El Pal-V se presentará como el primer coche volador, tras conocer que saldrá en formato de producción con 90 unidades

Todos los proyectos de coches voladores acaban en simples ideas, no obstante, la compañía holandesa ha exhibido en el Salón de Ginebra el modelo de producción del Pal-V, que saldrá a la venta en este año 2019

Aunque su existencia se remonta a hace 15 años, el Pal-V sigue manteniendo el mismo diseño, pero con algunos ajustes adicionales incorporados con el paso del tiempo y que han modernizado su estética.

Pal-V: tres ruedas para dos motores

Este triciclo cuenta con dos motores Rotax y con un proceso de 5 minutos, donde se extrae la sección de cola y se desplegan un par de palas del rotor, y 300 metros de pista, nuestro Pal-V está listo para volar.

Asimismo, respecto al tema del vuelo, tanto diseño como manejo cumplen con la normativa de coches y aeronaves en Europa y Estados Unidos, pudiendo conducirlo cualquiera con licencia de conducir y elevarlo a los cielos, con licencia de piloto.

El coche volador puede alcanzar en la superficie una velocidad máxima de 160 km/h, mientras que ámbitos aéreos puede alcanzar una velocidad de 180 km/h con una autonomía de 500 km y con la necesidad de 30 metros para aterrizar.

Detalles del coche volador

Su interior, caracterizado por su doble asiento, está bordado en cuero hecho a medida, cuenta con un amplio panel de instrumentos para controlar todas las funciones terrestres y aéreas.

Su carrocería compuesta en fibra de carbono y teñida en dos tonos, convierten así al Pal-V, en un modelo exclusivo y que solo 90 afortunados podrán obtener, con unos precios algo elevados.

Pal-V ya acepta reservas con un previo pago de 2500 dólares y un precio final de 321.000 euros. No obstante, si adquirimos una versión especial como la Pioneer, el precio puede incrementar hasta los 482.000 euros.