Los nuevos Peugeot e-208 y e-2008 llegan al mercado con suficientes argumentos como para pensar seriamente en la compra de un eléctrico.

Peugeot ha comenzado su era eléctrica con los nuevos Peugeot e-208 y Peugeot e-2008, dos modelos que vienen con la pretensión de hacer que el cliente se olvide de los inconvenientes típicos de este tipo de coches gracias a sus innovaciones.

Por lo tanto, el motivo del nacimiento de estos coches es el de popularizar la nueva era eléctrica, defendiendo que ser respetuoso con el medio ambiente no implica renunciar a otras cualidades como el diseño, el espacio o la practicidad diaria. Por lo tanto, ¿Cuáles son los motivos para pensar en la compra de un eléctrico?

¿La autonomía sigue siendo un problema?

Tanto el Peugeot e-208 como el e-2008 cuentan con una batería de 50 kWh, una capacidad suficiente como para superar los 300 kilómetros de autonomía en condiciones reales. El modelo más pequeño de la gama puede llegar a una autonomía de 340 kilómetros, mientras que el SUV podrá hacer 310 kilómetros con una sola carga según el ciclo de emisiones WLTP.

Por lo tanto, con esta interesante autonomía, es más que probable que cubras sin problema tus trayectos diarios. Por lo tanto, ambos modelos se convierten en una alternativa inteligente para no gastar un céntimo en la gasolinera de lunes a viernes e incluso nos permite hacer una escapada de fin de semana.

Además, estas baterías cuentan con 8 años de garantía o 160.000 kilómetros para un 70% de la capacidad de carga. Esta garantía seguirá vigente independientemente de que el coche se revenda o se compre como vehículo de ocasión.

¿Es fácil recargar el coche?

Al igual que nos hemos acostumbrado a cargar nuestro Smartphone durante la noche, debemos aplicar este hábito a nuestro coche. Por ello, Peugeot ha desarrollado el servicio Easy-Charge, mediante el que un especialista analiza la instalación eléctrica necesaria y elige cuál es la instalación final más adecuada.

Por lo tanto, en caso de instalar un Wallbox en nuestra casa, la recarga de las baterías se completa en 5 horas y 15 minutos en trifásico (11 kW) o en 8 horas en monofásico (7,4 Kw). En caso de hacerlo con un enchufe doméstico, el tiempo de recarga será de 16 horas.

Además, los nuevos eléctricos de la marca gala permiten programar la recarga desde el propio navegador o desde el Smartphone con la app MyPeugeot. Además, a través de esta, se puede consultar el nivel de recarga y ponerla en marcha o detenerla sin movernos del sofá.

Uno de los principales argumentos que nos echan para atrás a la hora de comprar un coche eléctrico es la dificultad para realizar un viaje con normalidad, y es que los tiempos de recarga pueden hacer que el viaje se alargue mucho más de lo deseado. Sin embargo, los nuevos Peugeot e-208 y Peugeot e-2008 pueden recargarse hasta el 80% de su capacidad en 30 minutos al enchufarlo a un cargador público o a una electrolinera.

El fabricante francés ofrece a sus clientes a través de Free2Move Services una tarjeta con la que los usuarios pueden acceder a una red con más de 130.000 puntos de carga en toda Europa y pagar de manera cómoda y sencilla. El navegador se ocupa de hacer una preselección de las electrolineras según la distancia, la velocidad o el precio de la recarga e indica al conductor para llevarle de forma correcta.

¿Son aburridos de conducir?

Esta es una de las principales incógnitas para aquellos a los que nos gusta ponernos tras el volante. En el nuevo Peugeot e-208 y en el Peugeot e-2008, el conductor puede ajustar las prestaciones en función de las necesidades a partir de 3 modos de conducción. En los trayectos largos, el modo Eco da prioridad a optimizar la batería, el modo Normal es el indicado para el día a día y el modo Sport para ofrecer las máximas prestaciones.

Además de los modos de conducción, se podrán configurar desde la palanca de cambios dos modos de recuperación de energía diferentes: el modo Drive, que ejerce un freno motor similar al de un coche con motor de combustión, y el modo Brake, que ejerce una fuerza de desaceleración similar a pisar el freno, por lo que hace posible practicar la conducción con un solo pedal.

La marca del león ha trabajado en sus dos nuevos EV para conseguir un buen comportamiento dinámico, por lo que se ha conseguido un buen reparto de pesos y un bajo centro de gravedad gracias a la baja ubicación de sus baterías. Además, gracias a su tren motriz, ambos modelos aceleran de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos. Por lo tanto, parece que serán coches agradables de conducir.

Gracias a la sinergia de Opel con el Grupo PSA, ambos modelos comparten plataforma con el nuevo Opel Corsa e, cuyo precio de partida es algo más de 1.000 euros más económico que el del Peugeot e-208. Por lo tanto, si quieres ver cuál de estos modelos tan similares merece más la pena, no te pierdas nuestra comparativa entre el Peugeot e-208 y el Opel Corsa e.