El Porsche Carrera GT, tras 15 años desde su aparición, sigue siendo unos de los superdeportivos más importantes de la historia. A petición personal de un cliente, Porsche Classic ha llevado a cabo una reconstrucción.

Para este proyecto, el cliente quería una reconstrucción completa y personalizada. Un proceso que implicó desarticular por completo en parte individuales todas las piezas del Porsche GT y revisar cada componente restaurándolo o reemplazándolo.

Porsche Carrera GT: Nuevas incorporaciones

Con un motor V de diez cilindros y 612 CV de potencia derivada de un tren motriz de Fórmula 1, este modelo pone a servicio de su cliente más peculiar una incomparable experiencia de conducción.

El Carrera GT recibió un acabado completo, con un reacondicionamiento de sus componentes de motor, la transmisión y el chasis. Sin duda, un proyecto espectacular y con el que la marca alemana quiere demostrar su calidad de fabricación.

Respecto al diseño de la carrocería, el propietario escogió la pintura Oak Green Metallic, un color que apareció en la década de los 70 pero nunca en el Carrera GT. Entre sus elementos de interior y exterior también encontramos:

  • Neumáticos de cinco radios de magnesio, basados en los legendarios BBS de automovilismo
  • Llantas con radio de estrella pintada en oro y un anillo de borde compuesto por plata
  • Bloqueo de la rueda central azul y plateada con el emblema de Porsche en color
  • Volante adornado con una franja dorada flanqueada en ambos lados por una de color Roble Verde.
  • Revestimiento de las piezas de fibra de carbono, con 350 horas lijando y recubriendo dichas piezas. Evitando así que adquiera un color amarillento con el tiempo.

 

El vehículo ya está preparado para ser entregado. Porsche Classic lo presentó por primera vez en el Porsche Experience Center en Atlanta, con  la asistencia de 100 invitados, entre los que se encontraba su propietario.