El CEO de Porsche, Oliver Blume, confirma que ya tiene varios prototipos de los próximos Porsche 718 eléctricos fabricados

Según recogen los compañeros británicos de Autocar, Porsche ya tiene varias unidades experimentales fabricadas del que será la siguiente generación de su Porsche 718 tanto Boxster como Cayman pero en versión como coche eléctrico.

Bajo la piel del actual modelo que se vende en los concesionarios, los ingenieros de Porsche ya están trabajando con vehículos de pruebas de los que llegarán a la venta como Porsche 718 Cayman y Boxster eléctricos.

Tras la noticia sobre la electrificación general de los modelos ya existentes de Porsche, salvo el esperado Porsche 911 híbrido, el cual parece aún resistirse, la llegada de un Porsche Macan eléctrico en 2020 fue confirmada y, con ello, se abrió la puerta de otros modelos, tan diferentes al SUV de acceso de la familia, como los modelos correspondientes a la gama Porsche 718.

Un paso que podría conllevar la desaparición de las versiones animadas por gasolina, como el propio Blume admite y que achaca a la futura correlación entre la demanda de coches eléctricos o de combustión pero, sobre todo, a las restricciones contaminantes, como el máximo establecido por el Parlamento Europeo para 2021 de 95 gramos de CO2 generados cada kilómetro recorrido.

La venta de las variantes del Porsche Cayman y Boxster eléctricos llegarán después que la del SUV. No será hasta 2020 cuando el deportivo eléctrico de acceso esté disponible para su adquisición junto con el que será el primer coche eléctrico del fabricante, el Porsche Taycan, del cual también ya sabemos que habrá versiones más deportivas y extremas que la que se ofrezca de inicio.

Porsche 718 eléctrico e híbrido

En paralelo, aunque en un grado aún más inicial, se conoce la intención de explorar las posibilidades de electrificación parcial de los mellizos. Esto quiere decir que ya se trabaja en tanto el Porsche 718 Cayman como el Boxster híbrido.

Los equipos de ingenieros valoran qué tipo de hibridación podría ser más adecuada para estos coches. Bien sea la hibridación ligera, o mild-hybrid, u optar por la instalación de un equipo que permitiera la recarga eléctrica externa, es decir, hacer de los Porsche 718 coches híbridos y enchufables.

Una intención que no es nueva para estos modelos ya que, a principios de la década presente, Porsche presentó el prototipo híbrido llamado Porsche Boxster E que acompaña este párrafo. Un coche híbrido que contaba con un bloque de 2.9 litros, gasolina, de más de 250 CV, asociado a un motor eléctrico que producía cerca de 125.