Desde Alemania llega la información referente a una Opel llamada a revisión masiva para los modelos Adam y Corsa

Según la publicación germana Bild am Sonntag, Opel ha emitido un orden de revisión por problemas con las emisiones de gases tóxicos.

Los modelos afectados serían el Opel Adam y el Opel Corsa, estos dos utilitarios podrían ver en las expulsiones de los temidos óxidos nitrosos unas cantidades fuera de los permitido.

En total, el fabricante podría reclamar hasta 210.000 vehículos. De ellos, aproximadamente solo un cuarto de éstas, unas 54.000 unidades, habrían sido matriculadas y puestas en circulación por las carreteras alemanas.

Según las fuentes que baraja la publicación, los Opel Adam y Opel Corsa de esta llamada a revisión que se verían afectados, serían aquellos fabricados en el periodo desde 2018 hasta 2019 y verían en sus cantidades de NOx unos niveles superiores a los márgenes legales.

Un fallo en la sonda lambda que aparece con el paso de los kilómetros

El problema podría venir de la gestión informática de la centralita referente a los gases de escape, la sonda lambda podría no estar actuando de forma correcta provocando esta situación grave, máxime teniendo en cuenta la legislación vigente en cuanto a producción y expulsión de gases de efecto invernadero y tóxicos para la salud y para el entorno.

Serían los automóviles que superaran la cantidad de 50.000 kilómetros los que sufrirían estos problemas en la contención y gestión de estas partículas producidas tras la combustión del hidrocarburo.

Parece ser que desde hace dos meses Opel estaría poniéndose en contacto con los propietarios de los turismos afectados para realizar una actualización en el software de la centralita para los que la llamada a revisión de los Opel Corsa y Opel Adam con estos problemas.

Un aviso que ha de ser comunicado individualmente

Como sucede en estos casos, es el constructor el que debe avisar a los dueños actuales de los coches mediante una comunicación formal, normalmente, correo ordinario aunque es posible comprobar si nuestro coche tiene alguna llamada a revisión pendiente mediante el portal dedicado al control.

Por ello, para quienes tengan la duda de si su coche está dentro de los afectados, aquellos que den uso a un Opel Corsa u Opel Adam construido en el periodo comprendido entre el año anterior y el presente, pueden esperar a recibir esta carta o bien ponerse en contacto con su concesionario o atención al cliente del propio fabricante donde su consulta será atendida.