El fabricante alemán pretende incorporar el propulsor del Panamera Turbo S-E Hybrid en la próxima generación del Cayenne.

Hace unas semanas Porsche presentaba el Panamera Turbo S E-Hybrid, y los rumores apuntan a que pronto le tocará el turno al Cayenne. La compañía alemana lleva bastante tiempo utilizando el mismo tipo de propulsores para su gama de vehículos de gran tamaño (Cayenne, Panamera, Macan), y el Cayenne no va a ser una excepción ahora que comienzan a llegar los motores híbridos a Porsche. El SUV más grande de la gama recibirá, a buen seguro, el propulsor del Panamera Turbo S E-Hybrid, es sólo cuestión de tiempo… El plan de Porsche es que la nueva generación del Cayenne, que será presentada el año que viene, incorpore el mencionado propulsor híbrido.

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid

Si nos fijamos en el tren de potencia híbrido del Panamera Turbo, nos daremos cuenta de que el próximo Cayenne ofrecerá un nivel de prestaciones extraordinario. La berlina de gran tamaño ofrece un propulsor V8 turboalimentado de cuatro litros y 550 CV de potencia, además de un motor eléctrico que ofrece 136 CV adicionales; la potencia conjunta es de 671 CV y el par motor de 627 Nm. Las cifras de este propulsor permiten al Panamera Turbo S E-Hybrid acelerar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos. Inevitablemente, la futura versión híbrida del Cayenne Turbo tardará unas décimas más en alcanzar los 100 km/h, pero muy probablemente superará los 5,4 segundos que tarda el actual Cayenne S E-Hybrid (416 CV).

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid

Las prestaciones del próximo Cayenne Turbo híbrido situarán a este modelo al nivel de rivales como el Bentley Bentayga, Lamborghini Urus o el Audi Q8. La gran pregunta es si el fabricante alemán aplicará versiones híbridas en otras gamas como el Macan o el 911. El jefe de Porsche, Oliver Blume, ha afirmado recientemente que la próxima generación del Carrera está siendo diseñada con la opción híbrida en mente.