Probamos la nueva gama Suzuki Vitara que, entre otros muchos cambios, tiene como principal protagonista al motor 1.0 Boosterjet de gasolina con 111 CV, sobre todo tras dejar de ofrecerse versiones diésel.

Hasta 20 competidores menciona Suzuki cuando habla de los rivales del Suzuki Vitara. Un modelo que se ha actualizado con cambios estéticos, mejoras en equipamiento y motores, pero que sigue aportando un plus de diferenciación que es muy difícil de encontrar entre los SUB del segmento B: coches realmente aptos para circular fuera del asfalto cuando la cosa se pone difícil.

Y es que, la veintena de modelos que componen ya la oferta de SUV compactos, se queda en apenas la mitad si buscamos los que ofrecen tracción total 4×4. Pero de nuevo aquí el Suzuki Vitara se desmarca: salvo en el caso del Dacia Duster, en el resto las versiones con tracción total se asocian a variantes potentes de enfoque más deportivo que offroad, o sólo están disponibles con los acabados superiores.

Resumiendo: si quieres un SUV en esta categoría con el que salir del asfalto “de verdad” más allá de pistas y caminos en buen estado, pero que cumpla por confort y versatilidad como cualquier otro para uso diario y sin invertir un presupuesto elevado, tus opciones se reducen a dos, el Dacia Duster, y este renovado Suzuki Vitara. Si el presupuesto no es un problema, no te olvides del Jeep Renegade.

Y ya que hablamos de la tracción total All Grip, decir que en el Vitara funciona de maravilla. Tiene tres modos de conducción, auto, sport y snow, más la posibilidad de bloquear el reparto entre ambos ejes para situaciones complicadas mediante la función LOCK, que se desconecta automáticamente al superar los 60 km/h. Con la altura libre al suelo disponible y la ayuda adicional del control de descensos –que funciona incluso en punto muerto, algo poco frecuente­–, el Suzuki Vitara 4×4 está muy bien preparado para los más aventureros. La tracción total tiene un precio de 2.100 euros respecto a las versiones 4×2 en el caso del Vitara con motor 1.0T (se asocia al acabado GLE), y de 1.800 en el caso del 1.4 Turbo (en este caso con acabado GLX).

Lo que cambia el Suzuki Vitara por fuera y por dentro

En su día ya adelantamos los cambios principales del nuevo Suzuki Vitara, que repasamos brevemente. Se modifican la parrilla delantera y los paragolpes, incluyendo más cromados. También entran los faros delanteros con tecnología LED y nuevos diseños de llantas de aleación. Y se mantienen todas las opciones de personalización que ya estaban disponibles, incluyendo la posibilidad de combinar distintos colores para la carrocería y el techo, así como los packs de decoración exterior Rugged y Urban.

Suzuki Vitara

En el habitáculo, el salpicadero cuenta con materiales más suaves al tacto, y los asientos reciben una tapicería de nuevo diseño. Una nueva pantalla LCD a color de 4,2 pulgadas situada en el centro de la instrumentación proporciona al conductor información sobre el consumo medio e instantáneo, gráficos que ayudan a mejorar la eficiencia o el modo seleccionado en la tracción All Grip. Para las versiones GLX la pantalla táctil de 7 pulgadas con navegador es de serie, e incluye compatibilidad con Apple CarPlay, Android Auto y MirrorLink.

Suzuki Vitara

Suzuki Vitara

La llegada de nuevos sistemas de seguridad que no estaban disponibles hasta ahora es otra de las aportaciones interesantes en la nueva gama Suzuki Vitara. Entre ellos, destacan la alerta y asistente de cambio de carril, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, detección de presencia en el ángulo muerto y sistema de alerta de tráfico posterior. Además, el Vitara puede contar con sistema de control predictivo de la frenada capaz de reconocer peatones, y control de velocidad de crucero adaptativo.

Al volante del Suzuki Vitara 1.0: ¿es suficiente con tres cilindros?

Suzuki abandona definitivamente los motores diésel en la nueva gama Vitara, y la oferta mecánica queda reducida a los motores Booster Jet de gasolina, el 1.0T de 3 cilindros y 111 CV, y el 1.4 de 4 cilindros con 140 CV. Con el 1.0T, el Vitara anuncia una velocidad punta de 180 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos, y un consumo medio homologado de 5,3 l/100 km. Las cifras para el 1.4T son, respectivamente, 200 km/h, 9,5 segundos y 5,8 l/100 km.

Suzuki Vitara

Sobre el más potente, poco podemos añadir respecto a lo comentado en la prueba del Suzuki Vitara 1.4 T que realizamos antes de la actualización de este modelo. Un motor de lo mejorcito del mercado en su categoría de cilindrada y potencia, que mueve al Vitara con tal soltura y refinamiento, y que sirve lo mismo para practicar una conducción relajada que para divertirse en una carretera de curvas. Recordemos que es el mismo motor que probamos en el Suzuki Swift Sport. Suena de maravilla, puede gastar poco para lo que corre, y también se ofrece con cambio automático en opción.

Suzuki Vitara

Pero la novedad más interesante de la gama es el nuevo motor 1.0 de tres cilindros con 111 CV. Y rápidamente empiezan las dudas. ¿Será suficiente motor para el Vitara? ¿Puede ser una alternativa por consumo al diésel que desaparece de la gama? ¿Cómo queda este motor respecto al 1.4 más potente?

Un recorrido por autopista y carretera, más una corta pero difícil ruta off-road, nos sirvió para poner a prueba al Vitara 1.0. Y el resultado es convincente, aunque la diferencia en prestaciones con el 1.4 sea apabullante. En la única versión de acabado en la que puedes optar por los dos motores, el GLE, el Vitara 1.4T cuesta apenas 1.200 euros más que el 1.0. Y te llevas no sólo un motor más potente que responde mejor en cualquier situación, también una caja de cambios de 6 marchas en vez de 5; en utilización real, la diferencia de consumo no debería ser determinante como para no quedarte con el motor más potente, que además será la opción obligada si quieres el acabado superior GLX, o la versión especial Toro.

Suzuki Vitara

Sin embargo, si quieres acceder a un Suzuki Vitara con el presupuesto lo más ajustado posible –sobre todo si es con tracción 4×4–, te preocupa mucho el consumo o vas a conducir principalmente por ciudad y la periferia, el nuevo 1.0T funciona a las mil maravillas. Tendrás que trabajar más con el embrague y el cambio, sobre todo en algunas situaciones como en ciudad o circulando por campo cuando el coche se detiene casi por completo y quieres reiniciar la marcha sin detenerte para poner la primera velocidad. Pero el motor es suave, permite mantener bien velocidades de crucero en viajes largos y se conforma con un consumo real en torno a los 7,5 l/100 km.

Suzuki Vitara

Otra ventaja del pequeño tres cilindros es que también puede combinarse con la tracción total y con el cambio automático. En este caso, si buscas un Vitara 4×4, el 1.0 tiene la ventaja añadida de que se ofrece con acabado GLE, mientras que en el 1.4T la tracción 4×4 se asocia al acabado GLX, lo que hace que el diferencial de precio se sitúe por encima de los 3.000 euros.

Gama, equipamiento y precios del nuevo Suzuki Vitara

Diez son las versiones que ofrece Suzuki en el nuevo Vitara, combinando los dos motores, el cambio manual o automático, la tracción 4×4 o los acabados GL, GLE y GLX, más la edición especial Toro. El motor más potente no se ofrece con el acabado básico, ni el menos potente con los dos acabados superiores.

Suzuki Vitara

Las versiones GLE añaden al acabado básico GL las llantas de aleación ya de 17 pulgadas, climatizador, limitador y control de velocidad de crucero, elevalunas eléctricos traseros, asientos calefactables, faros antiniebla, pantalla táctil de 7” y detalles cromados en la carrocería. Los GLX suman llantas pulidas, luces cortas LED, sensor de lluvia y luces, navegador, control de crucero adaptativo, arranque sin llave y sensores de aparcamiento.

Suzuki Vitara

Con el descuento comercial en vigor aplicado de 1.300 euros para todas las versiones, estos son los precios de toda la gama Suzuki Vitara.

Vitara 1.0 GL:                         17.240 euros
Vitara 1.0 GLE:                       19.140 euros
Vitara 1.0 GLE Auto:               20.640 euros
Vitara 1.0 GLE 4WD:               21.240 euros
Vitara 1.0 GLE 4WD Auto:      22.740 euros
Vitara 1.4 GLE:                       20.340 euros
Vitara 1.4 GLX:                       22.590 euros
Vitara 1.4 Toro:                      23.605 euros
Vitara 1.4 GLX 4WD:               24.390 euros
Vitara 1.4 GLX 4WD Auto:      26.490 euros

Dejando a un lado la versión  de acceso, si nos centramos en el Vitara 1.0 GLE, que sería el mínimo que recomendamos, por un precio similar –alrededor de los 19.000 euros– las alternativas serían el Kia Stonic 1.0 T-Gdi Drive, el Hyundai Kona Klass con el mismo motor, el Seat Arona 1.0 TSI Style, el Peugeot 2008 1.2 Style, el Opel Crossland 1.2 Design Line, el Mitsubishi ASX 160 Motion y el Jeep Renegade 1.0 Limited.

Galería de imágenes Suzuki Vitara