La firma británica lanza su primer proyecto real de su innovador concepto MINI LIVING.

A medida que las zonas urbanizadas continúan creciendo, es cada vez más difícil encontrar un espacio atractivo en el que vivir en las grandes ciudades. De hecho, nunca ha habido tantas personas como ahora viviendo en espacios tan reducidos. Para dar solución a este tendencia, MINI ha creado el concepto MINI LIVING, un proyecto de “co-living” que arranca en China. La firma del grupo BMW está colaborando con el promotor chino del proyecto, “Nova Property Investment Co.”, para transformar un complejo industrial en desuso situado en Shanghai en una iniciativa de “co-living” en múltiples niveles, formados por apartamentos, espacios de trabajo y oferta cultural y de ocio. El comienzo de las obras para este complejo están previstas para finales de año.

El primer proyecto de MINI LIVING llevado a cabo en un edificio real

MINI LIVING

MINI LIVING fue presentado en 2016, desde entonces el proyecto ha explorado nuevos conceptos que buscan maximizar la calidad de vida en espacios reducidos. En el proyecto de Shanghai, MINI lleva por primera vez la idea que expresaban sus anteriores instalaciones a un edificio real. Y lo hace transformando una antigua fábrica de pintura en un emplazamiento urbano único, con abundante espacio para trabajar, interactuar y vivir. MINI LIVING ofrecerá apartamentos, espacios de trabajo bajo reserva y servicios como, por ejemplo, vehículos de uso compartido.

El complejo tendrá zonas de acceso público

MINI LIVING

“Obtenemos más si compartimos”, ese el lema de MINI LIVING, un concepto que se aplica no solo a los residentes del edificio, sino también a toda la ciudad. De hecho, hay partes del complejo MINI LIVING que serán de acceso público.

“MINI ha sido siempre una marca urbana. No solo refleja el pulso de la ciudad, sino que le inyecta energía”, explica Peter Schwarzenbauer, miembro del Consejo de Administración de BMW AG, responsable de MINI, Rolls-Royce y BMW Motorrad.

MINI LIVING ofrece vestíbulos y zonas comunes de gran tamaño que proporcionan un lugar para pasar el rato. Las instalaciones incluyen también jardines, zonas de juego, tiendas y restaurantes, a los que podrán acceder personas que vivan en otros lugares de Shanghái. MINI LIVING fomenta la interacción social, no solo entre los propios residentes sino con personas de otras partes de la ciudad.

Un edificio donde se podrá vivir a corto y a largo plazo

MINI LIVING

El proyecto MINI LIVING de Shanghái se sitúa en un área del próspero distrito de Jing’An, situado en el centro de la ciudad. Un grupo de seis edificios se convertirán en un vibrante vecindario urbano. MINI LIVING será un hogar para personas que quieran vivir solas o compartir piso, pero también para familias que busquen alquileres para periodos cortos, medios o largos. El diseño y el carácter de los interiores de los apartamentos es internacional, moderno y con referencias a la historia de Shanghái.