Nos hemos subido a los mandos de uno de los modelos más desconocidos del mercado español. Un SUV compacto chino de 7 plazas cuyo precio es, en una palabra, espectacular. Hablamos del DFSK 580.

Dongfeng Motor es el segundo fabricante chino más importante y el décimo a nivel mundial. Fundada en 1969, la importancia de este grupo es tal que produce en exclusiva para el mercado chino, modelos de Citroën, Peugeot, Kia, Honda y Nissan. En junio de 2003 el Grupo Dongfeng se unió con Chongquing Sokon Industry para darle vida a la marca protagonista de estas líneas, Dongfeng Sokon (DFSK). Aunque por mucha más historia que os contemos, vais a seguir sin conocerles, pero había que contextualizar. Ya están en España y tienen intención de quedarse durante muchos años.

Con uno de los virus más populares del Siglo XXI atemorizando Europa, hemos querido tranquilizar a nuestros fieles con la prueba del familiar chino. El Coronavirus es una gripe más. ¿Será el DFSK 580 un SUV más? Si quieres saber qué esconde el gigantón, sigue leyendo.

Esta no es una prueba convencional

Normalmente nos ponemos a hablar de los cambios exteriores, interiores y mecánicos respecto a las generaciones anteriores. Pero en este caso, al tratarse de un modelo completamente nuevo en nuestro país, hemos decidido daros la valoración de cada uno de los aspectos importantes pero sin ahondar en qué cambia respecto a lo anterior. Centrémonos en el presente.

El DFSK 580 mide 4,68 metros de largo, 1,84 de ancho y 1,71 de alto. Estas medidas, principalmente la de longitud, le sitúan en el segmento de los SUV compactos de 7 plazas. Rival directo de modelos como el Skoda Kodiaq, Nissan X-Trail o Mitsubishi Outlander. Si únicamente tenemos en cuenta la rivalidad en lo referente a las 7 plazas, también podemos meter en la pelea al Hyundai Santa Fe, Kia Sorento o Seat Tarraco.

Interior habitable en todas las filas

Su batalla está cercana a los 2,80 metros lo que consigue una habitabilidad interior bastante buena. En las plazas delanteras el espacio no tiene réplica. Los asientos de cuero envuelven perfectamente a los pasajeros y los hombros, la cabeza y las piernas no sufrirán hagamos los kilómetros que hagamos. En la fila de en medio también hemos encontrado un espacio muy bueno, con dimensiones suficientes para viajar tres personas sin una excesiva crítica al espacio para los hombros. Sin duda la mejor cota es el espacio para la cabeza donde un adulto de estatura media de 1,80 metros, tendrá un palmo de espacio adicional hasta el techo. Y por último sus plazas traseras. El eterno problema de las 7 plazas siempre es, precisamente, esas últimas butacas.

En el caso del DFSK 580 este problema se diluye un poco. Cuenta con unas plazas traseras aceptables, con capacidad de sobra para que dos niños viajen sin problema y con un espacio suficiente para que dos adultos puedan estar unos cuantos kilómetros sin quejarse demasiado. Hicimos la prueba de subirnos a ellas y la verdad es que en cuanto a hombros, el espacio es muy bueno, no vamos nada pegados. En la cabeza nos sobran casi 5 dedos hasta el techo lo cual está muy bien pero las rodillas irán tocando con los asientos de delante. Asique en líneas generales, bastante bien.

Combinación polémica

En cuanto a su motor, el DFSK 580 monta el propulsor bifuel (gasolina/GLP) 1.5 Turbo de origen Mitsubishi. Este bloque desarrolla 146 CV y 210 Nm de par. La fuerza para mover este 7 plazas (que da 1.510 kg en la báscula) es suficiente, sin grandes alardes. El motor mueve al coche sin problemas ya que el peso no es excesivamente elevado para ser un SUV de tres filas.

El motor va asociado a un cambio automático de variador continuo o conocido también como CVT. Por mucho que aquí la marca saque pecho de que esta transmisión evita los vaivenes en los cambios de marcha –todos los que recurren a un CVT lo hacen–, la realidad es que, con este tipo de cambio, las órdenes tardan en llegar mucho tiempo. Desde que pisamos el acelerador hasta que el coche asimila que así debe hacerlo, pasa un espacio de tiempo lo suficientemente grande como para que ya sea tarde salir de esa rotonda. Una vez te haces a este “lag” ya sabes que tienes que empezar a acelerar un par de segundos antes desde que quieras entrar en la rotonda o salir del semáforo.

Mucho gasto, buena autonomía

Y antes de cambiar de apartado, finalizaremos éste con sus consumos. Pese a no ser excesivamente pesado, este DFSK 580 mueve unas cifras de consumo elevadas. El CVT es uno de los principales culpables de los 11 litros de consumo mixto que el ordenador de abordo nos indicaba justo en el momento de dejar el coche en el concesionario. Lejos de los 7,3 litros homologados.

Pese a contar con unos 350 km de autonomía de GLP, no deja de ser un gasto alto. Pero gracias precisamente a esta solución bifuel, el coche ofrece una autonomía total de ambos combustibles de algo más de 800 km reales. Lo que está francamente bien. Además el GLP le otorga la etiqueta ECO de la DGT que no le viene nada mal para circular por la capital española. Porque, como podéis ver en las imágenes, la contaminación de Madrid centro es ya, sin duda, preocupante.

Diseño y calidades exteriores e interiores

Vamos a volver con las alabanzas, que suficientes palos le hemos dado ya al pobre SUV chino en el apartado mecánico. El diseño exterior de este DFSK 580 es, en líneas generales, bonito. Su zaga no es demasiado llamativa, es muy estándar. Pero su perfil y, sobre todo su frontal, son sus claves. Los faros muestran un diseño muy agresivo, con una forma de las óptimas LED que le acrecientan la mirada deportiva.

En posición lateral este SUV impone. Como veis en la galería, el morro afilado y el bonito diseño de las llantas aumentan la sensación de longitud. Llantas de 17 pulgadas que por su diseño abierto nos dejan entrever unas pinzas de freno pintadas en rojo. Detalle que nos ha gustado ya que es propio de coches con tintes deportivos.

Muy bien conseguido

Ya os hemos hablado de la buenísima habitabilidad de este SUV Compacto. Pero ahora mencionamos los elementos con los que cuenta y la calidad de los mismos. El comentario nada más sentarnos en el DFSK 580 fue: “¡ahí va!”. En el buen sentido, claro. Es cierto que a lo largo de la semana nos hemos ido dando cuenta de que ciertos materiales quizás no tengan la mejor calidad. Pero estamos hablando de un coche que cuesta infinitamente menos que la mayoría de rivales. Por tanto, lo que cuenta es cómo DFSK ha conseguido rematar su coche.

Un salpicadero bien estructurado. La consola central cuenta con un reglaje de mandos manual para la pantalla de 9 pulgadas (que también es táctil), la palanca de cambios y el freno de mano eléctrico. Además justo delante de la palanca, encontramos la toma de 12 voltios de carga y el conmutador de GLP. El volante tiene un buen diseño y una calidad al nivel de la de los asientos de cuero. El cuadro de instrumentos analógico cuenta con una pantalla pequeña donde consultar las principales informaciones del ordenador de abordo. Consumos, temperatura del motor, presión de las ruedas… Lo típico.

Versión tope de gama

Este DFSK 580 se ofrece con dos acabados diferentes. El Luxury y el Intelligent. El primero es el de acceso y ofrece de serie un techo eléctrico, cámara de visión trasera y sensores y una pantalla táctil integrada de 11 pulgadas con navegación, entrada USB y Mirror Link.

Nuestra unidad venía equipada con el acabado Intelligent. Muchas de las alabanzas anteriores del diseño, vienen provocadas por este motivo. Las llantas, las pinzas de freno rojas, las luces LED o las salidas de escape trapezoidales se ofrecen en este acabado tope de gama. En el interior, la verdad es que este SUV viene bien equipado. El reglaje del asiento de conductor es eléctrico, la pantalla es de tipo flotante y desde ella visualizamos la cámara de visión 360º de la que disponía nuestra unidad. Es una de las mejores tecnologías que un coche moderno y grande puede equipar para solucionarnos la vida en vías estrechas y en situaciones difíciles de aparcamiento.

La novedad más llamativa

Y por último, este familiar chino cuenta con una cosa que nunca antes habíamos visto. Cuenta con una cámara integrada en el interior que graba todo lo que sucede mientras conducimos. Introduciendo una tarjeta SD, podremos seleccionar “modo vídeo” y grabaremos la conducción a tiempo real. Se puede ver desde la pantalla del salpicadero con fecha y hora en directo. Esto nos puede ayudar a pelear alguna multa que no nos corresponda o sernos de utilidad frente a un accidente donde se nos culpe de algo que no hemos tenido que ver.

Precio hasta, no desde

Todas las marcas utilizan la preposición “desde” para publicitar los precios de salida de sus coches. DFSK también lo hace pero he querido darle la vuelta y poner el precio máximo. ¿Por qué? Muy sencillo. Poder adquirir un DFSK 580 por un máximo de 29.000€ supone que solo el Mitsubishi Outlander y el Peugeot 5008, en sus versiones de 7 plazas de acceso, son más baratos.

Explicado más coloquialmente. El “peor” DFSK 580 puede comprarse por 22.500€ mientras que el “peor” Outlander 7 plazas está por 24.900 y el “peor” 5008 casi por 28.000€. O sea las versiones de acceso de sus rivales más baratos, están entre 2.000 y 6.000€ por encima. Al revés pasa igual. El DFSK 580 más caro posible, contando el máximo equipamiento, la pintura metalizada y la instalación GLP, cuesta 29.000€. Mientras que sus rivales con los acabados más altos y sin las soluciones de autogas, superan con muchísimas creces, los 30.000€.

Todos los precios

La gama de precios es sencilla de explicar ya que este SUV solo tiene dos acabados. El Luxury con financiación parte desde los 22.500€ y se queda en 24.500€ si optamos por la opción al contado. El coche con acabado Intelligent, cuesta financiado 24.500€ y 26.500€ al contado. Los únicos precios adicionales son 590€ de la pintura metalizada y los 1.936€ de la instalación de GLP.

DFSK 580 y DFSK iX5: llegan los SUV chinos con GLP

De la mano del Grupo Invicta llegan estos SUV de la marcas china DFSK, disponibles también con versiones GLP y con precios desde unos 22.000 euros.

LEER MÁS

Estamos por tanto ante un coche sin absolutamente ningún rival en lo que a precio se refiere. Luego cada uno puede entrar a valorar especificaciones más subjetivas como puedan ser el comportamiento dinámico, la calidad de los materiales, el espacio o el diseño ya que, todo esto, va por gustos. Pero lo que es puramente objetivo son las matemáticas. Las ciencias no mienten. Y este DFSK 580 tiene un precio de derribo que nadie puede batir actualmente en el mercado.