El Opel Grandland X es el primer modelo de Opel en estrenar el nuevo motor 1.5 turbodiésel, que rinde 130 CV y supera la norma de emisiones que entra en vigor en 2019.

En la prueba del Opel Grandland X Ultimate ya anticipamos que el SUV de Opel tendría un nuevo motor 1.5 turbodiésel. Ahora podemos conocerlo más al detalle. Se trata de un 1.5 de cuatro cilindros para el que se anuncia una potencia máxima de 130 CV (96 kW), con un par máximo de 300 Nm desde apenas 1.750 rpm. Cifras que mejoran el rendimiento del 1.6 CDTI al que sustituye, con 120 CV.

Opel Grandland X Ultimate

Y no solo eso: también mejora el consumo, hasta en un 4 por ciento. Con cambio manual de 6 marchas, el Opel Grandland X 1.5 CDTi anuncia un consumo medio combinado desde 4,1 l/100 km, convirtiendo los datos según el nuevo ciclo WLTP a una equivalencia con el ciclo NEDC, para poder compararlo con el anterior 1.6.

Respecto este último, además de la cilindrada se reduce la fricción interna, mejorando la combustión con nuevo diseño de los pistones, y con mayor recirculación de los gases de escape al utilizar un intercambiador de calor más eficiente. No falta el catalizador de oxidación y el correspondiente filtro de partículas con Adblue, por lo que el nuevo motor permite superar la exigente normativa Euro 6d-TEMP que regula las emisiones de óxidos de nitrógeno que entrará en vigor en septiembre de 2019.

Opel Grandland X

Además de con cambio manual, el Opel Grandland X con motor 1.5 CDTi estará disponible con el nuevo cambio automático de 8 marchas. Esta versión se coloca en la gama por debajo del 2.0 CDTi de 177 CV. Poco a poco, el nuevo motor irá sustituyendo al 1.6 en el resto de modelos de la marca.