El Porsche Boxster Bergspyder es un concept que está basado en el Porsche Boxster de generación 981. Solo hay una unidad en el mundo y por primera vez, se podrá ver en el Gaisberg Race.

Hace ya algunos años, un equipo de desarrollo de la marca de Stuttgart preparó un prototipo de una nueva edición del legendario Porsche Bergspyder. Este concept está basado en la generación 981 del Porsche Boxster pero, finalmente, no pasó la prueba de viabilidad.

Es común que en el centro de investigación de Porsche se utilicen prototipos para probar el potencial de la construcción ligera de las generaciones actuales de deportivos. Un modelo especialmente destinado a este tratamiento fue el Porsche Boxster, un biplaza descapotable y ligero.

El pasado año 2015, la Junta Ejecutiva encargó un proyecto que consistía en construir un deportivo que estuviera basado en la generación 981 que fuera lo más ligero y minimalista posible. El concept car tenía que tener un diseño mucho más radical e intransigente que el Porsche Boxster Spyder para conseguir una relación peso-potencia y una dinámica aún mejor.

Porsche Boxster Bergspyder, un concept que nunca llegó al mercado

El Porsche 909 fue construido con especificaciones similares a las del Porsche Boxster Bergspyder. Pesaba 384 kilogramos y se convirtió en el coche de carreras más ligero utilizado por la marca de Stuttgart. Se fabricó con especificaciones similares casi 50 años antes. Para los ingenieros, el nombre del proyecto era obvio, 981 Berspyder. La decisión del color también fue muy rápida: blanco con detalles en color verde.

El modelo resultante basado en un Porsche Boxster 981 sería un coche deportivo monoplaza sin topes, parabrisas o manijas de las puertas. Al igual que los coches de carreras de la marca de finales de la década de 1960, solo había un deflector de viento plano y transparente que se extendía alrededor del conductor y terminaba en las puertas

El equipo de ingenieros y diseñadores creó una cubierta que se extiende desde el parabrisas hasta el compartimento del motor. Esta lona tuvo como objetivo rendir homenaje al Porsche 356 Speedster de 1954.

En un primer momento, esta lona se fabricó con piel sintética y un componente de fibra de carbono planeado para una segunda etapa. El cuadro de instrumentos también experimentó un rediseño completo y estaba equipado con elementos del Porsche 918 Spyder. Cabe destacar que el modelo también se ensambló al estilo del superdeportivo.

Además, la puerta del pasajero daba lugar a un compartimento oculto que proporcionaba al conductor un estante para guardar el casco, una funda extraíble para el asiento y equipaje adicional.

El monoplaza basado en un Porsche Boxster 981

Después de someterse a una cura de adelgazamiento que incluía el uso mínimo de material de aislamiento y componentes optimizados; el 981 ya estaba listo para circular. Pesaba 1.099 kilogramos y estaba propulsado por un motor bóxer de 3.8 litros y 387 CV del Porsche Cayman GT4. El Porsche tenía una relación peso-potencia de 2.8 kilogramos/CV. 

Era capaz de acelerar de 0 a 100 kilómetros/hora en poco más de cuatro segundos y en Nürburgring consiguió una cifra de 7:30. Finalmente, el proyecto no se llevó a cabo y el prototipo siguió siendo único. El proyecto estuvo expuesto en el centro de desarrollo en Weissach antes de ser transferido al Museo Porsche. Por primera vez, se podrá contemplar en la Gaisberg Race.