La nueva del Skoda Rapid, la berlina compacta de la marca checa, hace su aparición en forma de boceto

Sabemos que a Skoda le gusta avanzar sus novedades en forma de pinceladas y con el Skoda Rapid de 2020 no se hará una excepción.

Bien sea mediante la publicación de imágenes a modo de puzzle en el que cada una de las piezas acaba encajando con el resto, o cómo esbozo en forma de boceto, los coches de la marca checa que verán la luz de manera inminente son anticipados, de manera más o menos final, según la comparación entre lo anticipado y lo definitivo.

Por eso, ante la publicación de dos dibujos por parte de la delegación rusa de Skoda donde se muestra, a grandes trazos cómo será el nuevo Skoda Rapid, no podemos sino entender que estamos ante las imágenes que avancem casi de manera definitiva, al 95 por ciento, de la nueva propuesta de Skoda entre las berlinas compactas.

Skoda apuesta por una línea de diseño de marca

Y es que el porcentaje restante hasta el 100 por 100 corresponden a detalles que, difícilmente acaban en modelos de producción dirigidos hacia un público que busca un coche asequible con unos estándares de calidad aceptables y una tecnología de última generación pero dentro de un coste contenido.

Sea como fuere, es innegable que el nuevo Skoda Rapid bebe de las mismas fuentes de diseño del Skoda Scala y del Skoda Octavia reciente presentad que, a su vez, toma fuerte de inspiración en el Skoda Superb.
Tanto es así, que tomando los bocetos del frontal del compacto y de la berlina compacta, las diferencias son mínimas.

De otra parte, respecto de la berlina de mayor tamaño respecto de la pequeña, las diferencias son ligeramente mayores y residen en el paragolpes pero, a grandes rasgos, podemos afirmar que, viendo el aspecto final del Skoda Octavia, el Skoda Rapid heredará, en esencia, la imagen de la zaga de la familia de berlinas de Skoda.

Sea como fuere, es cierto que el aspecto definitivo del Skoda Rapid gana en elegancia y pasa de ser una berlina modesta a un sedán de dimensiones contenidas con una buena planta y un porte de mayor calado que el que suceda.

No sabemos cómo será el interior pero apostamos a que contará con el salto de calidad dado por la marca en sus modelos de nuevo cuño como así se disfruta a bordo Skoda Scala.

Unas sensaciones que se transmiten una vez uno se adentra en el interior de uno de los Skoda de última fabricación y que, a pesar de no contar con materiales de alta calidad, el aspecto final luce mejor que generaciones pasadas.

El nuevo Skoda Rapid se presentará oficialmente en pocas semanas, no tenemos confirmación que sea antes de que finalice el año pero, a la vista de las imágenes publicadas, es posible que este coche de 2020 se muestre tal y como llegue a los concesionarios antes de que finalice el presente año 2019.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Hatchback5550
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
3,6 - 4,990 - 12594 - 114

Ver todas las versiones del Skoda Rapid (18.300€ - 24.500€)