Hemos analizado detenidamente todos los acabados de la gama del nuevo Volkswagen Golf, un compacto que promete un gran equipamiento desde las versiones más básicas

Hace unos días conocimos una de las novedades más esperadas del año: la octava generación del Volkswagen Golf. El nuevo modelo ha querido respetar la practicidad y la consolidada ingeniería que ha llevado a la cumbre a las anteriores generaciones pero con una imagen más sobria y moderna.

El Volkswagen Golf MK8 tenía que tener una imagen mucho más tecnológica, por lo que los de Wolfsburgo debían diferenciarlo de los demás en todos los aspectos posibles, por lo que podemos decir que el nuevo Volkswagen Golf es más moderno y más inteligente. Bien es cierto que el diseño exterior, pese a mostrar cambios, es bastante continuista, por lo que viéndolo de perfil parece que estamos ante un MK7.

¿Cómo se divide la gama en el nuevo Volkswagen Golf?

Para hacerlo diferente, Volkswagen ha hecho algunos cambios que comienzan por las denominaciones de sus niveles de equipamiento. Los ya extintos Trendline, Comfortline y Highline han dejado paso a los nuevos Golf, Life y Style. Sí que se mantiene el acabado más deportivo de la gama, cuyo nombre sigue siendo R-Line. Vamos a presentarlos más en profundidad para conocer más de su gama:

Golf

La variante más básica y de acceso a la gama del nuevo Volkswagen Golf se llama Golf. Sí, podrás decir que tienes un Volkswagen Golf Golf sin que piensen que eres tartamudo. Pese a que se trata de la opción más económica, el compacto alemán cuenta con un generoso equipamiento de serie.

Por lo tanto, ya cuenta con elementos como los faros Full Led con luz diurna en las ópticas delanteras y traseras. Una vez que abrimos la puerta del habitáculo, encontramos un volante multifunción, encendido sin llave o climatizador automático. Además, no pueden faltar los monitores, por lo que tenemos un cockpit digital con una pantalla táctil de 10,5 pulgadas y una pantalla central de 8,25.

En cuanto a los ayudas a la conducción, tenemos sistemas como el asistente de mantenimiento en carril, servicios en línea WeConnect, asistente de frenado de emergencia o sistema predictivo de detección de peatones.

Puede que todos estos sistemas ya estén disponibles en sus rivales más cercanos. Sin embargo, el nuevo Volkwagen Golf ha dado un paso más allá instalándolos desde el modelo más básico.

Life

El segundo de los niveles de equipamiento añade elementos como las llantas de aleación de 16 pulgadas o el sistema de iluminación exterior cuando abrimos el coche. Además, su interior también gana algunos gadgets para diferenciarse de la variante más “básica”.

Por lo tanto, encontramos un equipamiento de serie que incluye sistema de carga inalámbrico para Smartphone, iluminación ambiental en diez tonalidades diferentes o un reposabrazos entre los asientos.

Además de los asistentes que incluye la versión Golf, en el Volkswagen Golf Life podremos encontrar ayuda al estacionamiento ParkPilot y el asistente de iluminación automático.

Style

Este se trata de uno de los acabados más altos de la gama del Volkswagen Golf. Por lo tanto, las llantas aumentan ahora a las 17 pulgadas, además de cubrirse las molduras de las ventanas y las salidas de escape en acabado cromado. Además, los faros Full Led cuentan con función de giro y las ópticas traseras incorporan los intermitentes dinámicos.

Además, incorpora asientos deportivos ajustables eléctricamente, espejos retrovisores con función de memoria, 32 tonalidades disponibles en la iluminación ambiental y climatizador automático de 3 zonas.

R-Line

El acabado R-Line es el más cañero de la gama del nuevo Volkswagen Golf, por lo que añade diferentes elementos deportivos para diferenciarlo del resto de sus hermanos. Para empezar, se incluyen unas nuevas llantas específicas de 17 pulgadas y unos nuevos paragolpes de diseño más agresivo. Además, añade un difusor trasero y unas molduras de color negro.

El habitáculo del nuevo Volkswagen Golf R-Line cuenta con unos nuevos asientos deportivos con el emblema del acabado con costuras en contraste, techo negro, pedales de aluminio, una dirección de tacto más deportivo y un selector de modos de conducción.

También habrá un Volkswagen Golf GTE

La versión híbrida enchufable del nuevo Volkswagen Golf tendrá una variante con motor térmico de 204 caballos y la más potente de 245, siendo esta última mecánica el corazón del nuevo Volkswagen Golf GTE.

El GTE estará claramente orientado a la deportividad, por lo que cuenta con elementos estéticos diferenciados como los nuevos paragolpes aún más deportivos, nuevas llantas en 17 pulgadas, pinzas de freno en rojo y el clásico emblema de GTE en la calandra delantera. Podremos encontrar también asientos deportivos, un botón para la conducción eHybrid y una iluminación ambiental que llega en este caso a los 30 colores disponibles.

Además, Volkswagen ya reconoció que la nueva generación de su mítico compacto iba a tener hasta cinco variantes electrificadas y una de gas.