Probamos el nuevo Citroën C4 Cactus 2018 con motor gasolina de tres cilindros, 1.2 litros y 110 CV.

El Citroën C4 Cactus 2018 es un coche atrevido y diferente que mejora a su predecesor en muchos aspectos. Dejando a un lado los muchos cambios de diseño que ha sufrido el coche, la nueva suspensión progresiva hidráulica dota al compacto de una comodidad de marcha que nunca habíamos experimentado en este modelo. En el interior encontramos acabados de mayor calidad, unos asientos más voluminosos y una dotación tecnológica a la vanguardia. En Top 10 Motor, nos hemos puesto a los mandos del nuevo Citroën C4 Cactus con motor gasolina PureTech de 110 CV que está disponible desde 15.800€. Estas son nuestras impresiones:

Cambios de diseño exterior: atrevido pero más elegante

Citroen C4 Cactus

El nuevo Citroën C4 Cactus ha sufrido una importante muda de piel, que lo convierte en un coche más refinado que su predecesor. Para empezar, el compacto francés ofrece una silueta más alargada que antes, debido a sus 2 centímetros extra de longitud (4,17 metros). El nuevo C4 Cactus sigue perteneciendo al segmento C, pero según la perspectiva en que lo miremos, podemos llegar a apreciar las formas de una berlina.

Citroen C4 Cactus

Uno de los elementos más característicos de este modelo son sus famosos airbumps, unos paneles que protegen la carrocería de las puertas. En el modelo anterior, los airbumps se situaban en la parte media de las puertas laterales, mientras que ahora pasan a situarse en la zona baja de las mismas, lo que otorga al perfil del coche una línea más refinada; especialmente con el toque de color rojo que adquieren los airbumps en este nuevo C4 Cactus. En el frontal del coche también encontramos detalles de color rojo en las luces antiniebla, mientras que la zaga estrena nuevas tomas de aire y nuevos faros con efecto LED 3D.

Citroen C4 Cactus

Uno de los grandes alicientes de este modelo es su alto nivel de personalización: el coche está disponible en 31 combinaciones de color diferentes (9 tonalidades de carrocería y 4 paquetes de color) y puede ser elegido con llantas de 16 o 17 pulgadas.

Chasis mejorado: confort de marcha excepcional

Citroen C4 Cactus

La anterior versión del Citroën C4 Cactus ofrecía una dinámica de conducción algo pobre respecto a sus rivales (Ford Focus, Seat Leon, Peugeot 308…), y aunque este nuevo modelo sigue sin ser una referencia en este aspecto, sí notamos una clara mejoría.

Una de las grandes novedades que estrena el nuevo Citroën C4 Cactus es la suspensión hidráulica progresiva del grupo PSA. La amortiguación PHC ofrece dos topes hidráulicos (uno de extensión y otro de compresión) que permiten ralentizar los movimientos de la suspensión a lo largo de su recorrido. En otra palabras, la amortiguación del nuevo Citroën C4 Cactus evita muchos rebotes incómodos y ofrece un confort de marcha superior al de una suspensión tradicional. En este apartado el compacto francés se aproxima a los coches más premium del segmento. Los baches se enfrentan con una soltura excepcional en este coche, mientras que las irregularidades del terreno son absorbidas de forma excepcional por las suspensiones.

Citroen C4 Cactus

Por contrapartida, el nuevo Citroën C4 Cactus no es un coche que responda con brillantez a una conducción dinámica, aunque ha mejorado respecto a su predecesor. La suspensión PHC tiene un tarado blando que permite ciertos balanceos de carrocería en curvas exigentes. La dirección también es bastante asistida. No queremos decir que esto sea malo per sé, simplemente que el chasis está más enfocado a una conducción confortable.

Gama de motores: eficiencia y suavidad

Probamos el motor PureTech de 110 CV con transmisión automática de seis relaciones, y podemos confirmar que se trata de uno de los propulsores más eficientes de la gama. Hablamos de un motor gasolina de tres cilindros y 1,2 litros que desarrolla 110 CV de potencia. Lo que más nos ha sorprendido es su suavidad a la hora de entregar la potencia y su buen par a bajas revoluciones. Su consumo homologado es de 4,7 litros/100 km, y aunque no está muy lejos de la media que hemos obtenido tras su uso (5,5 – 6 litros a los cien), es importante tener en cuenta que el consumo puede variar mucho en función del uso que le demos. Si practicamos una conducción relajada, el propulsor nos premiará con consumos por debajo de los seis litros, pero si abusamos del acelerador obtendremos todo lo contrario: consumos de hasta 10 litros. En este sentido, este motor de tres cilindros es como Jekyll y Mr Hyde… no conviene sacar a la bestia de paseo (perdonad mi humor barato=).

Citroen C4 Cactus

Por su parte, la transmisión automática EAT6 de 6 velocidades ofrece un funcionamiento muy suave. Los cambios de marchas son fluidos y contribuyen al buen confort de marcha del vehículo.

La gama de motores gasolina del nuevo Citroën C4 Cactus la completan una unidad Puretech de 130 CV y un propulsor atmosférico de 80 CV. Respecto a la gama diésel, el C4 Cactus cuenta con dos motores Blue HDi de 100 y 120 CV.

Interior: mejores acabados y un gran aislamiento

Citroen C4 Cactus

En el interior del coche encontramos unos acabados de mejor calidad, como el plástico Piano Black del salpicadero, un volante de nuevo diseño y sobre todo unos asientos más confortables que en la anterior versión. Los asientos Advanced Confort son más mullidos (la superficie amortiguadora ha aumentado de 2 a 15 mm) y ofrecen un tamaño superior a lo que estamos acostumbrados en un vehículo compacto.

Citroen C4 Cactus

También es importante destacar la buena habitabilidad de las plazas traseras, en esto el Citroën C4 Cactus ofrece algo más que sus competidores del segmento C. El maletero sigue ofreciendo una capacidad de 358 litros, que se convierten en 1.170 litros con los asientos traseros abatidos.

Citroen C4 Cactus

Uno de los aspectos en los que más ha mejorado este Citroën C4 Cactus respecto a su predecesor es en el buen aislamiento de la cabina. Citroën ha realizado un buen trabajo para mejorar la insonorización del coche; en el interior ya no se escuchan demasiados ruidos del exterior (rodadura, motor, aerodinámicos…).

Lo último en conectividad y 12 asistentes a la conducción

El Citroën C4 Cactus está a la última en lo que a dotación tecnológica se refiere. El coche está disponible con tres niveles de conectividad: Connect Box, Connect NAV y Mirror Screen. Todos ellos son compatibles con Android Auto y Apple CarPlay, y los dos últimos incorporan un sistema de infoentretenimiento que a su vez incluye una pantalla táctil de 7 pulgadas muy intuitiva. Un dato curioso: al panel de control del aire acondicionado y la calefacción solo se puede acceder a través de la pantalla táctil, lo cual resulta algo incómodo respecto a los clásicos botones situados en la consola central o el salpicadero.

El cuadro de instrumentos es totalmente digital y el coche cuenta con hasta 12 asistentes a la conducción. Entre ellos destacan los siguientes: alerta de cambio involuntario de carril, la cámara de visión trasera y el sistema Grip Control. Todas las ayudas a la conducción pueden ser fácilmente desactivadas desde el sistema de infoentretenimiento.