Los perros deben ir correctamente sujetos en el coche al hacer cualquier viaje. Sin embargo, 1 de cada 3 conductores afirma que no lo hace.

Todos los que tenemos perro sabemos que ya es uno más de la familia, por lo que nos acompaña en nuestras vacaciones de verano y es el primero en bajar del coche cuando llegamos a nuestro destino. Pese a que a nadie se le ocurriría llevar a uno de sus hijos sin el cinturón de seguridad abrochado, algo diferente pasa con los perros, puesto que muchos van mal sujetos en el coche.

Según una encuesta realizada por Ford, un 32% de los conductores ha afirmado que ha viajado con su perro en el coche sin haber tomado medidas de seguridad. Llevar a tu compañero peludo abrochado es ya una obligación en la gran mayoría de países incluyendo España.

Al hacer un viaje, es obligatorio llevar a los perros bien sujetos

Esta decisión ha sido tomada teniendo en cuenta que llevarlos bien colocados no es sólo beneficioso para su seguridad, sino que también lo es para la de los demás ocupantes del coche e incluso para los demás conductores. En caso de que un coche tenga un impacto a una velocidad de 40 km/h, un perro suelto puede salir proyectado con una fuerza que puede llegar a ser de 40 veces su propio peso.

De los encuestados, el 32% afirmó no hacerlo puesto que a su mascota no le gustaba, el 31% aseguraba que no era necesario en caso de que el viaje fuera corto y el 14% declaró que no tenía espacio para poner una jaula para perros.

Algo preocupante es que 1 de cada 4 sujetos que afirmaron que habían llevado a su perro sin protección, también admitieron que su mascota incluso había asomado la cabeza por la ventana. Peores son todavía los testimonios de algunos de los entrevistados, puesto que afirmaron que su mascota llegó a saltar por la ventana y quedaron malheridas e incluso fallecieron.

Otros dueños admitieron haberse visto implicados en algún accidente después de que sus mascotas les distrajeran. Entre ellos, algunos afirmaron que los perros habían encendido indicadores, les habían impedido tener una correcta visión e incluso habían mordido a alguno de los ocupantes. Además, un dato interesante es que las compañías de seguro pueden desentenderse en un accidente en caso de que hubiera una mascota mal inmovilizada en el habitáculo.

Ford ha dado la solución

Por ello, René Berns, ingeniero de Ford, se puso manos a la obra para idear la forma perfecta para llevar a un perro en el coche. Como se puede apreciar en el vídeo, como lo hemos hecho todos los que hemos metido a nuestro perro en nuestro coche, meter al perro en el habitáculo no es una buena idea. Puede que sea nuestra única opción si llevamos el maletero hasta arriba, pero puede que nos arrepintamos cuando llevemos dos semanas quitando pelos de los asientos y las alfombrillas.

Berns puso hincapié en fabricar una caja para perros completamente adaptada al maletero de un Ford Focus Sportbreak. La ventaja de que la idea surgiera de un ingeniero de la propia marca, es que ha sido creada especialmente para este modelo, por lo que aprovecha al máximo los 608 litros de maletero de la versión familiar del compacto de la marca. Por lo tanto, el resultado ha sido una jaula capaz de acoger a un lebrel irlandés, la raza de perro más alta del mundo.

Siempre que se tenga espacio en el maletero, es muy recomendable llevar a tu mascota en una caja ambientada para este uso: la seguridad es mucho mayor, los ocupantes y tu mascota irán más cómodos y evitarás sustos provocados por distracciones. Si quieres saber más, no te pierdas nuestros consejos sobre cómo viajar con mascotas en el coche.