El Porsche 911 Turbo S se está poniendo a prueba en el complejo trazado de Nürburgring. A falta de muy poco tiempo para su presentación, se puede ver con apenas camuflaje.

El Porsche 911 Turbo S de la generación 992 está terminando de ponerse a punto y para conseguirlo ya ha rodado en el mítico trazado de Nürburgring. Los fotógrafos espía han logrado capturar a una de las últimas unidades de pruebas del futuro integrante de la familia nueveonce.

En esta ocasión se trata de la versión Turbo S, la más alta de gama. El modelo se encuentra prácticamente sin camuflaje, esto es debido a que su presentación será inminente. Es importante destacar que otras unidades con un aspecto muy similar pero con algo más de camuflaje por encima, las cazamos durante el mes de agosto de pruebas por Almería.

Quizás, estas unidades de prueba se estén poniendo a punto cerca de las instalaciones de pruebas, CEMA, que Michelin posee en esta provincia.

¿Qué tiene de especial el nuevo Porsche 911 Turbo S?

Tal y como hemos comentado, el futuro Porsche 911 Turbo S está en sus últimas etapas de desarrollo. Si ponemos el punto de mira en la parte delantera, se puede contemplar que ya no cuenta con los ya típicos vinilos en color negro, sino que además, ya monta sus futuros elementos definitivos, así como el paragolpes con sus molduras y entradas de aire laterales.

En la zaga del deportivo todavía se pueden ver los vinilos que cubren los detalles. Los grupos ópticos traseros tienen, por el momento, un parecido a los del Porsche 911 Carrera. ¿Serán así finalmente?

Los paragolpes sigue la línea de modelos anteriores y las salidas de escape serán dobles y de formas cuadradas. Según la marca, esto significará la presencia en el interior de una mecánica mucho más poderosa pudiendo llegar a alcanzar entre 600 y 650 CV. En cuanto al exterior se refiere, cuenta con la misma configuración, contando incluso con paragolpes mucho más prominentes, las llantas multirradio y el característico alerón.

La fecha de la presentación oficial se desconoce pero todo apunta a que el nuevo Porsche 911 Turbo S se convierta en la gran presentación de la marca de Stuttgart. Dada la ausencia de fotos interiores, no se puede decir si este prototipo presenta una transmisión manual como su predecesor, pero esperamos que lo haga, incluso como una opción, pero todo apunta a que podría equipar una transmisión PDK de doble embrague y siete velocidades. En cualquier caso, el motor podría seguir siendo un bóxer de aspiración natural o atmosférico, como se prefiera denominar, que con toda la probabilidad podría tener un desplazamiento de 4.0 litros.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Cabrio, Coupé2 - 145
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0 - 12,8370 - 700169 - 303

Ver todas las versiones del Porsche 911 (107.654€ - 326.934€)