Los nuevos Audi RS Q3 y RS Q3 Sportback presumen del sello RS combinando grandes cualidades tanto para su uso diario como para una conducción emocional.

Hace unos meses estuvimos en la presentación nacional del nuevo Audi Q3 Sportback. Acabamos encantados tanto con su diseño como con su rendimiento. Sin duda la firma de los aros acertó añadiendo esta carrocería a la familia Q3. Ahora, tiempo después, los alemanes han lanzado los modelos más prestacionales de su gama C-SUV. Como ya sabréis, Audi también ha lanzado en carrocería Sportback, su modelo 100% eléctrico, el e-tron.

Carrocería y suspensiones diseñadas para volar

Los todocaminos de Audi registran un peso en orden de marcha de 1.700 y 1.715 kg para el RS Q3 Sportback y el RS Q3 respectivamente. Rígida, segura e insonorizada son algunas de las características de sus carrocerías.

El alma deportiva de estos SUV deportivos mejora respecto a las versiones “normales” del Q3 con la suspensión 10 mm más baja gracias a la suspensión deportiva RS. El eje delantero McPherson y el trasero de 4 brazos dan un equilibrio y estabilidad a paso por curva, sobresaliente. Montan nuevos frenos cerámicos RS, con pinzas en color y discos delanteros cerámicos de 380 mm y traseros de acero de 310 mm. Además, en su interior encontramos el botón RS Mode, para cambiar a la conducción más deportiva en la que además disponemos de dos modos: RS1 y RS2.

Al visualizar esas pinzas de freno en color, también vemos sus llantas que pueden ser de 20 o 21 pulgadas. Sus faros son de LED de serie aunque opcionalmente se pueden equipar los ya conocidos LED Matrix. Y su zaga presenta los típicos escapes ovalados que ya hemos visto en otros modelos RS. Cuenta con doble salida, una a cada lado.

Interior con detalles RS y numerosas ayudas a la conducción

Audi busca combinar esa radicalidad deportiva con unas capacidades urbanas y diarias al alcance de todos. Por eso, los RSQ3 son modelos con una buena habitabilidad interior y un maletero de 530 litros en ambos modelos. En el caso del Sportback, con los asientos abatidos cubica 1.400 litros mientras que en el RSQ3 son 1.525 litros.

Nos referíamos al uso diario principalmente por las ayudas a la conducción. Audi es un referente en tecnología y no podía dejar de lado este apartado en sus dos nuevos modelos. El puesto de conducción está protagonizado por el Audi Virtual Cockpit Plus de 12,3 pulgadas. El sistema de sonido está a los mandos del Bang & Olufsen 3D Premium Sound System. Y las ayudas a las que hacíamos mención son, entre otras: Audi Pre-Sense Basic; Pre-Sense Front; Park System Plus; y Aviso de Mantenimiento y Salida de Carril.

No podía faltar el bloque de 5 cilindros

El motor de estos dos deportivos es el famoso bloque de 5 cilindros 2.5 TFSI. Y decimos famoso porque fue galardonado durante 9 años consecutivos como Motor Internacional del Año desde 2010. Entrega 400 CV de potencia y 480 Nm de par para catapultar en 4,5 segundos a estos coches hasta los 100 km/h. Están limitados electrónicamente a 250 km/h pero opcionalmente  pueden alcanzar los 280 km/h. Su motor va asociado a la transmisión S Tronic de 7 velocidades además de la transmisión Quattro, marca de la casa.

A la venta desde finales de 2019

Los modelos ya están a la venta desde el pasado mes de diciembre aunque todavía no hemos visto las primeras unidades rodar por nuestros barrios. El Audi RS Q3 parte desde 72.750€ mientras que la versión Sportback lo hace desde 74.850€. Como ya sabemos, a estos precios hay que ir añadiéndoles las numerosas opciones de equipamiento que los alemanes ofrecen en sus modelos.