Opel Grandland X Ultimate: probamos el SUV más completo de Opel

Con el motor 2.0 diésel de 177 CV, caja de cambios automática de 8 velocidades y un completísimo equipamiento de serie, el Opel Grandland X es el más completo de la actual gama SUV de Opel.

El tercer modelo en la gama SUV de Opel tras el Mokka X y el Crossland X, el Opel Grandland X, recibe un nuevo motor y el acabado Ultimate. Lo hemos probado durante la presentación internacional a la prensa realizada en Bilbao, y ahora toca contaros por qué este SUV es una compra interesante… y algún que otro detalle más. Mientras tanto, puedes ir viendo cómo es el Opel Grandland X en este video.

Antes de continuar y entrar a fondo en la versión que hemos probado, repasemos las características del Opel Grandland X. Estamos ante un SUV de 4,48 metros de largo, 1,86 metros de ancho y 1,61 metros de altura, que comparte muchos elementos de su plataforma con el Peugeot 3008. Compite, por lo tanto, con los SUV compactos como el Hyundai Tucson, el Nissan Qashqai o el Seat Ateca, por mencionar algunos de los que lideran el ranking de los 10 SUV más vendidos en España en 2017.

Opel Grandland X Ultimate

Su interior ofrece espacio para cinco plazas, y sobresale por la capacidad del maletero, que alcanza los 514 litros (lleva de serie kit de reparación de pinchazos), ampliables a 1.652 litros, ligeramente por encima de sus rivales. Ganaría versatilidad con una opción de banqueta trasera deslizante que no tiene. Hasta la llegada de esta nueva versión 2.0 CDTi de 177 CV, las posibilidades de elección contemplan un motor 1.2 Turbo de gasolina con 3 cilindros de 130 CV, y un 1.6 CDTi de 120 CV.

Opel Grandland X Ultimate

En junio de este año el diésel será sustituido por un nuevo 1.5 CDTI con 130 CV para el que ya hay precio: 28.600 euros con acabado Selective y 30.300 euros con acabado Excellence, lo que supone 2.000 y 1.200 euros más respectivamente que el actual 1.6 CDTI. En gasolina se añadirá un 1.6 Turbo de 180 CV, para el que todavía no se ha desvelado el precio. También habrá versión híbrida enchufable, el Grandland X PHEV, que contará con tracción a las cuatro ruedas. Está prevista para 2019.

Nuevo tope de gama: 177 CV diésel y cambio de 8 marchas

No es que el motor 1.6 CDTi de 120 CV no cumpla, que lo hace. Y todavía mejorará con el nuevo 1.5 CDTi. Pero el Grandland X se merece un motor potente como el 2.0 CDTi de 177 CV. Con 400 Nm de par máximo, y acoplado de forma exclusiva al nuevo cambio automático de 8 velocidades con convertidor de par, esta nueva versión lo tiene todo: confort, prestaciones y agrado de uso.

Opel Grandland X Ultimate

Alcanza los 214 km/h de velocidad máxima, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,1 segundos. No tiene problemas para empujar desde bajas vueltas, ni tampoco para girar hasta el corte de inyección, aunque da lo mejor de sí entre 2.500 y 3.000 rpm. Al cambio automático no le vendría mal contar con un modo de funcionamiento “sport” que realizase los cambios en modo automático primando algo más el dinamismo. En modo “D” es muy suave, aunque no especialmente rápido. Si quieres deportividad tienes que realizar los cambios en modo manual, siempre desplazando la palanca al pasillo secuencial, pues no hay levas en el volante.

Opel Grandland X Ultimate

Durante nuestro recorrido de pruebas, con conducción principalmente por autopista y carreteras secundarias a ritmo “ligero”, medimos un consumo real cercano a los 8 l/100 km, en la media de lo que ofrecen rivales de tamaño y prestaciones equivalentes. El bastidor del Opel Grandland X está configurado para primar el confort de marcha, pero admite de buen grado una conducción dinámica, porque las suspensiones son suaves pero la carrocería no balancea en exceso. Sólo podría mejorar con una dirección algo más rápida.

Opel Grandland X Ultimate

En ninguna de sus versiones, el Opel Grandland X puede equipar tracción a las cuatro ruedas. A cambio, el control de tracción IntelliGrip permite elegir entre cinco modos de conducción (normal, nieve, barro, arena y ESP off) según el terreno, para optimizar el reparto del par a las ruedas delanteras. Combinado con neumáticos M+S, puede ser una perfecta alternativa (y mucho más económica, desde unos 300 euros) para el uso que se suele hacer de este tipo de vehículos fuera del asfalto.

Equipamiento de serie del Opel Grandland X Ultimate

El capítulo del equipamiento de esta versión Ultimate merece detenernos al detalle. Ahora mismo es la única disponible con el motor más potente, el nuevo 2.0 CDTi de 177 CV. Y se ofrece como alternativa superior al ya de por sí completo acabado Excellence en el 1.2 Turbo de gasolina por 31.350 euros, un sobreprecio de unos 3.500 euros. En verano, cuando llegue el nuevo 1.5 CDTI de 130 CV, también se ofrecerá con acabado Ultimate, con un precio de 35.593 euros, 4.100 euros más que el acabado Excellence.

Opel Grandland X Ultimate

La dotación de serie de la versión Ultimate es completísima, incluyendo como elementos destacados los siguientes: tapicería mixta piel tela, asientos deportivos ergonómicos delanteros, llantas de aleación bicolor de 19 pulgadas con neumáticos 235/50, apertura manos libres para el portón trasero, control de crucero, techo en color negro, sistema AFL de iluminación adaptativa con faros LED, navegador NAvi 5.0 IntelliLink con pantalla a color de 8 pulgadas y control por voz, climatizador bizona, detector de señales de tráfico, asistente de aparcamiento automático, cámara de visión trasera 360 grados, alerta de ángulo muerto y alerta de cambio involuntario de carril.

Opel Grandland X Ultimate

Por facilitar un poco las cosas a la hora de elegir, ¿qué añade un Crossland X con acabado Ultimate respecto a los Excellence? Pues por mencionar lo más importante, las llantas de 19” en vez de las de 18”, los asientos ergonómicos AGR, el techo en color negro y los faros AFL LED, el navegador con cámara y cargador inalámbrico para el móvil y el asistente al aparcamiento.

¿Qué Opel Grandland X me compro?

Con la configuración actual de la gama, y teniendo en cuenta también la llegada de los nuevos motores, la elección de un Opel Grandland X dependerá mucho del presupuesto. Si te llega para el nuevo 2.0 CDTi Ultimate, aciertas seguro. Pero mi consejo, salvo que tengas claro que quieres el motor más potente (sólo con acabado Ultimate) o el tope de gama sin complicarte, es elegir el acabado Excellence y completarlo con lo que de verdad necesites a través de la lista de opciones. La ventaja es que esta lista de equipamiento opcional es amplia, está bien estructurada y los precios son muy competitivos, especialmente eligiendo las opciones agrupadas en paquetes.

Opel Grandland X Ultimate

En cuanto motores, sin conocer todavía el rendimiento del nuevo 1.5 CDTI de 130 CV (un motor que ya utiliza Peugeot), pero sabiendo el resultado que da el actual 1.6 CDTi de 120 CV, apunta esto: el Grandland X 2.0 CDTi Ultimate automático se va a los 39.800 euros, frente a los 35.600 del 1.5 CDTi con el mismo acabado y cambio manual; y esta versión no tendrá de momento el cambio automático de 8 marchas.

Opel Grandland X Ultimate

Es un buen momento por tanto para comprar el 1.6 CDTI de 120 CV y ahorrar unos 2.000 euros que puedes invertir en equipamiento. Entre el gasolina de 130 CV y el diésel de 120 hay unos 1.700 euros de diferencia a favor del primero. No tengas reparos por el hecho de que se trate de un 3 cilindros. Su funcionamiento es muy agradable, tiene mejores prestaciones que el diésel y con unos desarrollos de transmisión largos que benefician el consumo, también puede gastar muy poco, en torno a 8 l/100 km reales. Elige diésel sin dudarlo si un porcentaje alto de los kilómetros que vas a realizar anualmente serán en ciudad, donde el 1.6 CDTI sí es más agradable de conducir y saca más ventaja en consumo frente al gasolina.

Galería imágenes Opel Grandland X