La Policía Municipal de Madrid aumenta la dotación de coches electrificados con más de 50 automóviles nuevos

La Policía Municipal de Madrid recluta a filas nuevos coches más ecológicos y adaptados a las exigencias que, desde el consistorio que rige Manuela Carmena, solicita a quienes quieran moverse por la capital, más aún si quieren hacerlo por Madrid Central, también conocida como la “almendra central”.

Sea como fuere, la actualización del parque móvil español, tanto de los diferentes organismos públicos como los automóviles privados, es una prioridad y la adquisición de coches más sostenibles tiene en estas nuevas adquisiciones el ejemplo de que la transición hacia los coches electrificados es imparable.

Mitsubishi Outlander PHEV, el nuevo SUV de la Policía de Madrid

Partiendo de la base de que el Mitsubishi Outlander PHEV es un todocamino que ofrece una autonomía homologada en modo eléctrico de hasta 54 km, la Policía local podrá recorrer las calles de Madrid con el distintivo azul, la etiqueta CERO que, actualmente, abre las puertas de las áreas más restringidas al tráfico general.

Y es que en su prueba, el Mitsubishi Outlander PHEV nos demostró su capacidad polivalente que seguro que aportará el mismo grado de adaptación a las acciones habituales de los agentes que disfruten de este SUV híbrido y enchufable patrullando por el municipio de Madrid.

SUV y compactos híbridos para patrullar por Madrid

Y si los SUV son los coches de moda, los turismos siguen siendo fundamentales para tanto la salud de la industria de la automoción como para los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

Así lo demuestra también el medio centenar de nuevos Toyota Prius + de la Policía Municipal de Madrid.

En un acto de presentación de esta flota de coches híbridos autorrecargables se ha hecho hincapié del esmero que se pone en cuanto a la incorporación de vehículos ecológicos, tanto es así que estos coches de policía lucen el etiquetado ECO debido a que su autonomía en modo eléctrico no alcanza el mínimo establecido por la DGT superior a 40 km.

Sea como fuere, los nuevos Toyota Prius + estarán destinados a tareas de vigilancia y protección de las calles y barrios de la capital por lo que, a pesar de contar con una menor autonomía eléctrica que, por ejemplo, el nuevo Mitsubishi Outlander PHEV de la Policía, mejorarán la calidad del aire tanto en su grado de contaminación por gases como acústica haciendo más confortable para la ciudadanía y los visitantes de Madrid el uso de las vías públicas.