El Ford Ecosport consigue un notable en la siempre difícil tarea de diferenciarse en el segmento SUV. Sin duda, el rendimiento del motor EcoBoost es su mejor aliado.

La última renovación del Ford Ecosport fue, sin duda, el mayor acierto para un modelo al que le costó arrancar en el mercado europeo. Gracias a su cambio físico y con una mecánica referente, el pequeño SUV de Ford se posiciona como el cuarto modelo más vendido de la marca; solo por detrás de los superventas Kuga, Focus y Fiesta. Y lo hace justo cuando le llegan nuevos competidores desde su casa, puesto que la recientemente presentada gama Active de Ford viene con unas interesantes opciones camperas de los nuevos KA+, Fiesta y Focus. Tres nuevos SUV para un segmento desbordado de opciones de todos los colores.

Aun así, el nuevo Ford Ecosport se posiciona como una buena inversión para todo aquel que busque un SUV competente, sin necesidad de grandes exigencias off-road, pero con una buena dinámica de conducción. Así es como podemos definir la unidad de prueba que hemos tenido a nuestra disposición. Que no ha sido otra que el Ford Ecosport 1.0 EcoBoost de 140 CV en el acabado Titanium.

Ford Ecosport

Ford Ecosport Titanium 1.0 EcoBoost de 140 CV

El nuevo Ford Ecosport, renovado a finales de 2017, ha ganado en todos los sentidos. A simple vista podemos ver un vehículo más atractivo, algo de suma importancia en un segmento en el que la personalización casi extrema y los continuos restylling hacen necesario estar a la última. Así, la nueva parrilla frontal ensanchada dota al Ecosport de una mayor robustez, al mismo tiempo que pierde ese ‘punch’ campero que tenía el anterior modelo con la rueda de repuesto anclada al maletero.

Una vez dentro del vehículo, los acabados y calidades interiores han subido de nivel. Volante multifunción, plásticos blandos con buenos ajustes y un sistema de infoentretenimiento coronado con la pantalla táctil de 6,5 pulgadas de serie, que opcionalmente puede llegar a ocho. En cuanto al espacio interior y volumen de carga, hablamos de un SUV pequeño (4.096 mm de largo y 1.765 mm) con las características propias de su segmento. Es decir, cinco plazas siendo un poco ajustado el espacio para 3 adultos en los asientos traseros, y un maletero justo pero aprovechable, con 356 litros de capacidad máxima (ampliables a 1.238 litros con los asientos traseros abatidos).

Ford Ecosport

En cuanto al motor, hablamos del conocido EcoBoost de tres cilindros y 1.000 cc de cilindrada que tan buen rendimiento ha dado siempre a Ford, en este caso en su variante de 140 CV de potencia. Una unidad más que suficiente para un vehículo que no llega a los 1.300 kilos de peso, y que se mueve con agilidad tanto en carretera como fuera del asfalto. Aunque sus capacidades off-road se basan en una altura libres al suelo de 190 mm que le hace librar las irregularidades del terreno sin echar de menos una opción de tracción total o algún asistente electrónico que ayude a superar alguna situación algo más exigente. Porque, no nos engañemos, este Ecosport es un SUV netamente urbano. Y es en la jungla de asfalto donde más cómodos nos hemos sentido al volante.

Al volante

Como decíamos, el Ford Ecosport es un SUV muy de ciudad. Altura en el puesto de conducción, perfecta visibilidad y buena capacidad de maniobrabilidad en situaciones de tráfico gracias a su compacto tamaño. Condiciones básicas para desenvolverse a la perfección por los núcleos urbanos, además de comportarse de forma notable en recorridos más largos gracias a un motor de indudable calidad.

Y es que movernos con un Ecoboost de Ford, una de las referencias del mercado, es una garantía al volante. Esta unidad en concreto, con 140 CV y acompañado de un cambio manual de 6 velocidades, es una de sus mejores armas para convencer al público. Un motor fino, ágil y con desarrollos largos, que responde realmente bien desde bajo régimen y cuenta con un amplio margen de utilización, que permite desenvolverse a la perfección hasta pasadas las 6.000 vueltas. Es decir, un EcoBoost con todas las de la ley. Si acaso, puedes notar alguna zona más “light” en cuanto a empuje cuando la aguja del cuentavueltas se mueve en la parte media, en función de la marcha insertada y el tipo de utilización. Pero el cambio responde con precisión, y acabarás por encontrar la marcha adecuada.

Así, podemos decir que hemos salido airosos en prácticamente la totalidad de situaciones a las que nos hemos enfrentado. Con una conducción relajada y cómoda, en la que no nos hemos visto obligados a apurar el cambio de marcha en demasiadas ocasiones para buscar una mayor potencia con el motor girando al máximo de vueltas. Y tampoco lo hemos querido hacer, en parte, para no disparar el consumo del Ford Ecosport; que se ha situado en el entorno de los 6,5 litros de forma regular. Aunque, en condiciones de tráfico denso y con más acelerones de la cuenta, hemos tocado los 7 litros de media. Un consumo que puede parecer algo alto pero que, en realidad, está dentro de la media de su segmento.

Ford Ecosport

Por último, el Ecosport también saca buena nota en cuanto al confort de rodadura y acabados interiores. Ni los tres cilindros del motor, ni su 1.0 litros de cilindrada provocan ruidos o excesivas vibraciones durante la marcha, con un aislamiento acústico que hace realmente cómoda la conducción. Algo a lo que también ayuda el paso adelante de los acabados y materiales del habitáculo del nuevo Ecosport. Y es que, aunque siguen existiendo los plásticos interiores, el nivel de ajuste es bastante notable y los acabados interiores aportan calidad tanto a la vista como al tacto.

La competencia

Desde su renovación, el Ford Ecosport es uno de los modelos que más ventas están dando a la marca. Y tiene mérito, puesto que nos encontramos en uno de los segmentos en los que la competencia es del todo feroz. Cada vez son más los SUV urbanos que llegan al mercado con ganas de buscar su hueco, mientras que los modelos referencia siguen manteniendo una alta cuota de ventas. Los Opel Mokka X, Nissan Juke o Fiat 500X cada vez tienen más rivales como los nuevos SEAT Arona, Hyundai Kona o Volkswagen T-Roc. Y entre todos ellos, el Ford Ecosport. Pero, ¿qué nos ofrece para convencernos?

Ford Ecosport

Empezamos, por esa estética más campera que la media que, para los que nos gusta, es un claro punto a favor. Igualmente, contamos con la garantía de montar un EcoBoost de Ford. Y, para poner la guinda, uno de los precios más interesantes de su segmento. Puesto que podemos encontrar un Ecoboost con un precio de salida de 13.990 € con los descuentos de financiación que ofrece Ford para la versión de 100 CV del motor EcoBoost 1.0 con cambio manual de 6 velocidades y en el acabado Trend, el de entrada a la gama.

Y si queremos algo más, como nuestra unidad de pruebas (EcoBoost 1.0 de 140 CV con acabado Titanium y varios extras como la pantalla de 8” y navegador, sistema de sonido, llantas de aleación de 17” y asientos delanteros calefactables, entre otros) podemos ver unos precios muy ajustados. Y es que la parte media de la gama, encontramos un Ford Ecosport Ecoboost 1.0 de 125 CV con el mismo acabado Titanium (con climatizador automático, sensores de aparcamiento traseros y pantalla táctil de 6,5” incluidos de serie) por 16.208 € de salida, sin montar ningún extra. Es decir, un precio competitivo para un modelo diferente, que cuenta con un motor sobresaliente y un diseño atractivo. Un pack que hace del Ford Ecosport una opción a tener muy en cuenta dentro de su segmento.

Ford Ecosport

Veamos algún ejemplo de comparativa. Para empezar, podemos contar con 10 CV más de potencia y 500€ de ahorro respecto al SEAT Arona 1.0 TSI de 115 CV en acabado Style. Más ahorro encontrarás respecto al Opel Mokka X, cuya versión con 140 CV de potencia tiene un precio de salida de 23.000€, que se pueden quedar en algo más de 18.500 € con los descuentos de la marca. El que sí está a la par en precios es el modelo que ha liderado el segmento hasta hace no mucho, el Nissan Juke; que podemos encontrar con una mecánica muy similar (DIG-T de 115 CV con cambio manual de 6 velocidades) por 16.110 € siempre que nos acojamos a las ofertas de financiación.

En definitiva, podemos aconsejar el Ford Ecosport sin miedo a equivocarnos. Es una opción ajustada en precio, bien resuelta y con una mecánica excelente, que te va a dar soluciones más que correctas para el día a día.