La versión GT4 Clubsport del Porsche 718 Cayman se convierte en uno de los mejores coches que puedes comprar preparados para hacer vueltas rápidas en circuito.

Ya está aquí el nuevo Porsche 718 Cayman GT4 Clubsport, con el que Porsche da relevo al primer Cayman GT4 Clubsport, presentado hace tres años. Entre sus muchas novedades, por primera vez se ofrecerán dos versiones. El modelo “Trackday” está orientado a los pilotos amateur, mientras que la variante “Competition” se destinará a competiciones nacionales e internacionales.

Menos peso y más potencia para marcar vuelta rápida

Porsche anuncia una primicia para un coche de producción en el 718 Cayman GT4 Clubsport. Según la marca, es la primera vez que se utilizan fibras naturales de material compuesto en la carrocería. Las puertas y el alerón trasero están fabricados con una combinación de fibras orgánicas, procedentes de subproductos agrícolas como fibras de lino o de cáñamo.

Al parecer, se consiguen propiedades que no tienen nada que envidiar a la fibra de carbono en términos de peso y de rigidez. Y cuando lo dice Porsche…

En cuanto al motor, el seis cilindros bóxer de 3,8 litros rinde 313 kW (425 CV) a 7.500 rpm, lo que supone un aumento de 40 CV respecto al anterior Cayman GT4 Clubsport. El par máximo es de 425 Nm a 6.600 rpm.

La potencia se transmite a las ruedas traseras mediante un cambio PDK de doble embrague de seis marchas. Estas lo hacen al asfalto contando con la ayuda de un diferencial trasero autoblocante mecánico optimizado para su uso en competición, y de neumáticos especiales desarrollados por Michelin.

 

El peso total del Porsche 718 Cayman GT4 Clubsport se queda en apenas 1.320 kilogramos, en su configuración con jaula de seguridad, asiento tipo baquet de competición y cinturones de arnés de seis puntos de anclaje.

Sólo para circuito, precio desde 134.000 euros sin impuestos

Sí, el 718 Cayman GT4 Clubsport parece el arma definitiva para marcar vueltas rápidas en las escapadas al circuito. Pero no es lo que se dice un capricho barato. El precio sin impuestos es de 134.000 euros para la versión “Trackday”. Incluyen reglajes especiales de la amortiguación y del ABS y el control de estabilidad, que son desconectables.

Esta versión, que no está homologada para su uso en carretera, también añade en su equipamiento de serie el aire acondicionado, extintor, depósito de combustible de seguridad con 80 litros y escotilla de rescate en el techo.

El 718 Cayman GT4 Clubsport en su versón Competition cuenta con amortiguación regulable, depósito de combustible ampliado a 115 litros, repartidor de frenada, sistema automático de extinción de incendios y volante de competición procedente del 911 GT3 R. Su precio parte desde 157.000 euros, sin impuestos.

Galería de imágenes Porsche 718 Cayman GT4 Clubsport