Tras probar al completo la gama del nuevo Audi A1 Sportback, podemos contarte con más detalle lo bien que va… y orientarte a la hora de la compra para que elijas la versión que más te interesa.

La nueva gama Audi A1 Sportback ya está al completo. Tienes versiones con motores TFSI de 3 cilindros con 95 y con 116 CV, un interesante 1.5 de 4 cilindros con 150 CV, el deportivo 2.0 de 200 CV (recuerda, todos de gasolina). Y puedes elegir entre variantes con cambio manual o S tronic, cuatro acabados, una interesante serie especial Epic Edition…

Los precios parten desde los 20.760 euros de la versión básica hasta los 36.370 euros de la más potente y equipada. Pero… ¿Qué ha cambiado realmente en esta nueva generación del Audi A1?¿Aporta más calidad? ¿Qué tal va? ¿Qué versiones son las más interesantes? ¿Cuál sería la “compra maestra”?

Nos hemos puesto al volante de la gama durante la presentación nacional a la prensa, en la que hemos podido recorrer un buen número de kilómetros con todas las versiones menos con el 25 TFSI, el único que no estaba disponible. Y estas son nuestras sensaciones. Pero antes, un vídeo con el nuevo Audi A1 Sportback para ir abriendo boca.

La segunda generación del más “pequeño” de los Audi

En su momento ya te contamos las principales novedades que aporta la segunda generación del Audi A1 Sportback, que se puso a la venta en nuestro mercado en octubre de 2018, inicialmente en su versión 30 TFSI. Aquí comentábamos sobre el inicio de la comercialización del Audi A1 y sus precios.

Por ponernos en situación, conviene tener en cuenta un par de cosas. La primera, que el nuevo Audi A1 sustituye con esta versión Sportback a las dos versiones de carrocería de la generación anterior, el A1 de 3p y el 5 puertas con la misma denominación. Y lo hace con gran acierto.

Se simplifica la gama, eliminando las versiones de 3 puertas, que en este segmento apenas tienen “tirón”. Y lo hacen con un nuevo A1 Sportback que es tan deportivo o más que el anterior 3 puertas… y mucho más versátil y práctico que el su predecesor de 5 puertas. Luego veremos por qué.

Más cosas. La plataforma de partida es la que internamente se conoce en el grupo Volkswagen como MQB A0. Esto quiere decir que el Audi A1 Sportback comparte base mecánica con el Volkswagen Polo, o con el Seat Arona, sin ir más lejos. ¡Ah! Y es todo un “Made in Spain”, pues se fabrica en la factoría de SEAT en Martorell.

Estamos, por lo tanto, ante un coche completamente nuevo, que gana ligeramente en longitud para llegar a superar los 4 metros por apenas 3 centímetros, conservando la anchura de 1,74 m, y reduciendo la altura hasta 1,41 m.

El cambio de diseño es, como puedes ver en las fotos y en el vídeo, radical. Mucho más agresivo, mucho más deportivo. Y también más personalizable: hasta 10 colores para el exterior, con dos para el techo, y posibilidad de elegir en color diferente distintos elementos de la carrocería, con combinaciones de llantas de lo más llamativas.

Una nueva generación que aporta un salto importante no solo estéticamente. Calidad de materiales, ayudas a la conducción, sistemas de infotainment, presentación interior… Nadie podrá decir que estamos ante el “baby Audi”, salvo en lo referido a tamaño.

Y difícilmente encontrarás alternativas si buscas un coche de este segmento que pueda presumir de premium de verdad. Alguna hay, como el MINI, del que se podría decir que juega en otra liga, explotando más la baza de personalización, el diseño y la exclusividad, sin llegar a la practicidad para uso diario del A1.

El Audi A1 Sportback por dentro

La respuesta a esta pregunta, que muchos se hacen a la hora de comprar un compacto generalista y ver que por un precio similar pueden acceder a un Audi A1, tiene mucho que ver con el precio. Pero también con todo lo relacionado al espacio interior.

Empezando por lo segundo, no puedes esperar del nuevo Audi A1 Sportback que con sus apenas 4 metros justos ofrezca un habitáculo como el de un Ford Focus, por poner como ejemplo uno de los compactos generalistas que más nos gustan.

Pero sí has de saber que gana mucho en espacio respecto a la generación precedente. Delante, los kilómetros pasan más relajados al contar con más amplitud. No solo por espacio, también porque el diseño del salpicadero no agobia en absoluto. Y detrás se ganan unos importantes centímetros. Vale, no tanto como para plantearte un A1 Sportback como coche para realizar con frecuencia viajes largos con las plazas traseras ocupadas por adultos. Pero metro en mano, sí se nota el avance respecto a la generación anterior.

Su maletero sí le hace ampliar notablemente el radio de acción, al ganar 65 litros, y colocarse, con sus 335 litros, entre los mejores de los coches con los que compite por tamaño, como puede ser el mencionado Volkswagen Polo. Tiene formas regulares y aprovechable. Y además, cuenta con un piso modulable que puede colocarse en diferentes alturas.

Ya que estamos acoplados en el interior, no podemos dejar pasar la oportunidad para hablar de calidad de acabado y presentación interior. El ajuste es muy bueno, y la sensación de coche “premium” está ahí. Se nota también en la colocación y la sensación que ofrecen los mandos y la pantalla táctil al accionarlos. Nos gusta que se mantengan botones convencionales para manejar las funciones principales.

No hemos visto todavía ninguna unidad del nuevo Audi A1 Sportback en las versiones más básicas, en las que podrían dejarse notar más los plásticos duros, que predominan sobre los materiales acolchados. Pero la sensación general que transmite con los acabados superiores es magnífica.

Equipamiento del Audi A1 Sportback

Esto es especialmente así en las versiones más equipadas. Pero ojo, que el Audi A1 Sportback no va mal servido desde el nivel de acceso.

Para empezar, la instrumentación siempre es digital, con una pantalla de 10,2 pulgadas. Tampoco hemos tenido ocasión de comprobar su definición y la diferencia en funciones disponibles y en posibilidades de configuración frente al magnífico Audi virtual cockpit que llevaban todas las unidades que probamos. Pero con un precio que oscila entre 175 y 190 euros, según versiones, es una de las opciones que recomendamos no dejar atrás.

La versión básica del A1 Sportback incluye el sistema MMI Radio, bluetooth, limitador de velocidad, sistema de frenado automático de emergencia Audi pre sense front, aviso de salida de carril y llantas de aleación de 15 pulgadas.

Y a partir de aquí es donde interesa tener en cuenta la política comercial de Audi, que a medida que subes de versión añades equipamiento pero con un importante ahorro respecto a lo que costaría equipar esos elementos por separado.

Por ejemplo, por 1.400 euros más sobre la versión base, interesa sin dudarlo el Advanced. Suma el MMI Radio plus, interface para teléfono móvil, acabado interior en black panel, sistema multimedia con pantalla táctil de 8,8 pulgadas, y dos elementos que hacen que el A1 luzca mucho más, como son el techo en color de contraste y las llantas de aleación ya de 16 pulgadas.

Desde aquí tienes ya dos posibilidades de personalización, que no añaden elementos funcionales. Los S line suponen 1.300 euros sobre los Advanced. Incluyen llantas de 17 pulgadas, suspensión deportiva y línea exterior S line. Desde el S line puedes subir al Black Line por 1.200 euros adicionales. Aquí, las llantas de 17 pulgadas las firma Audi Sport, y añade retrovisores en negro, cristales traseros oscurecidos y paquete de estilo negro.

Audi también comercializa de salida la edición limitada Epic Edition, que toma como base de partida el acabado Black Line. Sumando 1.700 euros te llevas el A1 más “exclusivo”, con faros y pilotos oscurecidos, pintura metalizada, llantas de 18 pulgadas y distintos elementos de estilo.

Nuestra recomendación es optar por el Advanced y recurrir a algunos de los paquetes opcionales. Interesa el paquete tech, que por 990 euros añade Audi virtual cockpit, volante multifunción, ayuda trasera al aparcamiento y preparación para el sistema multimedia superior, el MMI Navegación plus. Ahorras un 20% respecto a su precio individual.

Los motores del Audi A1 Sportback: sí, con 3 cilindros basta

Con la gama ya al completo, y dejando a un lado el A1 40 TFSI de 200 CV como versión prestacional y deportiva equiparable en sensaciones al mismísimo Audi S1 de la generación anterior, la duda razonable puede estar entre las dos versiones del motor 1.0 de tres cilindros, o entre el 1.0 de 116 CV y el 1.5 de 150 CV.

La respuesta es fácil, incluso sin haber probado el 25 TFSI de 95 CV. El más potente son menos de 1.200 euros adicionales. Pero no solo te llevas un coche con más capacidad de aceleración y de recuperación, es decir con mejores prestaciones y más agrado de conducción.

El 30 TFSI de 116 CV pasa de la caja de cambios de cinco marchas del 25 TFSI a una de seis velocidades, que también se nota. Y en utilización real, no solo no va a consumir más que el A1 de acceso a la gama. Es que a poco que salgas a carretera o circules con el coche cargado, incluso gastarás menos. Otra ventaja es que puedes optar por el cambio S tronic de doble embrague con 7 marchas, siempre recomendable, a pesar de su sobreprecio, de unos 1.900 euros.

El A1 30 TFSI es, por lo tanto, una opción perfectamente recomendable por su relación entre precio y prestaciones. No es el 3 cilindros más refinado cuando apuras el cuentavueltas, pero el ruido nunca llega a ser molesto. A quien no le guste siempre puede recurrir a la función que amplifica el sonido del motor de forma artificial a través de los altavoces, cuando se selecciona el modo “dynamic” en el Audi drive select.

En cuanto al consumo, va muy en la línea de lo que le pidas al motor. Si conduces de forma tranquila o normal, puede gastar muy poco, por debajo de los 7 l/100 km. Si le exiges lo que es capaz de dar de sí, te moverás más cerca de los 8,5 l/100 km.

¿Compensa entonces el 1.5 del A1 35 TFSI, ya con cuatro cilindros y 150 CV? Pues proporcionalmente no te encontrarás un coche tan rápido como esperarías de su potencia, justo al contrario de lo que sucede con el 3 cilindros de 116 CV, que cunde mucho más de lo que en principio esperas. Sí te sorprenderá su consumo: puede gastar realmente poco, incluso hacer sombra al 3 cilindros en determinadas condiciones de uso.

Nuestra recomendación es elegir el 35 TFSI si tienes claro que buscas el máximo refinamiento de uso, o si te importa ese plus de prestaciones frente al 30 TFSI, ya sea porque te gusta conducir ligero en carreteras de curvas, o porque frecuentas vías en las que hay que adelantar o viajas a menudo cargado. Para el resto, invertiríamos la diferencia de precio entre el A1 30 TFSI y el 35 TFSI en montar el cambio S tronic en el motor “pequeño”.

En cuanto al comportamiento dinámico del nuevo A1 Sportback, nada que no esperásemos. Es un coche muy agradable y fácil de conducir, ágil y maniobrable en carreteras de curvas, pero a la vez estable y con gran aplomo para su tamaño circulando en vías rápidas.

Puedes elegir la suspensión deportiva opcional sin miedo a que el confort quede comprometido, algo que no se puede decir si combinas ésta última con los neumáticos más “extremos”, en llanta de 18 pulgadas y con perfil muy bajo. Pero eso es algo que no tiene mucho sentido salvo que hablemos del 40 TFSI. Y para eso, metidos en faena, lo suyo es optar ya por la suspensión con amortiguación controlada electrónicamente. Te llevas un auténtico “GTI”.

Precios del Audi A1 Sportback: desde 20.760 €

Estos son los precios del nuevo Audi A1 Sportback en sus versiones de acabado básico.

Versión Precio desde
A1 Sportback 25 TFSI 95 CV 5 vel 20.760 €
A1 Sportback 30 TFSI 116 CV 6v / S tronic 7v 21.940 / 23.810 €
A1 Sportback 35 TFSI 150 CV 6v / S tronic 7v 23.540 / 25.410 €
A1 Sportback 40 TFSI 200 CV S tronic 6 v 33.350 €

 

Galería de Imágenes Audi A1 Sportback

 

Galería de imágenes Audi A1 Sportback

 

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Hatchback3, 5270 - 335
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0 - 6,090 - 20094 - 137

Ver todas las versiones del Audi A1 (17.760€ - 36.366€)