los SUV urbanos. Al igual que ocurrió con el Nissan Qashqai, la firma japonesa fue la primera en lanzar un SUV urbano al mercado allá en 2010, el Juke. No nos sorprende que este modelo haya tenido tanto éxito a lo largo de los años después de probar su última versión. El Juke sigue ofreciendo un diseño rompedor y un carácter muy especial que lo diferencia del resto de sus rivales. Pero ahora además ha mejorado su practicidad, lo que lo convierte en un SUV urbano completo y versátil también para una utilización diaria. Nos ponemos a los mandos del Juke GT Sport PlayStation, la última edición especial inspirada en el videojuego que lleva su nombre, y te explicamos por qué el SUV japonés es uno de los mejores de su clase.

Dinámica de conducción: más compacto que SUV

Más allá de una estética diferenciadora, el comportamiento dinámico del Nissan Juke es, sin duda, uno de los aspectos en los que más destaca este modelo frente a la competencia. Al conducirlo, no tienes la percepción de ir montado en un SUV, sino más bien en un compacto (Ford Focus, Seat Leon…). La posición de conducción elevada es lo único que te recuerda el coche que estás llevando. Por lo demás, el tacto que ofrece el chasis del Juke no lo encontrarás en ningún otro SUV urbano del mercado.

Nissan Juke

La carrocería del Nissan Juke a penas se balancea en las curvas respecto a coches con un planteamiento más orientado al confort que a la agilidad de conducción, como un Renault Captur o un Peugeot 2008. El coche gira plano y efectúa los cambios de dirección con una precisión quirúrgica para ser un SUV, todo ello gracias a la firmeza de las suspensiones y a una dirección directa y comunicativa.

Nissan Juke

Al pasar por los badenes, las suspensiones tal vez resulten algo secas en esta versión GT Sport con llantas de 18 pulgadas (225/45 R18), las que incluye de serie esta edición. Nunca llegas a sentirte incómodo por ello, pero si buscas un punto extra de confort y no te importa perder algo de estética visual puedes montar los neumáticos estándar de 17 pulgadas (215/55 R17), cuyo mayor perfil permite una mayor flexibilidad del neumático al absorber impactos. Este neumático también reduciría ligeramente el consumo del vehículo respecto al de 18 pulgadas por su menor anchura y puedes encontrarlo de serie en casi todas las versiones del Juke.

Nissan Juke

Gama de motores: refinamiento y prestaciones

La unidad que hemos probado monta el motor gasolina DIG-T de 115 CV de potencia, un propulsor turboalimentado de 1,2 litros que recomendamos por su refinamiento y buenas prestaciones. Este bloque estira con gran limpieza y finura a lo largo del rango de revoluciones, y lo hace con fuerza desde muy abajo (unas 1.500 rpm) y hasta casi el final del espectro.

Nissan Juke

Las prestaciones oficiales que anuncia este motor (115 CV) están realmente bien conseguidas, hasta el punto que su empuje iguala al de un motor como el 1.0 EcoBoost (125 CV) que incorpora el Ford EcoSport, una de las referencias de la categoría.

Nissan Juke

Hablamos de un motor que ofrece una comodidad de uso espectacular gracias a su empuje y a sus bajos niveles de ruido y vibraciones, en esto el Juke parece un SUV de alta gama. Recordemos que se trata de un 4 cilindros, con las ventajas que ello conlleva frente a otros modernos motores de 3 cilindros, cada vez más comunes en esta categoría.

Nissan Juke

El consumo oficial de este motor es de 5,6 litros/100 km, pero en la vida real nos encontramos con una cifra más cercana a los 7 litros. Hablamos de un consumo que se se sitúa en la media de su categoría entre los motores con prestaciones equivalentes. El modo de conducción ECO es una gran ayuda a la hora de conseguir bajos consumos, ya que limita la entrega de potencia durante las aceleraciones para que no tengas que preocuparte demasiado de cómo usar el pedal derecho para ahorrar. Si por el contrario activas el modo SPORT obtendrás el máximo rendimiento del motor y el chasis (la dirección y la amortiguación se endurecen), aumentando eso sí el consumo de combustible hasta los 10 litros si aceleras sin miramientos.

Nissan Juke

La gama de motores del Juke también ofrece otros tres motores gasolina – dos unidades 1.6 atmosféricas (94 y 117 CV) y un potente 1.6 turboalimentado de 190 CV – y un propulsor 1.5 diésel de 110 CV.

Los bloques gasolina atmosféricos no cuentan con la ventaja del motor turboalimentado de última generación que hemos utilizado en esta prueba, cuyo consumo, prestaciones y refinamiento son claramente superiores, todo con una cilindrada inferior.

Nissan Juke

La unidad más prestacional de la gama, el motor DIG-T 1.6 de 190 CV, es el único que está disponible con un sistema de tracción a las cuatro ruedas, aunque solo lo recomendamos si el consumo de combustible no es una de tus mayores preocupaciones y primas el rendimiento deportivo.

Por último, el propulsor diésel de 110 CV es la alternativa más racional al motor gasolina. Su consumo es ligeramente inferior (4 litros oficiales, fácilmente por debajo de 6 en uso real) y su empuje similar. Este motor es una buena opción si le vas a hacer muchos kilómetros al coche, especialmente en carretera. Si por el contrario sueles circular por ciudad, te seguimos recomendando que elijas el propulsor gasolina ya que en zonas urbanas es más eficiente que su homólogo diésel.

Habitabilidad: más práctico que nunca

El Nissan Juke nunca ha pretendido ser una referencia en este aspecto (destaca en otras áreas), pero tal vez la falta de practicidad de las primeras versiones penalizaban al conjunto, algo que no ocurre en el Juke actual. La última versión (que llegó en 2014) del SUV mejoró su habitabilidad hasta el punto de situarse en la media de su categoría cuando hablamos de practicidad y espacio en el habitáculo.

Nissan Juke

Su maletero ofrece ahora una generosa capacidad de 380 litros, para que os hagáis a la idea este es un espacio más que suficiente para alojar cuatro maletas de mano (con medidas homologadas para cabina de avión). Además se pueden abatir por completo los asientos traseros dejando un espacio de carga muy interesante para transportar bultos de grandes dimensiones.

Nissan Juke

Además del maletero, la última actualización del Juke trajo consigo otras muchas mejoras entre las que destaca la aparición de un reposabrazos de gran tamaño situado entre las plazas delanteras. Este es un elemento que nos ha gustado mucho por el confort que aporta tanto para el conductor como para el copiloto, ya que ofrece espacio más que de sobra para que ambos apoyen el brazo, evitando roces incómodos.

Nissan Juke

Los asientos delanteros del Juke ofrecen un confort y una sujeción excelentes, especialmente en esta versión GT Sport PlayStation que cuenta de serie con un tapizado mixto de piel y Alcantara. La calidad percibida en los acabados de esta edición especial es realmente buena, en ningún momento tienes la sensación de ir montado en un coche que cuesta poco más de 18.000 euros.

Nissan Juke

Precio y versiones: desde 12.900 € y amplio equipamiento de serie

El Nissan Juke ofrece una gran relación dotación de serie/precio. Estos son los precios del SUV en sus diferentes versiones (financiando el coche con la marca, lo que incluye 3 años de mantenimiento gratuito):

  • Nissan Juke Visia: desde 12.900 €
  • Nissan Juke Acenta: desde 13.900 €
  • Nissan Juke N-Connecta: desde 16.390 €
  • Nissan Juke Tekna: desde 18.940 €
  • Nissan Juke GT Sport PlayStation: desde 18.378 €

El Nissan Juke está disponible desde 12.900 € con el motor atmosférico de 94 CV, pero esta versión básica no es la más recomendable teniendo en cuenta que por 1.000 € más puedes acceder a la versión Acenta con motor gasolina DIG-T de 115 CV y un equipamiento de serie mucho más interesante: control de crucero, sistema de control dinámico, llantas de aleación de 17 pulgadas, faros antiniebla y cristales traseros oscurecidos, entre otros.

La versión N-Connecta ofrece por 16.390 euros el siguiente equipamiento de serie: faros de activación automática y sensor de lluvia, sistema de infoentretenimiento NissanConnect con pantalla táctil de 5,8 pulgadas (permite usar las apps del smartphone en el coche), paquete de diseño interior negro, cámara de visión trasera, botón de arranque y llave inteligente.

Nissan Juke

La versión Tekna ofrece por 18.940 euros el siguiente equipamiento de serie: asistente de ángulo muerto, alerta de cambio de carril involuntario, cámara de visión 360º, faros de xenón, tapicería de piel, asientos delanteros calefactados y sistema de tracción 4×4 (en caso de montar el propulsor DIG-T de 190 CV).

La versión con la que hemos convivido en esta prueba, la GT Sport PlayStation, ofrece un paquete de diseño deportivo e incluye el siguiente equipamiento de serie:  embellecedores negros en los faros delanteros y carcasas de los retrovisores, llantas de aleación de 18 pulgadas, faros halógenos con sistema de desconexión, tapicería mixta de piel/alcántara, sistema de infoentretenimiento Nissan Connect, paqeute de diseño interior negro, vinilos del GT Sport en el capó, techo y laterales, protectores de entrada GT Sport y alfombrillas personalizadas con el logo GT Sport.

Nissan Juke

Todas las versiones, excepto la Visia, vienen de serie con el motor DIG-T de 115 CV. En el caso de optar por su homólogo diésel, el precio asciende unos 1.800 euros de media en cada una de las versiones.

Para poner estos precios en contexto, el Nissan Juke tiene un coste similar al Renault Captur, que arranca en 13.120 €, y es más barato que un Peugeot 2008 (disponible desde 16.790 €).