La marca sigue su escalada de presentaciones de nuevos proyectos y el siguiente objetivo es un Karma pick-up

Karma parece haber entrado en una nueva fase de su historia y, tanto con su modelo y buque insignia, el Karma Revero GT hasta su nueva propuesta, el prototipo de hipercoche eléctrico Karma SC2 Concept que podría meter entre los deportivos más deseados del mundo a uno de los coches más exóticos del momento.

Entre la elegancia y el comportamiento de su berlina gran turismo con el Revero y las elevadísimas prestaciones y dosis de adrenalina al volante del SC2 Concept, Karma sale del asfalto presentando la imagen del que será su primera camioneta todoterreno.

Sea como fuere, el caso de esta pick-up de Karma es otra muestra de la modularidad de los productos de la firma afincada en el estado de California, Estados Unidos.

Una propuesta que vendría a mostrar un catálogo más amplío de coches que deberían estar disponibles desde 2021 a partir de la plataforma de construcción Project e-Klipse para sus coches electrificados, bien sean eléctricos 100 por 100 o híbridos como es el caso del Revero GT.

De esta forma, se demuestra que la inversión realizada por el grupo chino Wanxiang Group en 2014 no solo supuso un balón de oxígeno a la malherida firma que reflotó de la bancarrota a Fisker Automotive y renombró como Karma Automotive sino que su objetivo es poner en el mercado productos basados en la nueva era de la industria de la automoción electrificada.

La fiebre por las pick-up eléctricas

La moda de las camionetas eléctricas parece gozar de muy buena salud ya que, desde las pequeñas empresas, de producción casi artesanal, como es el caso de Bollinger con sus dos opciones como Bollinger B1 y Bollinger B2, hasta el recién presentado Tesla Cybertruck, la camioneta eléctrica de los de Elon Musk que ya ha alcanzado la friolera de las 200.000 reservas en tan solo 3 días tras su puesta de largo oficial pasando por otras alternativas de los grandes pesos pesados de la automoción, no solo estadounidense sino mundial, como es Ford y sus planes para poner a la venta una versión eléctrica de su pick-up Ford F-150 demuestran que el rudo y tradicional comprador de camionetas «Made in America» ha cambiado su forma de pensar y que el futuro a corto plazo pasa por poner en los concesionarios este tipo de vehículos eléctricos.

Aunque no se ha dado más información a cerca de cuándo se presentará este pick-up de Karma, es posible que en los próximos meses salga a la luz la versión descubierta de este prototipo que luce realmente atractivo en su imagen parcialmente oculta.