La industria del automóvil sigue sus estudios sobre las pilas de hidrógeno para los coches y, para ello, busca aliados

El hidrógeno está presente en abundantes cantidades en nuestro entorno. Bien sea en forma de gas, integrado en el aire, o en estado líquido, en el agua, este elemento aparece de forma estable en la naturaleza enlazado formando moléculas diatómicas, es decir, de dos en dos.

La rotura de estos enlaces genera energía eléctrica. Una energía que podría situar a los coches con pila de hidrógeno como una alternativa real frente a los dependientes de los hidrocarburos o los vehículos eléctricos, en tanto en cuanto sigan dependiendo de su conexión a la red eléctrica.

Uniendo esfuerzos entre la industria automotriz y la ciencia

Toyota y el DIFFER, el Dutch Institute for Fundamental Energy Research, que traducido al español significa Instituto holandés de investigación energética fundamental, se han unido para desarrollar un dispositivo que absorba el vapor de agua y lo separe directamente en hidrógeno y oxígeno usando la energía del sol. Un proceso que pueda aplicarse a las pilas de hidrógeno para los coches.

Este interés se fundamenta en el principio de la combinación entre el hidrógeno y el oxígeno en una pila de combustible. Dada la unión entre ambos elementos se libera energía eléctrica dando como residuo vapor de agua.

Al no generarse otros gases de efecto invernadero, como ocurre con la quema de combustibles fósiles donde el dióxido de carbono o los óxidos nitrosos resultan seriamente perjudiciales para el entorno y para la salud, en el caso de la pilas de hidrógeno para los coches, la interacción de éste con el oxígeno daría como único desperdicio moléculas de agua en forma de vapor.

El grupo de trabajo ha obtenido sus frutos ya que han desarrollado una nueva célula fotoelectroquímica de estado sólido. Un dispositivo que es capaz de obtener agua del aire, tratarlo con la intervención de la luz solar y así generar hidrógeno.

El sistema consta de unas membranas de electrolitos poliméricos, unos fotoelectrodos porosos y unos materiales que absorben el agua, combinados en un dispositivo de diseño especial integrado en la membrana.

En otro ámbito, este trabajo conjunto también busca una vía de obtención del hidrógeno asequible que revierta tanto en la ciencia, como en la industria como también en los usuarios que se acerquen a la tecnología de la pila de hidrógeno para los coches.