Probamos el Mercedes Clase X 350d, la versión tope de gama de la pick-up premium. Incorpora un motor diésel V6 de 3.0 litros que desarrolla 258 CV de potencia. Sorprende por su calidad y confort de marcha en todos los terrenos.

El Mercedes Clase X lleva un año en el mercado, pero hasta ahora solo podíamos optar por las versiones de acceso a la gama: 220d y 250d.  Algo que ha cambiado con la llegada del Clase X 350d, la variante tope de gama de este pick-up mediano. Con un motor V6 de 3.0 litros, esta versión del Clase X no solo sorprende por sus buenas prestaciones, sino también por ofrecer un confort y calidad de marcha sin rivales en el segmento. Como anticipo, os diré que al ponerme a los mandos del nuevo Clase X 350d en un tramo de carretera, lo primero que pensé fue: “este coche no tiene nada que envidiar a muchos SUV en términos de dinamismo”. Más tarde, descubrí que es posible “hacer el bestia” en el campo con una pick-up sin que tu espalda se vea resentida. Por momentos, no tuve la sensación de ir montado en una pick-up, sino en cualquiera de los turismos de Mercedes. Eso sí, la increíble capacidad que ofrece esta pick-up para atravesar terrenos abruptos sin inmutarte no la encontrarás en cualquier SUV. No me enrollo más, estas son nuestras impresiones sobre el nuevo Clase X 350d.

Motor diésel V6 de 258 CV: empuje exuberante sin interrupciones

Uno de los elementos más importantes de este nuevo Clase X 350d es su motor diésel V6 de 3.0 litros. Este propulsor de inyección directa y con turbo de geometría variable (lo cual fomenta una respuesta más inmediata al acelerador) ofrece una potencia de 258 CV y un par motor de 550 Nm. A la hora de acelerar, este bloque ofrece un empuje exuberante, pero refinado. Las vibraciones son prácticamente inexistentes y el par motor está disponible desde 1.400 rpm hasta 3.200 rpm. Esto se traduce en un motor que transmite fuerza a prácticamente cualquier régimen, lo que unido a la respuesta inmediata del acelerador permite conducir con total tranquilidad en zonas con pendientes. Un dato interesante: esta pick-up acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 7,5 segundos; no está mal para un vehículo que pesa más de dos toneladas.

El consumo mixto oficial del Mercedes Clase X 350d es de 9,0 litros cada 100 km. Tras realizar una ruta por los montes de cuenca, con sus respectivos desniveles e irregularidades y la exigencia que eso conlleva para el consumo de combustible, registramos una media de 12 litros, una cifra bastante aceptable para una pick-up que pesa más de dos toneladas; aunque todavía no hay cifras oficiales, esperamos un peso superior a los 2.200 kg para esta versión de la pick-up. Si hubiéramos hecho la medición en carretera únicamente, probablemente dicho consumo sería bastante cercano al oficial.

Transmisión automática 7G-TRONIC PLUS: rapidez y suavidad a partes iguales

Este propulsor V6 va ligado de serie a la caja de cambios automática 7G-TRONIC PLUS con levas de cambio en el volante. Esta transmisión de convertidor de par de siete velocidades destaca por su suavidad de uso y su rapidez en el cambio de marchas.

Cuatro modos de conducción de serie

En la zona baja del salpicadero, encontramos un selector de modos de conducción denominado Dynamic Select. Este elemento viene de serie en el coche y permite modificar la respuesta del motor, los puntos de cambio de la transmisión y el uso Start/Stop en función del modo escogido: Comfort, Eco, Sport, Manual, Offroad.

Tracción total 4MATIC

El Mercedes Clase X 350d viene de serie con la tracción total permanente 4MATIC con reductora  de serie y el bloqueo de diferencial del eje trasero opcional. Este sistema de tracción viene equipado con un diferencial central que distribuye la fuerza entre el eje delantero y trasero con un reparto fijo de par del 40 al 60 por ciento. Esta configuración, orientada al eje trasero, garantiza una mejor dinámica del vehículo y mayores aceleraciones laterales en carretera.

Además, con el bloqueo del diferencial trasero opcional, se evitan las clásicas pérdidas de potencia por alguna de las ruedas (ya sea por deslizamiento descontrolado o por el propio efecto de la curva), mejorando la capacidad de tracción de la pick-up en muchas situaciones.

En este sentido, cabe destacar que el Clase X 350d cuenta con hasta tres modos de tracción total:

  • 4MAT: para una mayor dinamismo en carretera
  • 4H: para una mejor tracción offroad
  • 4L: especialmente diseñado para atravesar terrenos abruptos y complicados.
Imágenes cedidas por diario digital “Voces de Cuenca”

A la hora de la verdad, el sistema de tracción 4MATIC se comporta con una precisión exquisita. En ningún momento llegué a notar pérdidas de tracción al pasar por charcos de relativa profundidad o al atravesar zonas con surcos embarrados. La eficacia de este sistema de tracción integral permanente en terrenos complicados es sin duda mayor al de otros sistemas que solo activan la tracción a las cuatro ruedas en determinadas situaciones.

Chasis ultra versátil: gran rendimiento en todos los terrenos

Lo más sorprendente de este Mercedes Clase X 350d es su gran versatilidad en todo tipo de terrenos. Se comporta como un SUV en carretera (poco tiene que envidiar al Mercedes GLE en dinamismo) y ofrece unas capacidades offroad inalcanzables para la mayoría de todoterrenos del mercado. Esta gran versatilidad se debe a un conjunto de elementos. El primero es su bastidor de travesaños y largueros, una opción que hoy en día está en desuso y solo se reserva para los todoterrenos más puros (el Clase G es un ejemplo) y capaces fuera del asfalto.

Imágenes cedidas por diario digital “Voces de Cuenca”

El segundo aspecto, y el que más lo diferencia de sus principales rivales, es la suspensión. En el eje delantero, el Mercedes Clase X incorpora una suspensión independiente de paralelogramo deformado (la opción más cara y eficaz a la hora de absorber irregularidades del terreno), la misma opción que ofrecen sus competidores generalistas. Pero en el eje trasero ofrece una configuración rígida de muelles helicoidales, una opción que favorece el confort de marcha del vehículo frente a los amortiguadores de ballestas que montan algunos de sus rivales (Toyota Hilux, Ford Ranger por ejemplo); eso sí esta última opción es más resistente para llevar mucha carga en la caja (zona de carga al descubierto de la pick-up), pero por contra son más bruscas en su función amortiguadora.

Imágenes cedidas por diario digital “Voces de Cuenca”

La puesta a punto de la suspensión es uno de los aspectos que más me ha gustado de esta pick-up. Tal y como he comentado anteriormente, el Mercedes Clase X ofrece una compostura asombrosa en carretera, a la par que sorprende su confort de marcha fuera del asfalto. Conducir por el campo como un lord inglés, es algo que no esperaba experimentar en este Mercedes Clase X 350d, pero así ha sido… La amortiguación absorbe todo tipo de irregularidades sin que el conductor ni los acompañantes tengan que sufrir en exceso las consecuencias de un bache inesperado. Esto no debe confundirse con una capacidad offroad defectuosa o hacernos pensar que el Mercedes Clase X 350d es delicado, todo lo contrario, esta pick-up es tan salvaje y capaz en terrenos abruptos como cualquier otra, solo que lo hace sin que el conductor sufra las irregularidades del terreno.

El Mercedes Clase X tiene además un ancho de vía superior al de la mayoría de sus competidores: 1.632 milímetros delante y 1.625 milímetros detrás; la Ford Ranger ofrece un ancho de vías de 1.560 mm en ambos ejes por poner un ejemplo. Esto favorece una gran estabilidad de marcha y permite alcanzar mayores velocidades en zonas reviradas. Para un vehículo elevado y de gran peso, sorprende lo fuerte que te permite entrar en una curva sin peligro a volcar.

Respecto al sistema de frenado, el Mercedes Clase X apuesta por unos frenos de disco ventilados de grandes dimensiones en ambos ejes, mientras que algunos de sus rivales montan frenos de tambor en el eje trasero. Esta opción permite distancias de frenado más cortas y una alta capacidad de resistencia térmica.

Seguridad inteligente: tan equipado como cualquier SUV

Como todo turismo de Mercedes-Benz (no olvidemos que las pick-up son, a efectos legales, vehículos industriales), el Clase X 350d viene de serie con una gran dotación en lo que a asistentes de la conducción se refiere. Estos son los más importantes:

  • Asistente de frenado activo
  • Detector de cambio de carril
  • Asistente para señales de tráfico
  • Programa de estabilización de remolques
  • Sistema de control de la presión de los neumáticos
  • Sistema de llamada de emergencia
  • Faros LED, equipados con seis LED a cada lado para ofrecer la mayor intensidad lumínica.

De forma opcional también se puede optar por una cámara de marcha atrás cuyo coste asciende a 380 €.

Amplio equipamiento de serie con el acabado Progressive

La versión tope de gama del Mercedes Clase X (350d) viene de serie con el acabado Progressive, la cuál ofrece un amplio equipamiento donde destacan los siguientes elementos:

  • Parachoques delantero y trasero del color de la carrocería
  • Llantas de aleación de 17 pulgadas y 6 radios
  • Faros halógenos
  • Retrovisores exteriores calefactables y ajustables eléctricamente
  • Sensor de lluvia
  • Tablero de instrumentos negro de superficie estructurada
  • Difusores de ventilación galvanizados en silver shadow
  • Tapizado de los asientos en tela Posadas de color negro
  • Asientos delanteros con ajuste manual
  • Volante, pomo de la palanca del cambio y freno de estacionamiento en cuero
  • Listones de umbral de aluminio y espacio reposapiés iluminado delante
  • Sistema de infoentretenimiento Audio 20 USB
  • Sistema de altavoces con ocho unidades
  • Brújula en el espejo retrovisor
  • Aire acondicionado
  • Argollas de sujeción a los lados de la base de la caja de carga

De forma opcional, se puede optar por la línea Power, un acabado que suma los siguientes elementos a lo ya ofrecido en el acabado Progressive:

  • Parachoques trasero cromado
  • Protección estética de bajos cromada en el parachoques frontal
  • Llantas de aleación de 18 pulgadas y 6 radios dobles
  • Faros LED High Performance y luces traseras en técnica LED parcial
  • Retrovisores exteriores calefactables, ajustables y replegables eléctricamente
  • Tablero de instrumentos con sección superior en símil de cuero ARTICO incluyendo costuras de contraste y elemento de adorno de gran superficie en efecto pixelado negro mate
  • Difusores de ventilación galvanizados en silver shadow
  • Tapizado de los asientos en símil de cuero ARTICO/microfibra DINAMICA negro
  • Asientos delanteros con ajuste eléctrico y apoyo lumbar
  • Red portaobjetos en el espacio reposapiés del lado del acompañante
  • Retrovisor interior con dispositivo antideslumbrante automático
  • Climatización automática THERMOTRONIC
  • KEYLESS GO

El Mercedes Clase X 350d cuenta además con una serie de paquetes opcionales como los siguientes:

  • Paquete de invierno (399 €): asientos calefactados para conductor y acompañante, eyectores de agua lavaparabrisas calefactados.
  • Paquete de aparcamiento (1.074 €): incluye el sistema PARKTRONIC y cámara de 360 grados.
  • Paquete Style (2.565 €): incluye luneta trasera de apertura eléctrica, cristales tintados en la parte trasera, estribos laterales, barras longitudinales para el techo y llantas de aleación de 19 pulgadas y 6 radios dobles.

Precios del Mercedes Clase X 350d

El Mercedes Clase X 350d tiene un precio de 55.964 € para particulares, pero sí adquiriésemos el coche con fines industriales (PFF) su coste baja hasta los 40.276 €. Estos son los precios del Mercedes Clase X en sus diferentes versiones:

Modelo Motor PFF  PVP Privado 
CV Kw
X 220 d PURE 163 120 27.900 37.133 €
X 220 d 4MATIC PURE 163 120 29.465 40.677 €
X 250 d PROGRESSIVE 190 140 30.180 40.114 €
X 250 d 4MATIC PURE 190 140 30.257 40.215 €
X 350 d 4MATIC* PROGRESSIVE 258 190 40.726 55.964 €

 

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Pick-Up Doble Cabina4
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
7,3 - 9,0163 - 258192 - 236

Ver todas las versiones del Mercedes-Benz Clase X (33.759€ - 52.306€)