La gama SUV de Subaru queda completa tras la incorporación del nuevo Subaru Outback

Con la llegada del Subaru Outback de 2019, la marca de la constelación de Pléyades completa su oferta en cuanto a vehículos todocamino. Coches con capacidades off-road y, a la vez, útiles para la vida urbana.

La gama SUV de Subaru está compuesta por un crossover, el Subaru VX y dos todocaminos con configuración de carrocería estética diferenciada, uno con un enfoque más próximo al concepto clásico de todoterreno, el Subaru Forester y, otro, más próximo a carrocerías ‘estate’, el Subaru Outback pero todos ellos apoyados en la tracción integral permanente, marca de la casa, Symmetrical All Wheel Drive y con propulsores de diferentes cilindradas, pero todos, fieles al esquema de cilindros enfrentados del motor bóxer.

El nuevo Subaru Outback

El último en recibir una actualización es el Subaru Outback de 2019, un modelo que llega con cambios estéticos y tecnológicos.

Como vehículo que invita a disfrutar de su tracción integral fuera del asfalto, ahora luce en todos sus acabados unos pasos de rueda con molduras que, no solo protegen la carrocería sino que le aportan una estética más auténtica.

En cuando al sistema de info-entretenimiento, ha sido actualizado y ofrece conectividad WI-FI para la navegación GPS y actualización del software. Además, presenta nuevas funciones además de una interfaz más sencilla y vistosa.

Este coche cuenta con tres niveles de acabados que condicionan el precio del Subaru Outback, según los packs elegidos como Sport (desde 29.900 euros), Executive Plus (desde 33.650 €), Executive Plus S (desde 36.100 €) y la versión especial Black Edition (desde 36.600 euros).

El motor del nuevo Subaru Outback

El motor que mueve al nuevo Subaru Outback es el bloque de 2.5 litros, cuatro cilindros, atmosférico de gasolina de 175 CV de potencia, asociado a una caja de cambios automática de tipo CVT. El consumo del Subaru Outback, en ciclo NEDC correlado, es de 8,5 litros a los 100 km y unas tasas de emisiones de CO2 de 166 gramos por km recorrido.

Al igual que se ofrece en los otros SUV de Subaru, cabe la posibilidad de adquirir un coche con doble suministro de carburante con el GLP como combustible adicional.

La gama ECO bi-fuel de Subaru

Como ocurre con el resto de la gama SUV de Subaru, la adopción de un depósito y de un combustible adicional permite a estos coches alcanzar una autonomía de más de 1.000 gracias a la combinación de ambos hidrocarburos.

Cabe destacar que en la combustión del GLP se reduce hasta un 15% las emisiones de CO2 respecto de la gasolina y hasta un 68% los temidos NOx. La alternancia entre la gasolina o el GLP mientras su motor está encendido es indistinto y, prácticamente, imperceptible en la conducción y para los ocupantes del vehículo.

Gracias al uso del GLP, la gama ECO bi-fuel de Subaru luce la etiqueta ECO de la DGT con todos los beneficios que esto le reporta. El incremento de las versiones de Subaru con GLP supone 1.750 euros sobre el precio de la versión de gasolina que acoja estos sistemas adicionales y cuenta con la misma garantía de fábrica que los modelos que carecen de este kit, que son 3 años o 100.000 km.

El Subaru Outback bi-fuel utiliza el mismo motor mencionado, el de 2.498 cc, pero incluye un depósito adicional para el GLP. Por su parte, Subaru Forester bi-fuel utiliza el motor 2.0 gasolina y el Subaru XV de GLP cuenta con el bloque 1.6 litros, también de gasolina.