Con los nuevos Porsche 718 Cayman GT4 y 718 Spyder, Porsche completa por arriba la gama de su deportivo biplaza con dos variantes para los amantes de la conducción deportiva en su estado más puro.

Si ya de por sí, la configuración técnica del Porsche 718 es una invitación a la hora de disfrutar de una conducción deportiva en tu carretera de montaña favorita o tu circuito preferido, las nuevas variantes 718 Cayman GT4 y 718 Spyder elevan esta faceta a una nueva dimensión.

Por primera vez, Porsche ha decidido que tanto el 718 Cayman GT4 como el 718 Spyder compartan la misma base técnica. Esto implica, para empezar, que los dos utilizan el mismo motor bóxer atmosférico de seis cilindros y 4 litros, acoplado a un cambio manual de seis marchas. Sí, has leído bien, ¡una caja de cambios manual! Hablábamos de la conducción deportiva en su estado más puro, ¿no?

Motor bóxer atmosférico con 420 CV

La potencia del motor bóxer, de la misma familia que utiliza el actual Porsche 911 Carrera, es de 420 CV, con un par máximo de 420 Nm, disponible entre 5.000 y 6.800 rpm. Solo como dato comparativo, esto supone una ganancia de 35 CV respecto al GT4 de la anterior generación, uno de los coches más eficaces y divertidos que han pasado por mis manos.

El motor de inyección directa es capaz de girar con un increíble sonido hasta las 8.000 rpm, a las que se produce el corte de inyección. Entre sus características técnicas más destacadas se encuentran los inyectores piezoeléctricos, capaces de realizar hasta cinco inyecciones individuales por ciclo.

También cuenta con admisión variable, y con un sistema de control adaptativo que desconecta una de las bancadas de cilindros cuando se funciona con carga parcial, para favorecer el consumo.

Galería de imágenes Porsche 718 Cayman GT4

Las prestaciones quedan aseguradas: más de 300 km/h de punta tanto para el Spyder, que alcanza los 301 km/h, como para el Cayman, que llega a los 304 km/h. Para acelerar de 0 a 100 km/h, cualquiera de los dos para el crono en 4,4 segundos. El dato de consumo medio homologado en ciclo combinado es de 10,9 l/100 km.

Un chasis adaptado para las altas prestaciones

Y si Porsche ha decidido montar el motor del Cayman GT4 en el Spyder, lo lógico es que hiciera lo mismo a la hora de adaptar el chasis de alto rendimiento, con una puesta a punto pensando tanto en la carretera como en el circuito.

Además del ajuste específico para la amortiguación Porsche Active Suspension Management, la altura de la carrocería se rebaja 30 mm. Se ha recalibrado el control de estabilidad Porsche Stability Management (PSM), que además puede desactivarse en dos fases. Y el Porsche Torque Vectoring (PTV) con diferencial autoblocante trasero mecánico se encarga de poner la guinda al pastel cuando se trata de conseguir la máxima dinámica lateral y longitudinal.

Galería de imágenes Porsche 718 Spyder

Para los que no tengan suficiente con la potencia de frenada del sistema de frenos de alto rendimiento que ofrecen de serie los 718 Spyder y Cayman GT4, se puede montar en opción los frenos cerámicos Porsche Ceramic Composite Brake (PCCB). Exclusivo del GT4 es el paquete Clubsport, con barra de refuerzo en la parte trasera, extintor y cinturón de seis puntos de anclaje para el conductor.

Las modificaciones que afectan a la aerodinámica tienen más efecto del que podría parecer a simple vista. En el 718 Cayman GT4, por ejemplo, se consigue un 50% más de carga sin afectar al coeficiente aerodinámico.

Un 30% puede achacarse al diseño de la zaga, que permite un difusor adicional. El 20% restante se consigue con el nuevo alerón trasero fijo. En el 718 Spyder el spoiler trasero se despliega de forma automática por encima de 120 km/h.

Según Porsche, todo esto, junto a unos neumáticos de ultra altas prestaciones, permiten al nuevo Porsche Cayman GT4 rebajar el tiempo por vuelta en el circuito de Nürburgring en nada menos que 10 segundos respecto al GT4 anterior.

El precio del Porsche 718 Spyder para el mercado español es de 107.612 euros, mientras que el del 718 Cayman GT4 alcanza los 110.870 euros.