Toyota y Subaru unen fuerzas para desarrollar una nueva plataforma para coches eléctricos. Además, desarrollarán un SUV eléctrico del segmento C.

Toyota y Subaru han firmado un acuerdo que tiene como objetivo desarrollar, de forma conjunta, una nueva plataforma, específica, para coches eléctricos de batería, BEV. Esta nueva plataforma para coches eléctricos de Toyota y Subaru estaría destinada para nuevos turismos de tamaño mediano y grande.

Además, ambos fabricantes desarrollarán, de forma combinada, un todocamino perteneciente al segmento C y que cada marca venderá bajo su propio logotipo.

Ambas marcas han asegurado que al combinar sus puntos fuertes; tecnologías de tracción a las cuatro ruedas de Subaru y la electrificación de Toyota, “podrán afrontar el desafío de crear productos atractivos con unas características que solo los coches eléctricos pueden ofrecer”.

Toyota y Subaru, juntos por el coche eléctrico

El acuerdo comercial entre los dos fabricantes data de 2005 y desde ese momento, las colaboraciones se han ido intensificando en los ámbitos del desarrollo, la producción e incluso en las ventas.

El Toyota GT86 y el Subaru BRZ fueron el inicio de la puesta en marcha de dichas iniciativas. Además, en Estados Unidos, gracias a esta colaboración, llegó al mercado el Subaru Crosstrek Hybrid. Este híbrido enchufable equipa algunas de las tecnologías de la marca nipona.

El sector de la automoción está en continua transformación

La conectividad, la conducción autónoma, la nueva movilidad y la electrificación son factores que están transformando el sector de la automoción tal y como lo conocemos en la actualidad, es por esto que Subaru y Toyota están desarrollando conjuntamente nuevas tecnologías que les permitan adaptarse a los nuevos tiempos. 

“El acuerdo anunciado hoy representa una nueva área de cooperación que se centra especialmente en la necesidad urgente de responder a la ‘E’ de CASE, es decir, los motores y componentes electrificados”, aseguran desde las marcas.

“Como primer paso, al tiempo que aceleran el desarrollo de productos y combinan las tecnologías que representan lo mejor de cada compañía, colaborando en todo lo posible, las dos empresas desarrollarán conjuntamente una plataforma específica para BEV. Se desarrollará de manera que se pueda aplicar a una amplia variedad de vehículos, incluidas berlinas de los segmentos C y D y diferentes vehículos tipo SUV“.

A raíz del acuerdo con Toyota, Subaru destinará los recursos existentes al desarrollo de coches eléctricos a este nuevo proyecto. Además Subaru seguirá trabajando en un todocamino eléctrico que resulte atractivo para sus clientes “con una mayor eficiencia en términos de diseño, desarrollo, compra y otros aspectos”.