Probamos el Kia Stonic con motor 1.0 T-GDi de 120 CV y nos convence por su practicidad, buen equipamiento, dinámica de conducción y precio.

El Kia Stonic es uno de esos coches compactos que han crecido en altura para convertirse en la clase de vehículos que están de moda, los SUV urbanos. El todocamino surcoreano viene de serie con un amplio equipamiento y está disponible desde 15.600 euros. En Top 10 Motor, hemos probado una unidad con motor gasolina 1.0 T-GDi de 120 CV de potencia. Estas son nuestras impresiones sobre uno de los SUV urbanos más populares del mercado.

El Kia Stonic por fuera: diseño personalizable

Kia Stonic

El Kia Stonic está basado en el Kia Rio, pero su diseño ha cobrado un matiz totalmente diferente. Tanto el frontal, como los flancos o la zaga han cobrado un aire más musculoso, una característica muy común entre los crossover.

El coche además se puede adquirir con hasta cuatro colores de techo: negro, rojo, naranja y verde lima. Gracias a este contraste entre carrocería y techo, el Kia Stonic ofrece un aspecto más juvenil y llamativo al de otros crossover urbanos como el Ford EcoSport por poner un ejemplo.

Kia Stonic

Interior: ergonomía, espacio suficiente y calidad razonable

El Kia Stonic no destaca por una calidad de acabados sobresaliente en el habitáculo, pero tampoco es uno de los peores. De hecho se sitúa en la media del segmento en este aspecto. En los paneles de las puertas, el salpicadero y la consola central encontramos bastantes plásticos duros, pero la calidad percibida en el interior no es austera para un crossover a este nivel de precio. Tampoco desmerece cuando se compara con sus rivales, muchos de los cuales se colocan por encima del Stonic en cuanto a precio de salida. Aquí suele ser habitual utilizar materiales duros al tacto, pero lo importante es que el ajuste y la terminación sean buenas, y el Stonic no falla en este apartado. Además, la estética de la cabina (salpicadero, botonería, sistema de infoentretenimiento), así como la disposición de algunos  elementos (ventiladores de aire) está bastante bien resuelta.

Kia Stonic

El habitáculo ofrece un diseño atractivo, con la posibilidad de contar con algunas piezas terminadas en una tonalidad distinta a la del resto de elementos del habitáculo. Según la versión escogida, podemos adquirir algunas partes del salpicadero y la consola central en colores naranja o verde lima, dos tonalidad que contrastarían con el negro y gris del resto de elementos del interior.

Gran practicidad gracias a los huecos portaobjetos

El Kia Stonic ofrece suficientes huecos portaobjetos en su interior para poder almacenar todo tipo de artilugios, desde botellas de dos litros en el hueco de las puertas hasta refrescos de medio litro en la consola central, sin olvidar el práctico hueco que queda libre bajo la tapa del reposabrazos o el “guardagafas” que encontramos en el techo. Además, la consola centra es de doble nivel, lo que también habilita un espacio muy interesante para almacenar diferentes objetos.

Kia Stonic

Posición de conducción: más parecido a un compacto que a un crossover

Un aspecto que llama bastante la atención en este coche es la posición de conducción. A diferencia de la mayoría de crossover, el Kia Stonic no ofrece una posición elevada. De hecho, la disposición no es muy diferente a la de cualquier coche compacto, como un Kia Ceed, por mencionar el de la misma marca. Esto puede llegar a decepcionarte si vas buscando un crossover con una posición alta de conducción, pero esto no quita que la visibilidad desde el puesto de conducción del Kia Stonic sea tan buena como la de cualquier otro crossover.

Kia Stonic

Plazas traseras y maletero del Stonic: ligeramente por debajo de la media

El espacio en las plazas traseras es algo limitado. La distancia libre al techo y a las rodillas es algo justa para todo aquel que mida más de 1,80 metros. Los asientos ofrecen una comodidad aceptable; además, el suelo es prácticamente plano, lo que facilita la tarea a la hora de pasar de un asiento a otro. Es importante tener en cuenta que el kia Stonic no es un coche en el que prime la practicidad como por ejemplo en un Renault Captur o un Seat Arona en las plazas traseras, pero sigue siendo más habitable que el Kia Rio, modelo en el que se basa.

Kia Stonic

El maletero del Kia Stonic ofrece una capacidad de 352 litros, lo que lo sitúa ligeramente por debajo de la media en su segmento: entre ellos, el Seat Arona (400 litros), Renault Captur (377 litros), Nissan Juke (354 litros) o el Peugeot 2008 (338 litros). Eso sí, el maletero ofrece un doble fondo donde podremos alojar algo más de equipaje. Además, los asientos traseros se abaten casi hasta los 180 º, lo que permite obtener un espacio de carga muy útil a la hora de colocar bultos largos y voluminosos.

Kia Stonic

Buen equipamiento de serie

Uno de los aspectos que más pone en valor a este SUV urbano es su amplio equipamiento de serie. En su versión más básica, el coche incluye los siguientes elementos:

  • Control de crucero
  • Sensores de aparcamiento
  • Luces traseras LED
  • Navegador con cámara trasera
  • Integración de Apple CarPlay y Android Auto (para utilizar la compatibilidad de Android habría que usar un cable USB, algo que no ocurre en otros modelos)

Kia Stonic

Es importante tener en cuenta que por 650 euros más, se puede optar por un completo equipamiento de asistentes a la conducción denominado Advanced Driving Pack, que te recomendamos contemplar, pues incluye los siguientes sistemas:

  • Sistema de Frenada de Emergencia Autónomo
  • Asistente de Mantenimiento de Carril
  • Sistema de Detección de Fatiga
  • Asistente de Arranque en Rampa

Sistema de infoentretenimiento: gráficos correctos y facilidad de uso

Kia Stonic

El Kia Stonic viene de serie con un sistema de infoentrenimiento que incorpora una pantalla táctil de siete pulgadas, un elemento que no destaca por unos gráficos de gran calidad, pero sí por su facilidad de uso. El sistema es muy intuitivo y permite dividir la pantalla para visualizar dos cosas de forma simultánea; como por ejemplo el navegador y la música.

Junto al sistema de infoentrenimiento encontramos un puerto USB para conectar un móvil, o dos si queremos recargar un segundo teléfono, para lo cual podemos utilizar el enchufe de mechero que que se encuentra al lado.

Kia Stonic

Respecto al equipo de audio, el sistema es correcto. No es el más potente del mercado, pero la calidad de audio es bastante aceptable. El único problema es que la marca no ofrece un sistema opcional que mejore las prestaciones del de serie, por lo que si eres un amante del buen sonido, vas a tener que recurrir a otros equipos del mercado postventa para satisfacer tus necesidades.

Dinámica de conducción: más parecido a un compacto que a un SUV

El Kia Stonic nos ha sorprendido gratamente por su buena dinámica de conducción. Este crossover se comporta de manera muy noble en carretera y ofrece unas sensaciones muy parecidas a las de un coche compacto (Seat Leon, Ford Focus…), vehículos con un centro de gravedad más bajo y por tanto más estables en el paso por curva. De hecho, el Kia Stonic transmite cierta deportividad al volante, algo que no esperas a priori, y que en parte se debe a que es uno de los crossover urbanos más bajos del segmento (1,52 metros de altura); el Renault Captur mide cuatro centímetros más de alto, por ejemplo.

Kia Stonic

El tarado de la suspensión es más firme que en otros crossover, lo que favorece una gran compostura de la carrocería en los virajes y compromete ligeramente su comodidad a la hora de pasar por algunos baches pronunciados; nada de lo que preocuparse en cualquier caso, se gana más en estabilidad en curva de lo que se pierde en confort de marcha.

La dirección, el cambio de marchas, el freno, embrague… todo tiene un tacto ligero y comunicativo que lo hace bastante agradable a la hora de conducirlo.

Kia Stonic

Motor 1.0 T-GDi: gran relación entre consumo y prestaciones

El Kia Stonic está disponible con tres motorizaciones. Un propulsor 1.6 diésel de bajo consumo, pero algo áspero en su funcionamiento, un motor 1.4 gasolina que consume algo más de lo que nos gustaría y una unidad 1.0 gasolina de 120 CV que recomendamos por su buena relación entre prestaciones y consumo. Al menos hasta que llegue la variante de 100 CV, que hemos probado en otros modelos del grupo, y que a priori también parece suficiente para mover con soltura a un vehículo como el Stonic.

Kia Stonic

El motor 1.0 T-GDi, con el que hemos convivido una semana, nos ha encantado por su gran elasticidad (tiene fuerza desde muy bajas revoluciones y a lo largo de todo el rango) y su gran refinamiento. Hablamos de un motor de tres cilindros, que aunque adolece de cierto refinamiento a bajas revoluciones (una característica frecuente en los propulsores de tres cilindros), se comporta con una gran suavidad al aumentar la marcha. Además, los 120 CV de este propulsor están muy bien aprovechados y permiten al Kia Stonic acelerar de 0 a 100 km/h en unos 10 segundos.

En una semana de uso variado por todo tipo de carreteras y con recorridos por ciudad hemos registrado un consumo de siete l/100km con este motor, pero practicando una conducción eco es muy factible reducir dicha cifra hasta los seis litros. Si por el contrario, tratamos de sacar el máximo rendimiento al motor, el consumo podría aumentar hasta los ocho litros…. e incluso rozar cifras de dos dígitos si aprovechas los 120 CV y practicas una conducción digamos “decidida”.

Kia Stonic

En resumen

El Kia Stonic no es un coche tan práctico como un Seat Arona o un Renault Captur donde si prima el espacio interior o el maletero. Pero tiene un gran equipamiento de serie, ofrece un diseño atractivo, está disponible con un motor gasolina muy eficiente y es divertido de conducir. Además, con los descuentos, es de los SUV o crossover más asequibles de la categoría, y ofrece siete años de garantía. Si estás pensando en comprarte un crossover con personalidad y a buen precio, que sirva incluso como alternativa a un compacto para una utilización que no quede reducida al uso urbano (siempre y cuando te sea suficiente por maletero y espacio), el Kia Stonic con este motor de gasolina es una opción muy recomendable.