Nuevos Lexus ES 300h: lujo sofisticado

Llega a España el Lexus ES 300h, una berlina híbrida de casi 5 metros de longitud que presume de refinamiento y sofisticación para desafiar a las grandes berlinas alemanas.

El Lexus ES no es, ni mucho menos, un modelo nuevo en la gama del fabricante japonés. Esta es la séptima generación de una interesante berlina que, hasta ahora, no había llegado a nuestro mercado.

Se posiciona por debajo del Lexus GS y entre sus rivales, teniendo en cuenta principalmente el tamaño, se encuentran coches como el Audi A6, el BMW Serie 5, el Mercedes Clase E, el Jaguar XF o el Infiniti Q70. Únicamente está disponible en versión 300h con propulsión híbrida y una potencia de sistema de 218 CV, y los precios parten desde los 45.000 euros.

No hay otra berlina híbrida en esta categoría y con este tamaño que tenga la relación precio/equipamiento del Lexus. Por el contrario, el ES 300h es el menos potente, lo que nos habla de salida de su carácter “tranquilo”.

El Lexus ES, junto al nuevo SUV de la marca, el Lexus UX, serán dos de los pilares fundamentales para alcanzar las cifras que Lexus se ha puesto como meta: superar las 100.000 unidades comercializadas en Europa en 2020, alcanzando por primera vez las 10.000 unidas en España este año 2019. La marca japonesa nos llevó a Málaga a conocer más a fondo el Lexus ES 300h, en una jornada en la que también pudimos probar la actualización de su coupé Lexus RC 300h.

Nueva plataforma, diseño deportivo

El Lexus ES 300h estrena la plataforma global que la marca denomina K-GA. No llega a ofrecer una silueta tipo coupé, como los Audi A7 Sportback o Mercedes CLS. Pero en cierto modo se acerca a ellos por su línea estilizada y deportiva y por una línea de techo claramente descendente.

Mide 4,97 metros de longitud, 1,86 metros de anchura y 1,44 metros de altura, con una distancia entre ejes de 2,87 m. El peso en orden de marcha es de 1.680 kg.

El coeficiente aerodinámico de su afilada carrocería es de 0,26. Contribuye sin duda al confort acústico en lo que se refiere a aislar el habitáculo del ruido procedente del viento.

Su diseño es inconfundiblemente Lexus, especialmente en el frontal, donde el Lexus ES 300h adopta una parrilla muy diferente cuando se trata de las versiones F-Sport, que también se distinguen por sus llantas de 19 pulgadas –de 17 y de 18 pulgadas en el resto de versiones– inspiradas en las del Lexus LC, el coupé más deportivo de la marca.

La gama de colores para la carrocería incluye 12 posibilidades, incluyendo algunas nuevas en Lexus. Los llamativos tonos azul y blanco son exclusivos de los F-Sport.

El interior del Lexus ES 300h

Varias cosas llaman la atención nada más acceder al interior del Lexus ES 300h. La primera la esperábamos: la calidad característica de la marca japonesa, tanto a la vista como al tacto. Incluso cuando lo examinas al detalle, da la sensación de ser un coche bien hecho.

La segunda es el diseño. De primeras parece más deportivo que lujoso. También es curioso que Lexus no haya sucumbido a la moda de la digitalización total, y tanto el sistema de sonido como la climatización cuentan con botones físicos.

Eso no quita para que el Lexus ES 300h presuma de pantalla multimedia, nada menos que con 12,3 pulgadas en las versiones más equipadas (de 8 pulgadas en el resto), situada en una posición elevada que hace más fácil la consulta, por ejemplo cuando se trata de seguir los mapas del navegador.

Lexus también mantiene un mando central de control entre los asientos delanteros. Se sigue confiando en un panel táctil, que se maneja como un touchpad de un ordenador portátil. Esta es la segunda generación; pero aunque se ha ganado en precisión de manejo, me sigue pareciendo más cómodos y fáciles de utilizar los pulsadores giratorios como el MMI de Audi o el sistema iDrive de BMW.

La instrumentación puede ser digital con algunas posibilidades de personalización, y también se puede equipar opcionalmente un completo sistema de información proyectada en el parabrisas. Entre los aspectos mejorables, los gráficos de los menús del sistema multimedia y la presentación de los mapas del sistema de navegación.

Otro aspecto a destacar es el magnífico confort que ofrecen los asientos, tanto en las versiones normales como los asientos deportivos de los F-Sport. Las plazas traseras destacan por un generoso espacio para las piernas, y no falta altura a pesar de la línea descendente del techo. En proporción al tamaño exterior, la cota menos favorable es la anchura.

Bajo la banqueta de los asientos traseros se aloja la batería, que ha reducido su altura en 12 cm y utiliza un sistema de refrigeración más compacto. A diferencia de la berlina superior de Lexus, el GS, no interfiere en el espacio para el equipaje.

El Lexus ES 300h ofrece un maletero con 454 litros de capacidad, no muy grande para el tamaño del coche, pero sí de formas regulares. Recordemos que el Lexus GS es un coche de tracción trasera, mientras que en el ES son las ruedas delanteras las que trasladan la potencia al asfalto.

En marcha: funcionamiento del sistema híbrido

Para el nuevo Lexus ES 300h se utiliza la cuarta generación del sistema Lexus Hybrid Drive, optimizado para conseguir mayor suavidad de funcionamiento y mayor eficiencia. También se utiliza en el nuevo Toyota Rav4.

El motor de combustión es un nuevo 4 cilindros de 2,5 litros de gasolina que funciona según el ciclo Atkinson. Presume de ser el motor térmico en un vehículo de producción más eficiente del mundo –con un 41% de eficiencia– y ofrece una potencia de 187 CV y 221 Nm de par máximo.

El motor eléctrico es de 120 CV y rinde 202 Nm. En conjunto, se anuncia una potencia total de sistema de 218 CV. Por supuesto, por su condición de coche híbrido, el Lexus ES 300h cuenta con la etiqueta ECO de la DGT.

Ahora, en vez de ir dispuestos uno a continuación del otro, de forma coaxial, los motores se colocan en una disposición multieje que permite ahorrar espacio. También hay cambios en la transmisión encaminados a hacerla más compacta, y se utiliza un nuevo sistema de control híbrido para intentar ofrecer una mayor sincronización entre la velocidad de giro del motor y la del vehículo.

Todo esto tiene su efecto en la conducción. Y se nota, sobre todo, al bajarnos del Lexus RC 300h y subirnos al ES 300h, pues el primero lleva todavía el sistema híbrido de la anterior generación.

Desde el primer momento se nota que el Lexus ES ofrece una respuesta más inmediata al acelerador y un tacto incluso más deportivo que el del coupé. Aun así, no se elimina esa característico funcionamiento de los coches híbridos de Toyota y de Lexus.

Puedes utilizar las levas del volante para simular esas marchas fijas y utilizar el cambio en modo manual, pero el resultado todavía no se aproxima al de los coches que utilizan una caja de cambios con embragues o con convertidor de par y marchas fijas.

Esto hace que incluso al acelerar a fondo la sensación de aceleración –se anuncian 8,9 segundos de 0 a 100 km/h– no sea grande ni siquiera eligiendo el modo Sport, y el ruido del motor funcionando a un régimen de giro elevado sea claramente perceptible en el habitáculo. La velocidad máxima está limitada a 180 km/h.

El sistema híbrido del Lexus ofrece sus mejores virtudes cuando se rueda tranquilo o en ciudad. Resulta muy suave, y el ruido del motor no se deja notar cuando se circula a velocidad constante. No es difícil rozar los 7 l/100 km de consumo si se conduce de forma suave.

La nueva plataforma es la responsable de que el Lexus ES ofrezca al volante sensaciones tan deportivas o más que las del coupé RC. Y sin restar ni un ápice de confort. Intervienen aquí la mayor rigidez, la nueva suspensión trasera multibrazo, o la reubicación del motor de la dirección eléctrica directamente en la cremallera, así como unos amortiguadores con un nuevo sistema de control dinámico.

Funcionan de forma mecánica, con una válvula auxiliar que permite al aceite de los amortiguadores fluir antes de entrar en la válvula principal para controlar mejor los movimientos de la carrocería.

Las versiones F-Sport llevan de serie la suspensión AVS de dureza variable con amortiguadores adaptativos. Para ofrecer mayor precisión y deportividad, también incluye refuerzos específicos en la carrocería, una calibración más rápida de la dirección y una barra estabilizadora delantera de mayor diámetro.

Además, cuenta con los programas Sport S y Sport S+ en el sistema de selección de modos de conducción. El primero modifica el tacto del acelerador y el funcionamiento de la transmisión; el segundo actúa también sobre la suspensión con amortiguación variable.

Equipamiento y precios Lexus ES 300h

Todas las versiones del Lexus ES 300h cuentan de serie con la nueva generación del sistema de seguridad Safety System+ de Lexus. Incluye, entre otros sistemas de asistencia, el frenado automático de emergencia con detección de ciclistas y peatones. También lleva un asistente para mantener el coche en el carril, control de velocidad de crucero activo y luces largas automáticas.

Las versiones más equipadas llevan faros LED. Y opcionalmente se puede equipar el sistema de sonido Mark Levinson Pureplay diseñado especialmente para el Lexus ES 300h, con 17 altavoces y el mayor subwoofer instalado hasta la fecha en un modelo de la marca.

Los precios parten desde los 45.000 euros de la versión de acceso a la gama, hasta los 65.800 euros de la variante más lujosa y equipada.

  • Lexus ES 300h ECO:             45.000 €
  • Lexus ES 300h Business:       49.900 €
  • Lexus ES 300h Executive:      59.000 €
  • Lexus ES 300h F-Sport:         62.000 €
  • Lexus ES 300h Luxury:          65.800 €

Galería de imágenes Lexus LS 300h