Probamos las versiones de acceso a la gama del nuevo Mercedes Clase A, y te decimos cuál merece más la pena, si la versión gasolina o la diésel.

Tras probar el nuevo Mercedes Clase A en su presentación oficial, ahora nos ponemos a los mandos de las dos variantes de acceso a la gama: el Clase A 180 y 180d. Ambas versiones destacan por ofrecer un motor refinado y suave en su funcionamiento, pero ¿cual vale más la pena?, ¿que diferencia de precio hay entre uno y otro?, ¿cuál ofrece una mejor relación entre prestaciones y consumo? Te lo contamos:

Precios: la versión diésel es 1.700 euros más cara que la gasolina

Versión Precio
Clase A 180 d (con cambio automático) 32.700€
Clase A 180 28.800€
Clase A 200 31.400€
Clase A 200 (con cambio automático) 33.650€
Clase A 220 35.900€
Clase A 250 4MATIC 48.550€

 

Nuevo Mercedes Clase A

Para empezar, el nuevo Mercedes Clase A no es el modelo más barato de su segmento (compactos premium). Tanto el BMW Serie 1 como el Audi A3 Sportback están disponibles desde unos 27.000 euros, mientras que la versión más accesible del compacto de la estrella (el A 180) tiene un coste de partida de 28.800 €. No obstante, el Clase A viene con un equipamiento de serie superior al de sus rivales, algo de lo que hablaremos más adelante.

Nuevo Mercedes Clase A

Por su el Clase A 180d tiene un coste de 32.700 €… caro pensaréis. No tanto si tenemos en cuenta que esta versión viene de serie con la caja de cambios automática de doble embrague y siete velocidades (una opción muy recomendable por su suavidad de funcionamiento y rapidez de cambio), algo que solo encontramos de forma opcional en su equivalente gasolina (A 180) y que tiene un coste de 2.200 euros. De hecho, si quisiéramos equipar esta caja de cambios en el Clase A 180, su precio ascendería hasta los 31.000 €, dejando la diferencia real entre la versión diésel y la gasolina en tan solo 1.700 euros. A nivel de precio por tanto, las cosas están bastante igualadas, veamos en el resto de apartados.

Prestaciones: importante ventaja para la versión gasolina

Como hemos dicho antes, el Clase A 180d equipa un motor turboalimentado de cuatro cilindros y 1,5 litros que desarrolla 116 CV de potencia y 260 Nm de par motor. Este propulsor incorpora un sistema de depuración de gases de escape y un depósito de aditivo Adblue. El coche acelera de 0 a 100 km/h en 10,5 segundos con este motor.

Nuevo Mercedes Clase A

Por su parte, la versión gasolina más asequible, el Clase A 180, incorpora un motor de cuatro cilindros y 1,4 litros que desarrolla 136 CV de potencia y 200 Nm de par motor. Este propulsor ofrece un sistema de desconexión selectiva de cilindros para ahorrar combustible y equipa un filtro de partículas que reduce su nivel de emisiones contaminantes. El coche acelera de 0 a 100 km/h en 9,2 segundos.

Dejando a un lado las diferencias numéricas entre uno y otro, cuando conducimos la  versión diésel nos encontramos con un motor suave y progresivo. Estamos ante un motor muy confortable, pero sus prestaciones están claramente en inferioridad frente a la versión gasolina. Además, el motor 1.4 gasolina es más refinado: ofrece menos vibraciones y ruidos que el propulsor diésel. De hecho, este motor es uno de los más suaves y refinados de su categoría, aunque tampoco ofrece el mismo empuje que sus rivales: 1.5 TSI de 150 CV (VW Golf), 1.5 Ecoboost de 182 CV (Ford Focus) o 1.5 VTEC de 180 CV (Honda Civic).

Nuevo Mercedes Clase A

Si solo tuviéramos en cuenta las prestaciones, estaríamos hablando de una clara victoria para la versión gasolina.

Consumo: ahorras 2 l/100km con la versión diésel

Según la ficha técnica de ambas versión, el Clase A 180d ofrece un consumo mixto de 4,1 litros a los cien, frente a los 5,8 litros a los cien de la variante gasolina. A la hora de la verdad, podemos esperar consumos de 5,5 litros en la versión diésel y 7,5 litros en la gasolina. La diferencia real en consumo medio es de unos 2 litros/100 km en favor del Clase A 180 d.

No obstante, la caja de cambios automática de doble embrague puede ayudar a reducir la diferencia de consumo entre una y otra versión. Según la firma alemana, la transmisión automática reduce el consumo del Clase A 180 en 0,8 litros a los cien, dejando su consumo medio en 5,0 litros. Como hemos dicho antes, la caja de cambios automática no solo es recomendable por su suavidad de funcionamiento (comparable a la de cualquier caja de cambios de convertidor de par) y rapidez de cambio (a la altura de lo que esperas en una transmisión de doble embrague), también tiene un efecto positivo sobre tu bolsillo.

Amplio equipamiento en ambas versiones de acceso

Nuevo Mercedes Clase A

El nuevo Mercedes Clase A tiene un precio de salida elevado respecto a sus rivales, pero viene súper equipado. Las versiones más básicas del compacto alemán ofrecen la línea Progressive, un acabado que, entre otros,  incorpora los siguientes elementos de serie:

  • Cámara de marcha atrás
  • Arranque sin llave
  • Sistema de infoentretenimiento MBUX (primer Mercedes que lo incluye) con dos pantallas táctiles de 7 pulgadas: incluye un sistema de reconocimiento por voz inteligente con lenguaje natural, uno de los más avanzados del mercado.
  • Climatizador
  • Asientos de confort
  • Volante multifunción
  • Llantas de 17 pulgadas
  • Faros LED de alto rendimiento
  • Sistema DYNAMIC SELECT con 4 modos de conducción

Conclusión

En Top 10 Motor recomendamos el Mercedes Clase A 180 frente a su equivalente diésel por su mejor relación entre prestaciones y consumo, su menor precio y gran refinamiento de uso. No obstante, si priorizas un consumo bajo a toda costa, entonces la versión 180d debería ser tu mejor opción. Cuestión de prioridades.