El Peugeot Rifter, por su versatilidad, no se limita únicamente al mundo laboral. En la versión de pasajeros, su añadido enfoque familiar, espacio y comodidad lo sitúan entre uno de los coches más útiles del mercado.

Dentro de los vehículos comerciales ligeros, el Peugeot Rifter se presenta como una opción estupenda. Y no solamente para poder llevar a cabo desplazamientos de mercancía o carga y descarga de productos. También ofrece un enfoque familiar para dar otra opción frente al monovolumen tradicional de toda la vida.

Peugeot sitúa la oferta del Rifter dentro del sector de monovolúmenes compactos asequibles, sobretodo teniendo en cuenta que estos últimos han evolucionado hacia el territorio de los SUV, como es el caso del Peugeot 3008 o el 5008, los cuales por cierto, comparten la misma plataforma EMP2 con el nuevo modelo.

Son muchas las virtudes que nos ofrece el Peugeot Rifter, y tras haber tenido la oportunidad de probarlo y viajar con él, podemos afirmar con seguridad que se trata de uno de los vehículos más versátiles del sector.

Un motor que cumple a la perfección

El Peugeot Rifter ofrece una amplia gama de opciones en lo que respecta a su motor. Por un lado nos encontramos dos opciones de gasolina 1.2 Puretech disponibles en versiones de 110 y 130 CV.

Respecto al diésel son tres las opciones propuestas por el fabricante, 75, 100 y 130 CV 1.5 BlueHDI son los motores disponibles de gasóleo.

En nuestro caso hemos tenido la oportunidad de probar la versión diésel BlueHDI 1.5 de 130 CV.

Todas las opciones de motor incorporan de serie un manual de 5 o de 6 velocidades, según la versión. Por otro lado, las opciones más potentes pueden instalar de manera opcional el cambio automático por convertidor de par con 8 velocidades, el mismo que hemos usado nosotros.

El motor BlueHDI de 130 CV ofrece un excelente rendimiento. Gracias a sus 300 Nm de par, su capacidad de empuje y su respuesta, sobre todo desde bajas revoluciones, son perfectas respecto a su tamaño. Ofrece todo el empuje que podamos necesitar, de manera precisa, cómoda y progresiva, incluso con el coche cargado. Su velocidad máxima alcanza los 183 km/h.

Respecto a su consumo, hemos medido una media de 5,2 litros cada 100 kilómetros, números sobresalientes teniendo en cuenta las dimensiones y la aerodinámica del modelo, aunque ya hablaremos de ello con más detalle.

La opción 100% eléctrica del nuevo Peugeot Rifter estará disponible en el futuro para, entre otras cosas, dar una opción frente a las nuevas normativas de circulación y cuidado del medio ambiente.

Un diseño exterior diferenciador

Con una longitud de 4,4 metros y una altura de 1,8 metros, nos encontramos con un vehículo grande, especialmente en lo que respecta a la altura, la cual en ocasiones dificulta el acceso a ciertas entradas de garaje o puntos poco elevados en zonas muy concretas. Algogo que debemos tener en cuenta si disponemos de un acceso limitado en nuestro parking habitual.

Estas dimensiones, por otro lado, facilitan muchísimo el transporte y la carga de mercancías,. Al fin y al cabo, el Rifter ha sido concebido también pensando principalmente en las versiones comerciales.

Respecto al aspecto general del modelo, esto es como siempre cuestión de gustos. Nos encontramos ante un vehículo que transmite robustez y versatilidad en sus líneas. Un vehículo comercial con alma de monovolumen familiar; no se pueden pedir milagros. Pero en líneas generales, es un coche bien resuelto estéticamente.

Se nota el interés de la marca por modernizar sus líneas y hacer el coche más atractivo, un intento más de representar el Rifter, no solo como un vehículo de transporte sino como una opción estupenda para viajar con la familia.

Están disponibles una amplia gama de colores para llantas, molduras y demás detalles para conseguir un diseño diferenciador y personalizable, mucho más a caballo con el mundo del turismo.

Diseño interior y equipamiento completo y moderno

El interior del nuevo Peugeot Rifter se podría resumir en dos palabras; amplitud y cómodidad.

La gran altura que ofrece el modelo, así como su longitud, son características evidentes que facilitan el uso del habitáculo. El modelo está disponible en versiones de 5 o 7 plazas, dependiendo evidentemente del uso que se le pretenda dar al modelo. Recientemente se ha añadido a la gama la versión del Rifter con carrocería larga

Viene con el sistema I-Cockpit, enfocado especialmente para el conductor e intentando parecerse a un turismo en muchos aspectos. Ofrece, entre otras cosas, un gran sistema de infoentretenimiento gobernado por una pantalla táctil de 8”. Por supuesto incorpora los últimos avances en tecnología y es compatible con Android Auto y Apple Car Play.

El sistema I-Cockpit es intuitivo y fácil de utilizar, obteniendo una costumbre del mismo en pocos trayectos, lo que lo convierte en una solución eficaz y cómoda para la interacción con los sistemas del vehículo.

Una cámara de visión trasera de 180º, el Head-Up Display, un sistema de vigilancia para el ángulo muerto o la frenada de emergencia automática, son algunos de los sistemas de seguridad que están disponibles en el modelo.

Sin embargo, lo más destacable de interior es sin duda su espacio y versatilidad. Cuenta con multitud de huecos y módulos extra para poder alojar todo tipo de objetos, mochilas y demás.

Los asientos son especialmente amplios y cómodos, pudiendo posicionar, por ejemplo, en cualquiera de los 3 asientos traseros una silla infantil sin problema alguno.

Además los asientos de la tercera fila son deslizantes, lo que facilita su manipulación y por si fuera poco, se pueden retirar fácilmente en caso de necesitarlo al igual que en la versión estándar del modelo.

Ninguna persona tendrá problemas de comodidad en el Rifter, cualquiera se sentirá a gusto gracias al espacio y la comodidad de los asientos, independientemente de la talla.

Respecto al maletero, encontramos un volumen de carga que va desde los 775 litros hasta 4.000 con los asientos abatidos. Es decir, no tendrás ningún tipo de problema de espacio, siendo el Rifter capaz de transportar el equipaje de una familia entera sin problema alguno, bicicletas, o la compra de electrodomésticos de Ikea…

Por si fuera poco, el Peugeot Rifter cuenta con un techo panorámico enorme que permitirá disfrutar a los pasajeros de increíbles vistas del cielo nocturno o de un día soleado.

¿Qué tal se conduce el Peugeot Rifter?

Como hemos dicho antes, nosotros hemos tenido la oportunidad de probar una de las versiones tope de gama disponibles para el Rifter, más concretamente la versión diésel de 130 CV BlueHDI.

Gracias a su rendimiento, el motor es realmente competente, siendo la relación casi perfecta entre potencia y peso. No nos ha dado ningún tipo de problema estos días que hemos estado con él, y ha cumplido sin problemas por distintos terrenos e inclinaciones diferentes tipos de terreno.

Respecto a su consumo, esta versión ha realizado una media de 5,2 litros/100 km, lo que es bajo nuestro punto de vista impecable, sobretodo teniendo en cuenta las dimensiones y peso del vehículo.

La entrega de potencia del motor es progresiva, aunque es cierto que la reducción de marchas y el juego con las mismas es muchas veces necesario, sobre todo a la hora de enfrentarnos a un puerto de montaña o en una puerto de montaña.

Su comportamiento durante el trazado es incluso más ágil de lo que cabría esperar de un coche con aspecto de “furgoneta”. Es importante destacar la comodidad del vehículo, tanto para el conductor como para los pasajeros, el Rifter cuenta con una suspensión de tarados orientados al confort y una altura elevada, lo que permite sortear desniveles, desperfectos, baches o badenes sin apenas notarlos. Se agradece. Pero no le pidas que se comporte como un turismo en zonas de curvas.

Cuando el coche está cargado o lleva a varios pasajeros, revolucionarlo más de la cuenta será necesario en muchas ocasiones, ya que al final, pese a su gran cantidad de par, la potencia, sin llegar a ser poca, quizás en ocasiones se nos queda un poco corta.

Resumiendo, el Peugeot Rifter no destaca en dinámica de conducción, cuenta con algunas inercias y su gran altura no transmite mucha confianza durante el trazado, sin embargo, no es un coche concebido para esto. Su principal objetivo es resultar útil y cómodo, 2 aspectos que se consiguen con nota en el modelo.

Precios, versiones y rivales

Como hemos comentado antes, existen toda clase de opciones en base a nuestras preferencias para obtener un nuevo Rifter. Si tuvieramos que elegir sin embargo, nosotros recomendamos la versión de 130 CV diésel, la cual pensamos es la mejor balanceada.

Respecto a la competencia, lo más parecido lo encontraríamos en el Citroën Berlingo o en el Renault Kangoo, ambas también buenas opciones.

Motores gasolina del Peugeot Rifter:

  • PureTech 110 CV Access: 18.160 €
  • PureTech 110 CV Access Largo: 19.115 €
  • PureTech 110 CV Active: 18.800 €
  • PureTech 110 CV Active Largo: 19.735 €
  • PureTech 110 CV Allure: 19.640 €
  • PureTech 110 CV Allure Largo: 20.560 €
  • PureTech 110 CV GT Line: 20.295 €
  • PureTech 110 CV GT Line Largo: 21.220 €

Motores diésel del Peugeot Rifter:

  • BlueHDi 75 CV Access: 17.770 €
  • BlueHDi 100 CV Access: 18.760 €
  • BlueHDi 100 CV Access Largo: 19.705 €
  • BlueHDi 100 CV Active: 19.385 €
  • BlueHDi 100 CV Active Largo: 20.320 €
  • BlueHDi 100 CV Allure: 20.220 €
  • BlueHDi 100 CV Allure Largo: 21.140 €
  • BlueHDi 100 CV GT Line: 20.870 €
  • BlueHDi 100 CV GT Line Largo: 21.800 €
  • BlueHDi 130 CV Active: 20.750 €
  • BlueHDi 130 CV Active Largo: 21.685 €
  • BlueHDi 130 CV Allure: 21.565 €
  • BlueHDi 130 CV Allure Largo: 22.490 €
  • BlueHDi 130 CV GT Line: 22.220 €
  • BlueHDi 130 CV GT Line Largo: 23.145 €
  • BlueHDi 130 CV Active EAT8: 21.920 €
  • BlueHDi 130 CV Active Largo EAT8: 22.855 €
  • BlueHDi 130 CV Allure EAT8: 22.720 €
  • BlueHDi 130 CV Allure Largo EAT8: 23.645 €
  • BlueHDi 130 CV GT Line EAT8: 23.375 €
  • BlueHDi 130 CV GT Line Largo EAT8: 24.300 €

Galería de Imágenes del nuevo Peugeot Rifter

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Combi Pequeño4, 5775
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0 - 5,575 - 130108 - 126

Ver todas las versiones del Peugeot Rifter (22.400€ - 31.750€)