Con el asfalto de Le Mans aún caliente, ya estamos deseando que llegue la edición de 2020 cuya espera se hará más llevadera gracias a la película basada en la historia previa a la edición de 1966

En las casi 90 ediciones disputadas de las 24 horas de Le Mans, la carrera y su entorno han ofrecido un sinfín de historias. Desde momentos épicos a los más trágicos sucesos.

Pero hay años que son especiales y la de 1966 dejó para la Historia, con mayúsculas, una de las piezas que merece ser llevada al cine.

Como ocurrió con la mítica película de 1971 protagonizada por Steve McQueen, y cuyo nombre no podría ser más específico, Le Mans, donde la épica vivida en la carrera es recogida pormenorizadamente en sus 108 minutos de duración, la que se estrenará a el 15 de noviembre de 2019 promete recapitular la historia tras la victoria de Ford en la carrera de 1966.

Le Mans 1966: Ford VS Ferrari

En los años 60, el Cavallino de Ferrari capitalizó las victorias de las primeras 6 carreras de la década, desde 1960 a 1965, los Ferrari TR60, TR61, 330TRI/LM, 250P, 275P y 250LM fueron bañados en champange e inscribieron en el libro de los ganadores sus nombres.

Algo que corrompía a Henry Ford II,  hijo del creador y propietario de la marca americana, que había intentado comprar la italiana y que veía cómo Enzo Ferrari mostraba, año tras año, su supremacía.

Por eso, el propio Ford decidió que él sería el responsable de alejar la gloria de Ferrari y construiría su propio bólido de carreras.

La historia que cuenta la película Ford v Ferrari recoge esa lucha contra Ferrari, contra la técnica y, casi, contra el reglamento en pos de alcanzar el objetivo: fabricar el mejor coche de carreras y alejar a los italianos de la primera plaza en la prueba de resistencia por antonomasia.

El reparto de Le Mans ’66, Ford V Ferrari

Esta película ha sido dirigida por James Mangold, quien también fuera quien estuviera al cargo de filmes como Logan, y quiso que las imágenes mostraran la realidad de los hechos por lo que descartó la digitalización de las carreras, utilizando coches reales sobre el asfalto.

Una película, Le Mans ’66, cuyos intérpretes protagonistas son Matt Damon y Christian Bale, dando vida a ilustres figuras en la industria de la automoción y del automovilismo deportivo como son Carrol Shelby y al piloto Ken Miles, respectivamente.