Polestar, la submarca de Volvo, prepara su desembarco en el país asiático con tres modelos: un híbrido enchufable y dos vehículos totalmente eléctricos.

Polestar, la marca de gama alta dependiente de Volvo, se centrará en China. El plan del fabricante de coches es comercializar vehículos eléctricos e híbridos enchufables en el país asiático. Por el momento, se ha dado a conocer que existirán hasta tres modelos distintos. Uno de ellos será un híbrido enchufable (Polestar 1), mientras que los otros dos sí serán eléctricos al completo (Polestar 2 y Polestar 3).

China, el gran objetivo de Polestar

El objetivo de Polestar es que la mitad de las ventas provengan de China. La fecha de comienzo para esta meta es 2021. A partir de ese año, la marca de gama alta habrá sacado a la venta los tres modelos proyectados. No obstante, los mercados de Europa y Estados Unidos deberán sumar el otro 50% de las comercializaciones.

Polestar 1

Thomas Ingenlath, CEO de la marca, comentó la falta de variedad de coches eléctricos en el mercado. “Se trata de obtener suficiente variedad y ofertas para los usuarios”, agregó Ingenlath acerca de los objetivos para el mercado de vehículos eléctricos. Por esto, Polestar ve una posibilidad de negocio y así rivalizar en el mercado chino con Tesla, líder en el segmento de coches eléctricos, Mercedes-Benz y Audi.

La estrategia de Polestar es apostar por la producción y servicio en red de Volvo y Zhejiang Geely Holding Group, la marca china con la que se unió. Esto permitirá a la marca de coches de gama alta ser rentable y moverse en el mercado más rápidamente que el resto de modelos eléctricos en China.

Polestar 1

La producción del Polestar 1 comenzará a mediados de 2019

Los modelos proyectados por Polestar son tres: un híbrido enchufable y dos vehículos completamente eléctricos. El plan inicial de la marca de Ingenlath es comenzar por la producción del Polestar 1 a mediados de 2019. La fabricación del híbrido enchufable estaría entre las 50.000 y 100.000 unidades por año en su factoría de Chengdu (China). Este modelo se presentó durante el Salón del Automóvil de Guangzhou de noviembre.

El coupé deportivo de Polestar montará en su primer modelo un motor de combustión y otro eléctrico. Esto supondrá una potencia de 600 CV y 1.000 Nm de par motor en su conjunto. La recarga completa de las baterías permite una autonomía de 150 kilómetros en modo eléctrico. Asimismo, este modelo tres puertas contará con cuatro plazas distribuidas en formato 2+2. El precio del híbrido enchufable rondaría los 137.000 euros.

Fabricación Polestar 1

El siguiente paso de la compañía será la producción en masa del Polestar 2, el primer vehículo completamente eléctrico de la marca. La construcción del sedán comenzará en 2020 en su factoría de Shanghái. El objetivo de Polestar es competir cara a cara frente al Tesla Model 3, aunque aún no ha sido presentado al público.

Por último, los planes del fabricante de coches es desarrollar el Polestar 3, un SUV del segmento D, es decir, de gran tamaño. Al igual que el sedán, este vehículo será totalmente eléctrico y pugnará junto a otros modelos como el NIO ES8, NIO ES6 (anunciado para mediados de 2019), Audi e-tron, Mercedes EQC 400 o Tesla Model X.