El Volkswagen Golf VIII se ha hecho de esperar pero, finalmente, ya ha fijado en el calendario el día de su estreno mundial

Llevamos meses, por no decir, años con la noticia recurrente sobre la presentación de la próxima generación del Volkswagen Golf, la octava camada de un coche que es uno de los iconos de la automoción.

El referente histórico dentro de los automóviles compactos necesita mantenerse en el candelero y, para ello, la aparición de la nueva generación del Volkswagen Golf debía haber sido presentada a principios de este año.

Los rumores hablaron entonces de un problema en el diseño del software de las unidades de prueba de un vehículo al que se le presupone cargado con la última tecnología disponible y que, algunos problemas en este aspecto provocaron un retraso significativo en su entrada a producción.

Sea como fuere, ya es oficial y el Volkswagen Golf VIII ya tiene lugar y fecha de presentación.

Wolfsburg

Tan solo una palabra dice mucho ya que, como bien saben los seguidores de este coche, las ediciones más especiales no solo del Golf sino de otros modelos como el Jetta, Passat, Tiguan o Touareg han lucido el nombre de su ciudad de Wolfsburgo y que usa y muestra con orgullo el emblema de la localidad alemana.

Será allí, el próximo jueves 24 de octubre, es decir, en exactamente dos semanas, donde conoceremos a la nueva generación del Volkswagen Golf en su presentación mundial.

En 14 días veremos el estreno y la puesta en escena bajo los focos del esperado Volkswagen Golf VIII que llegará a los concesionarios a finales de este año, en concreto en diciembre.

Qué sabemos del nuevo Volkswagen Golf

De entrada la firma nos asegura que este coche nuevo contará con unos motores y configuraciones mecánicas que marcarán un nuevo referente en cuanto a eficiencia en el consumo de fuentes energéticas.

Además se ha trabajado para potenciar su agilidad y dinamismo por lo que cuenta con una tecnología en cuanto a las suspensiones diferenciadora.

Pero, tanto en su imagen como en su ADN será un miembro de la saga del Volkswagen Golf, que ya se encuentra en su cuarta década de existencia, de pleno derecho y que contará con una carrocería familiar, a pesar de que, en principio, no sería así.

No por ello renunciará, sino, todo lo contrario, apostará por dar un salto en cuanto a la tecnología y la conectividad de nuevo cuño se refiere.

En su habitáculo, el diseño, la configuración, los materiales aparecerán bajo una novedosa configuración pero que evoque y sepa mantener el equilibrio entre la evolución hacia la máxima digitalización de sus elementos tecnológicas sin renunciar un ápice a su tradición, unos rasgos que le han permitido ganarse por méritos propios su condición de automóvil compacto de referencia.