El Peugeot 308 GT llega al mercado con un motor gasolina de 225 CV y un enfoque más deportivo que la versión estándar.

El Nuevo Peugeot 308 GT gana en dinamismo y prestaciones con la llegada del motor gasolina PureTech 225, asociado a la caja de cambios automática EAT8. Esta combinación es toda una garantía de emociones gracias, entre otras cosas, a un chasis con reglajes específicos. La relación peso/potencia y la aceleración de esta versión suponen toda una referencia en su segmento. Todo por un precio de 28.500 euros

Peugeot 308 GT

Las suspensiones (Pseudo McPherson delante y de barra de torsión detrás) reciben reglajes específicos. El tarado de la misma es más deportivo que de costumbre, lo cual proporciona una carrocería muy estable y sin balanceos a altas velocidades. Los ingenieros de Peugeot han regulado el los diferentes elementos del chasis para asegurar una conducción precisa y un comportamiento que evita todo tipo de subvirajes y sobrevirajes excesivos.

En cuanto a su diseño, la deportividad se transmite mediante detalles como los retrovisores lacados en negro, los embellecedores de los bajos de caja, las llantas diamantadas de 18 pulgadas o su exclusivo color Azul Magnético. Visto por detrás, el nuevo Peugeot 308 GT destaca por su fuerte presencia debida, esencialmente, a su difusor de color negro lacado y a su escape doble. La firma GT está presente en la parrilla, el portón trasero y las aletas delanteras.

Peugeot 308 GT

En su interior encontramos un ambiente deportivo y elegante: techo y recubrimientos interiores en las partes altas en color antracita, despuntes rojos, aluminio en los pedales, acero inoxidable en los umbrales de las puertas o materiales como la combinación de TEP y Alcántara o el Cuero Club Nappa.

Al volante del Peugeot 308 GT, el Driver Sport Pack intensifica las sensaciones gracias a una sonoridad del motor amplificada y más deportiva, una instrumentación con iluminación en rojo y la presencia de datos como la potencia y el par utilizados, la presión de sobrealimentación y la aceleración longitudinal y transversal.

En cuanto a la transmisión, la caja de cambios automática EAT8 ofrece 8 velocidades. El confort de uso es bastante elevado, gracias a la optimización del convertidor de par flexible, lo que reduce los saltos de régimen en cada cambio de relación. En el día a día, el convertidor de par flexible asegura confort en el arranque y en la maniobra de estacionamiento.